Prótesis fabricadas en México con tecnología de impresión en 3D

Probionics, una empresa mexicana, utiliza tecnología 3D para desarrollar prótesis de manos, brazos y dedos para rehabilitar a pacientes que carecen de estas extremidades.


La empresa mexicana Probionics, fundada por el Ing. Luis Armando Bravo, ha rehabilitado a más de 150 personas a través de diversas líneas de investigación, desarrollo e implementación de prótesis. A finales del año pasado, la compañía dio un paso más en sus desarrollos tecnológicos al utilizar la tecnología de impresión 3D, de Stratasys, para desarrollar prótesis de vanguardia con características especiales de funcionalidad.

El Ing. Luis Armando Bravo, quien comenzó estudiando la carrera de medicina, tuvo la experiencia de ser voluntario en un hospital en el área de urgencias. Un día recibieron a un paciente al que se le tuvo que practicar la amputación de ambos brazos y de una pierna como única opción para salvarle la vida, y eso marcó su rumbo profesional. Así, el Ing. Luis Armando Bravo, decidió dejar la carrera de medicina para iniciar la carrera de Ingeniería en Biónica en el Instituto Politécnico de la Ciudad de México.

“Me apasionaba la medicina, pero mi meta era desarrollar prótesis con forma y con funcionalidad que dieran la oportunidad a las personas que carecen de manos y brazos de vivir una vida más digna” comenta el director general de Probionics. “Dedicamos muchas horas a la investigación, pero definitivamente nuestros pacientes son la mejor fuente de retroalimentación para que nuestras prótesis sean cada vez más amigables y funcionales”.

El proyecto de tesis del Ing. Luis Armando Bravo fue desarrollar un prototipo de prótesis. En su momento resultó ser pesado, lento con poca fuerza y poco estético. Posteriormente realizó 4 prototipos más de mano, brazo, codo y muñecas.

Su técnica fue evolucionando e innovó en una plataforma de control Mioeléctrica. (Mios es una palabra griega que significa músculos) a través de la cual logró que el usuario controle la prótesis a través de la lectura eléctrica originada por la contracción del músculo que prevalece a nivel de la amputación por encima de la piel, ya que el sistema no es invasivo.

Actualmente, Probionics cuenta con una impresora 3D Objet Alaris 30 de Stratasys con la cual obtienen mejores tiempos para diseño, desarrollo y prototipado. La impresora 3D de Stratasys le da a Probionics la capacidad de realizar cambios inmediatos al diseño.

El paciente amputado recibe la prótesis, el sistema electrónico capta las señales eléctricas del músculo por medio de 3 sensores (electrodos) ubicados en el interior de la prótesis y se realiza un procesamiento de dichas señales e inclusive se discrimina la señal cardiaca para evitar que interfiera. También se incorpora una batería de polímero de litio con forma biológica, para obtener una prótesis de una sola pieza que capta las señales eléctricas en la región amputada; finalmente se controla con la mente.

“La impresión 3D nos da la posibilidad de trabajar con tecnología robusta, que nos permitirá a corto plazo la producción en línea a precios alcanzables, para acercar nuestras soluciones a muchas más personas”, asegura el Ing. Bravo. ¨Tener la tecnología de impresión 3D de Stratasys nos hace ser una empresa mas fuerte.

La tecnología en prótesis de Probionics tiene la característica de ser modular, ya que es posible configurar una prótesis desde una pérdida a nivel de muñeca y sucesivamente hasta la pérdida del hombro teniendo una gama de productos cuya precio es de 8 veces menor en promedio en comparación con productos europeos o americanos.

Entre sus grandes logros destaca la fuerza que tienen sus prótesis para que los pacientes puedan cargar objetos pesados y han logrado también la movilidad en el hombro. La empresa tiene un área de investigación comercial y cuenta con 5 patentes internacionales.