Espumados de poliolefinas y polvo de fibra de agave, hechos en México

Caso de éxito en el desarrollo de plásticos espumados sustentables, a base de poliolefinas y fibras naturales, para el sector automotriz.


Temas relacionados:

La empresa Plásticos e Inyectores de Saltillo S. A. de C. V. (PEISSA) y el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) han desarrollado plásticos microcelulares (plásticos espumados) que contienen compuestos orgánicos provenientes de la industria del tequila. Estas nuevas espumas sustentables están basadas principalmente en poliolefinas y polvo de fibra de agave. Éste último promueve una distribución de tamaño de celda homogénea y más pequeña; lo cual permite controlar propiedades del material espumado tales como, densidad, resistencia a la compresión, absorción de impacto, aislamiento acústico y térmico, entre otras.  Este desarrollo de plásticos espumados, una tecnología 100% mexicana, presenta la facilidad de incorporar pigmentos durante la formulación para obtener materiales de colores sin afectar las propiedades del material. 

Dentro de las aplicaciones que puede darse a estos plásticos espumados, también denominados polímeros microcelulares, se pueden mencionar a las industrias de construcción, empaque, marítima, aeronáutica y automotriz, entre otras. Gracias a que estos materiales presentan densidades de entre 60 a 120 kg/m3, son viables para ser utilizados en la fabricación de piezas ligeras en componentes automotrices como el que se presenta en la Figura 2.

Las principales ventajas, tanto de proceso como del material mismo, para la obtención de estos plásticos espumados sustentables son las siguientes: El proceso de elaboración de las formulaciones y espumas es escalable a nivel industrial; es reproducible, reduce el costo de fabricación, disminuye el uso de polímero sintético y además se pueden utilizar otro tipo de materiales orgánicos y/o materiales reciclables que representan un problema para otras industrias, sin detrimento en las propiedades finales de los plásticos espumados. El procedimiento actual que se utiliza para la fabricación de estas espumas se realiza por lotes y utilizando agentes espumantes químicos. Sin embargo, para hacer el proceso más rentable y con menor impacto ambiental se están haciendo las pruebas preliminares a nivel laboratorio para fabricar las espumas en continuo y utilizando agentes espumantes físicos.

Actualmente la empresa PEISSA obtuvo el registro de la marca del plástico espumado con el nombre de LevaFoam® y además se cuenta con el registro de una patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), lo cual se proyectará posteriormente a una patente internacional. El desarrollo de esta tecnología permitirá a la empresa PEISSA posicionarse como un proveedor líder a nivel nacional y competitivo, ya que actualmente los plásticos espumados utilizados en diversas aplicaciones en nuestro país son importados de Asia y por lo tanto los precios de estos son altos.

Cabe destacar que el éxito del presente desarrollo es resultado de la vinculación de PEISSA con el CIQA, con apoyo del programa de estímulos a la innovación (PEI) del CONACYT. Se espera que en un corto plazo el desarrollo de esta tecnología impacte en el ámbito económico, social y ambiental de nuestro país.

 

Contenido relacionado

Tipos de contaminación durante el reciclado de plásticos

Son diversos los factores contaminantes que influyen en el procesamiento de materiales reciclados y en la calidad final de los productos fabricados. Aquí, una mirada general a estos aspectos.