Caso de éxito: “Flexible” en el procesamiento de película flexible

P&O Packaging, An Inteplast Group Company— Dalton, Ga Originally titled 'Colocando el término “Flexible” en el procesamiento de película flexible'

Un procesador de película soplada no es ajeno a cambiar cuando se trata de encontrar nuevos mercados con nuevos productos. Su más reciente giro son las películas de barrera.


Temas relacionados:

Proveedores relacionados

P&O Packaging está muy familiarizado con la capitalización de nuevas oportunidades de negocio. El procesador de soplado de película de Dalton, Ga., parte del grupo industrial Inteplast, comenzó en 1978 haciendo grandes rollos para empacar alfombras de pared a pared. En un vecindario reconocido como la "capital de la fabricación de alfombras del mundo", fue un muy buen negocio en su momento.

Pero los tiempos cambian, y P&O cambia con ellos. Su mercado principal comenzó a cambiar, empezando la recesión de 2008. La burbuja inmobiliaria se derrumbó, y como resultado la fabricación de alfombras comenzó a tambalearse. Pero en lugar de sacudir sus manos, P&O inició un reajuste completo de su cartera de productos. Con los años se expandió a otros nichos del mercado de película industrial y se adentró en especialidades como películas para alimentos y empaques. Luego, el año pasado, aumentó su capacidad para producir películas de barrera de alta complejidad. 

"En 2009, adoptamos una estrategia para ofrecer un valor superior a los clientes al ofrecer películas de empaque y soluciones que cumplen o exceden las expectativas de capacidad de respuesta, innovación, calidad y fiabilidad", recuerda Dale Brockman, presidente de P&O. "Debido a nuestra estrategia, terminamos en un “ir a la gente” para determinados productos personalizados. A su vez, ello aumentó nuestras capacidades y conocimientos".

Como un ejemplo de esta metamorfosis, P&O introdujo una película de sellado de alta resistencia a la tracción que reduce el espesor de película en un 33%, lo que resulta en un alto grado de reducción en la fuente, mientras que mantiene la fuerza y los atributos clave de las películas más pesadas. "Como resultado de este éxito, varios de nuestros clientes de película de sellado de alimentos pidieron que ampliemos nuestro portafolio de productos", dice Brockman. "Ellos querían que aumentáramos la capacidad de entregar películas de barrera más sofisticadas. Este ímpetu  fue el impulso de una nueva era en P&O para movernos en el complejo negocio de las películas de barrera".

P&O tiene 70 empleados en su planta de 60.000 pies ² en Dalton y desde 2012 ha sido parte de Inteplast Group, un fabricante de plásticos integrados con sede en Livingston, que produce una amplia gama de películas a través de su división AmTopp y otras divisiones. El negocio de P&O ha crecido significativamente desde su adquisición, impulsado por el portafolio de Inteplast, una empresa de gran producción, músculo técnico, experiencia en la fabricación, y  compromiso con la gestión de calidad total. 

La nueva línea de películas de barrera de nueve capas fue adquirida por P&O de Brampton Engineering, en Brampton, Ontario. Brockman dice que la línea fue comprada en menos de 24 horas y estaba haciendo una película comercial después de generar menos de 2.000 libras de desperdicio al iniciar. La línea abrió el camino para P&O para hacer nuevas incursiones en mercados que requieren barreras a alta humedad, el oxígeno, la luz y los productos químicos, dice Brockman. "La línea tiene una gran flexibilidad y ofrece un excelente control del proceso", añade. "Va a permitir que P&O pueda ser muy competitivo en el suministro de películas moldeables y tapas para una amplia variedad de aplicaciones de formado/llenado/sellado horizontales, así como aplicaciones de formado/llenado/sellado verticales para el empaque de alimentos y la protección a la humedad y los químicos para clientes industriales .

"P&O también será capaz de expandirse en nichos adicionales de los mercados de películas especiales y ampliar nuestra oferta de productos a los clientes existentes", señala Brockman. "Creemos que la demanda estadounidense de películas especiales aumentará de acuerdo con los estudios de mercado que proyectan crecimientos de 5,2% al año hasta $8 billones en 2017."

Brockman añade: "Estamos muy contentos de participar en el crecimiento de las películas de nylon para carnes, queso, alimentos secos, aplicaciones industriales y aplicaciones médicas, y de traer a estos mercados nuestra capacidad para producir películas coextruidas más delgadas pero de más alto desempeño para reducir aún más los costos de empaque".

Contenido relacionado

Bandera crece en el mercado internacional con sus líneas de film soplado

La empresa italiana Bandera ha cerrado la venta de una línea de film soplado de alta calidad SmartFlex 22 Plus para la producción de film agrícola en Egipto.