Novus Pack apuesta por la tecnología de alta gama en inyección-soplado

Con apenas nueve meses de creación, Novus Pack marca tendencia al fabricar productos de consumo mediante los rigurosos métodos de la industria farmacéutica. La empresa debutó con una botella deportiva en polipropileno que exhibe alta transparencia, resistencia e incluso puede ser esterilizada en autoclave.


Temas relacionados:

Proveedores relacionados

En uno de los parques industriales más modernos de Toluca, hace nueve meses inició operaciones Novus Pack, una compañía que le apuesta a la fabricación de artículos diferenciados. Su primer producto en el mercado es una botella deportiva fabricada en polipropileno, la cual fue lanzada en junio pasado en importantes tiendas dentro de México con motivo de los Juegos Olímpicos Río 2016. Estas botellas, que se destacan por una alta transparencia y resistencia térmica, serán exhibidas en la feria K 2016 en el stand de Aoki, importante firma japonesa con la que Novus Pack desarrolló una celda de inyección-estirado-soplado única en México, y como pocas en el mundo.

Bajo la premisa de que las condiciones económicas y los hábitos de consumo en México favorecen la compra de productos durables y de alta calidad, tres experimentados empresarios decidieron asociarse para ofrecer artículos plásticos de valor agregado, en calidad y diseño. Así, unieron sus destrezas y crearon Novus Pack. Raymundo González Colado es el director, y aporta su conocimiento en desarrollo de productos y manufactura. Pedro Arnauda preside el consejo de administración y provee su visión de negocio dentro de la industria del plástico, mientras que Pablo Martínez Zúñiga, además de miembro del consejo, completa la parte de análisis y visión financiera de la compañía.

“Analizando el segmento de bienes de consumo, percibimos una carencia en productos de calidad. Pese a que en México existe gran variedad de opciones, estas se encuentran distribuidas en productos económicos de baja funcionalidad y poca durabilidad o en productos con diseño y decorados de calidad, pero importados y con precios elevados. Así, encontramos un espacio intermedio, donde un producto de calidad, y producido localmente, tiene ventajas tanto para clientes (canales de distribución) como para consumidores y usuarios”, comentó Raymundo González Colado.

“La empresa le está apostando a la tecnología como la forma de competir con la informalidad. Sólo así podemos producir más rápido y tener procesos más efectivos, con calidad”, aseguró Pedro Arnauda. La compañía ofrece dos procesos principalemente: extrusión-soplo, que es más commodity, e inyección-estirado-soplado (ISBM, sigla en inglés). En este segundo proceso, Novus Pack hace gran despliegue de sus capacidades de diseño y fabricación.

 

ALTA CLARIDAD Y RESISTENCIA EN PP

En la búsqueda por crear un producto diferenciado, encontraron que el polipropileno les ofrecía una combinación acertada de propiedades funcionales inherentes de alta resistencia mecánica y a la temperatura. Sin embargo, un aspecto retador era su opacidad con respecto al PET y a otros plásticos de ingeniería. Así, Novus Pack tomó este desafío como una oportunidad para explorar el uso de nuevas tecnologías que les permitieran disminuir esta desventaja visual en su primer producto desarrollado, una botella deportiva.

“Al ver una pared de PET al microscopio, esta es plana y lisa. Al estirarla con un proceso de inyección-estirado-soplado, esta se adelgaza de manera uniforme con prácticamente ninguna variación en el espesor o en su topografía superficial. Sin embargo, el caso del polipropileno es diferente. Al verla de igual manera se perciben valles y crestas en la superficie, y por lo tanto al estirarlo en un proceso ISBM, esto hace que existan zonas más delgadas que normalmente requieren de más material para compensar”, aseguró Raymundo González.

Así, los socios optaron por el proceso de inyección-estirado-soplado, pero con variaciones importantes para obtener una distribución uniforme del material y, por consiguiente, la claridad y resistencia esperadas.

El resultado es un producto que exhibe gran claridad y resistencia, con el uso de un polipropileno de línea, sin tener que recurrir a alternativas ultraclarificadas o al uso de aditivos. “Con un polipropileno de línea estamos logrando claridades interesantes en una botella que pesa 80 gramos. Nuestro control de espesor de pared permite usar 15% menos material, sin comprometer la resistencia del producto. Esta botella es superior porque pesa menos, usa menos material, tiene mayor resistencia y alta transparencia”, comentó Pedro Arnauda.

En conjunto con Aoki, Novus Pack incorporó los cambios requeridos en las tres principales áreas del proceso: inyección y sistemas de homogenización, proceso de soplado, y mecanismo de salida del producto.

En la fase de inyección, sustituyeron el husillo convencional por un sistema de mayor homogenización y plastificación, que además de tener un mayor diámetro incrementa la calidad y capacidad de proceso sin afectar el esfuerzo requerido por el sistema de inyección. En cuanto a la dosificación de los pigmentos, incorporaron un mecanismo automático que optimiza el consumo y provee eficiencias en su integración con la resina. Así mismo, en la dosificación de la resina, el uso de un sistema automático y la implementación de filtros de finos garantiza una integración óptima de los componentes.

Otra modificación fundamental para obtener la claridad de la botella se da en el proceso de soplado, que para esta aplicación se realiza en dos etapas. Primero, un proceso de pre-soplado/estirado de la preforma y moldes en caliente permite obtener un mayor control en el enfriamiento, además de maximizar las propiedades mecánicas del polipropileno, previo al soplado/estirado tradicional.

De acuerdo con Raymundo González, este proceso adicional permite un control de pared con 70% menor variabilidad con respecto al proceso tradicional. “Esta modificación da como resultado una mayor transparencia por el efecto visual, además de permitir una eficiencia aproximada de 15% menos material al obtener una pared controlada sin comprometer la resistencia del producto”, asegura.

Según Omar Lora, gerente de ventas de Aoki para México, la fase de pre-soplado cambia la memoria térmica del material, con el propósito de que tenga mayor resistencia al calor. “Al equipo desarrollado particularmente para Novus Pack le han sido agregados accesorios para mejorar la seguridad y para mantener al máximo la inocuidad del producto terminado”, agregó Lora.

Posterior a este paso, se da el soplado propiamente, en el que se logra una mayor definición de la forma de la pieza.

En cuanto al mecanismo de salida del producto, la celda de producción cuenta con un robot que recibe las piezas para mantener la calidad lograda en los procesos anteriores y mantener la inocuidad además de evitar el daño al estar el PP aún con temperatura. Incluso el robot maneja las piezas con una charola, en lugar de ventosas, para evitar las marcas en la superficie de las botellas.

 

VALOR AGREGADO EN PRODUCTOS DE CONSUMO

La celda de producción lograda por Novus Pack incorpora mecanismos usados en diversas industrias de valor agregado para robustecer el proceso y llegar al resultado actual en tecnología y en la calidad de los productos.

La ingeniería detrás de la botella deportiva tomó la rigurosidad en la precisión y sello de la industria farmacéutica, así como su capacidad de esterilización por autoclave. De la industria de envases exhibe su alta resistencia al impacto, y de la industria de contenedores inyectados, como termos y biberones, toma la homogenización y el seguimiento de normas internacionales.

“Aunque la tecnología está diseñada para tener una excelente resistencia térmica con espesores de pared bajos, se utiliza principalmente para productos que requieren ser esterelizados con métodos de presión y temperatura, como el caso de transfusiones, sueros y gotas de ojo. Tambien se esta utilizando para aplicaciones como biberones y bebidas deportivas”, asegúró el gerente de ventas de Aoki para México.

Gracias a la flexibilidad del proceso logrado por Novus Pack, los socios de la compañía visualizan grandes oportunidades y potencial de negocios en diversos nichos, como productos de venta libre OTC (Over the counter), que requieran recipientes con precisión en cuello para sello y cuyo contenido requiera ser esterilizado via autoclave, donde la uniformidad de pared es crítica, como envases rígidos para sueros y soluciones salinas, entre otros.

En la gama de consumo, hay otros productos similares a las botellas deportivas, donde la relación precio-calidad ofrece oportunidades. Algunos podrían ser jarras de polipropileno y vasos semindurables. Así mismo, una mayor segmentación y diversidad en botellas deportivas ofrece posibilidades en el desarrollo de versiones juveniles o para uso sedentario en oficinas, donde elementos de alta calidad y valor agregado tienen cabida.

La infraestructura y las capacidades tecnológicas están dispuestas para que Novus Pack pueda abrirse hacia la exportación. “Actualmente estamos avanzando con clientes potenciales en Centro y Suramérica, así como con una cadena de autoservicios en Estados Unidos. Estamos listos para exportar cuando dichas pláticas y capacidades se concreten”, comentó Raymundo González.

Sin duda, el diseño, el desempeño de sus productos, el cumplimiento de estándares internacionales y la excelencia de las tecnologías que emplean les permitirá marcar una diferencia en México y en mercados internacionales.

 

Contenido relacionado

La marca de bebidas Refres Now instala la solución Sidel Matrix Combi

El productor argentino de la marca de bebidas Manaos, Refres Now, instaló una solución para soplado, llenado y tapado. Gracias a la nueva Sidel Matrix Combi, la empresa puede anticipar ahorros comparables de un 45% en su consumo de energía. También espera una reducción considerable en el consumo de agua y una mejora del 40 % en el rendimiento global de la planta.