Uno de los primeros nylons biobasados cumplió 70 años

A pesar de su avanzada edad, se prevé "un futuro prometedor" para el Rilsan Nylon 11 de Arkema.


En los últimos años han sido noticia los lanzamientos y las aplicaciones de nuevos bioplásticos. No deja de sorprender cada vez que una reconocida compañía dueña de marca incorpora estos materiales en sus envases o productos y hace gala de su enfoque ambiental. Sin embargo, muy rápido olvidamos que desarrollos pioneros en este campo iniciaron mucho antes y algunos tienen una larga trayectoria.

Gran parte de la actividad comercial en bioplásticos se ha centrado en el nylon y el poliéster, aunque algunos se enfocan ya en TPEs y TPUs de altas prestaciones. No obstante, los nylons parece tener un recorrido más largo y por eso vale la pena destacar el septuagésimo aniversario de la invención del buque insignia de Arkema: la serie polímeros de alto rendimiento del nylon Rilsan 11, cuya fuente de materia prima se deriva 100% del aceite de ricino, convirtiéndolo así en el primer miembro de la familia de polímeros de nylon con base biológica.

A pesar de su avanzada edad, la empresa no ve nada distinto a "un futuro prometedor" para estos polímeros. "Hoy Rilsan PA11 es conocido en todo el mundo por ser uno de los polímeros de especialidad con mayores prestaciones, la marca se ha convertido en sinónimo de desempeño distinguido, destacando que tiene un 100 por ciento de base biológica," dice Kevin Hanrahan, director de márketing de polímeros técnicos de Arkema. "Pero la marca tuvo un origen humilde y desafiante", agregó.

Arkema compartió la historia de Rilsan nylon 11 en 7 momentos clave:

● Junio 1947—primera patente, comercializada por una pequeña compañía francesa llamada Organico.

● 1949 —Nylon 11 hace su debut en el mercado bajo la marca Rilsan, y se construye la planta de Serquigny.

● Años 50—El fabricante de automóviles Citroen fue uno de los primeros en probar el potencial del nuevo plástico, usándolo para fabricar las líneas de combustible del legendario DS.

● 1970—Empieza la producción en Estados Unidos (Birdsboro, Pennsilvania)

● Años ochenta y noventa —Rilsan nylon11 se convierte en referencia para muchas aplicaciones de combustible en la industria automotriz

● Década de 2000—Las líneas de desarrollo se enfocan en composites avanzados para impresión en 3D, equipamiento deportivo ligero y sustitución de metal.

● 2013—Empieza la producción en China (Zhangjiagang).

El primer lote comercial fue hecho en 1947 en una hilandería reacondicionada llamada 'La Dame Blanche’, en Serquigny, Francia. Según Arkema, estos primeros pasos históricos se dieron en momentos muy difíciles.

La situación desesperada de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial obligó a los inventores originales a trabajar bajo condiciones extremadamente adversas. Cada avance de los pioneros de Rilsan está ricamente documentado en el museo digital de Arkema.

Arkema también registró la evolución de aplicaciones originales del material a través de una serie de anuncios y promociones. Desde sus humildes comienzos en el campo de los textiles, fibras, cepillos y tubos, el polímero rápidamente ganó reconocimiento en aplicaciones especializadas gracias a su novedoso conjunto de propiedades de rendimiento extremo.

La celebración del cumpleaños del nylon Rilsan 11 empezó oficialmente el 10 de junio pasado en el centro de investigación y planta de producción de Arkema en Serquigny. Erwoan Pezron, presidente global de polímeros técnicos de Arkema, valora no sólo en el rico legado de la familia de polímeros Rilsan, sino también su interesante futuro.

"El mundo rápidamente cambiante en que vivimos presenta cada vez más oportunidades para un crecimiento continuo... Los polímeros Rilsan ahora se producen en las tres principales regiones: Europa, Norteamérica y Asia. Y hoy estamos preparados para afrontar muchos de los desafíos del mañana — como el reemplazo de metales ligeros para la industria automotriz, manufactura aditiva (impresión 3D) y de equipamiento deportivo, que ayude a los atletas a batir récords. Los primeros años 70 nos han preparado bien."

La materia prima para producir el Rilsan PA 11 proviene 100% del aceite de la semilla de ricino. Los ricinos crecen en paisajes áridos que son difíciles de cultivar, por lo que el cultivo no compite con la cadena alimentaria humana o animal.

Contenido relacionado

Los termoplásticos de ingeniería se vuelven “verdes”

Si los materiales de alto rendimiento siguen el camino tomado por algunas resinas básicas, el sector agrícola sustituiría a la industria petrolífera como proveedor de materias primas, que se basan en plantas y no en petróleo o en gas.