Cómo manejar plásticos recuperados

La reutilización de residuos y scrap es necesaria. Sin embargo, hay que ser conscientes del impacto que tienen estos materiales en las propiedades y la eficiencia de la extrusión. Empiece por desarrollar un programa de uso del reciclado.

Temas relacionados:

Todas las operaciones de extrusión generan algunos desechos, incluso si son sólo un poco de recortes y scrap del arranque. Las líneas de extrusión/termoformado de láminas pueden producir cerca de 60% de residuos, mientras que algunas operaciones de procesamiento de bolsas pueden generar un 20% de residuos, incluso cuando se ejecuta en altos niveles de eficiencia.

La reutilización de estos desechos es económicamente necesaria, pero también es importante entender el efecto que el desecho tiene en la pérdida de propiedades del producto y en mayores ajustes de procesamiento causados por las propiedades cambiantes de la extrusión. Los polímeros experimentan diversos niveles de degradación cada vez que pasan a través de una extrusora. El peso molecular se reduce gradualmente por el proceso repetido, lo que rompe las cadenas del polímero a través de las fuerzas de cizalla o los cambios químicos del calentamiento.

El peso molecular o la longitud de las cadenas del polímero son responsables de muchas de las propiedades físicas del material, tales como resistencia a la tracción, resistencia al impacto y módulo. Cuanto mayor sea el peso molecular inicial, mayor será la pérdida temprana de propiedades durante el proceso.

Por otra parte, muchos aditivos como antioxidantes, aditivos de procesamiento, estabilizadores y modificadores de impacto se agotan durante el proceso repetido, lo que acelera aún más la tasa de degradación del polímero. Por último, la degradación del retriturado a través del proceso repetido afecta la eficiencia de la operación de extrusión. El descuelgue, el flujo de la boquilla, la resistencia del fundido e incluso la velocidad del fundido en el tornillo se ven afectados por la caída de peso molecular.

En procesos donde se generan continuamente grandes porcentajes de material reciclado, alguna porción del polímero literalmente puede haber pasado por cientos de ciclos de procesamiento, que lo degradan hasta el punto de hacerlo inutilizable sin la adición de polímero virgen para restaurar algunas de las propiedades perdidas. Para minimizar este problema, los procesadores deben desarrollar un programa de uso del reciclado que intentará utilizar el porcentaje normal de reciclado generado en cada operación en una base diaria. Esto mantiene los inventarios bajos y reduce el número promedio de ciclos de procesamiento en el triturado.

Para ello, primero debe determinarse el nivel "normal" de generación de triturado. Esa determinación requiere cierto esfuerzo, ya que necesita la medición del material virgen y reciclado que se utiliza en una base diaria durante al menos un mes, en comparación con los envíos, así como cualquier aumento o disminución en el inventario de triturado. Esto le dará una buena estimación del nivel "normal" de generación de triturado.

Una vez que se determine esto, se pueden configurar las líneas de extrusión para utilizar la cantidad normal de triturado en una base fija. Esto puede requerir una serie de ajustes simples de funcionamiento, o incluso podría requerir algunos cambios en el equipo, como el diseño de tornillo o la boquilla. Después de un mes de operación en estas condiciones, se puede ajustar aún más el porcentaje de reciclado, dependiendo de si los niveles de triturado están siendo acumulados o consumidos. Cualquier alteración importante durante este período de evaluación debe ser por supuesto descontada para lograr una situación “normal” precisa. Las alteraciones que aumentan de repente la cantidad de residuos por encima de la norma tienen que deberse a ensayos de procesamiento o a otras razones especiales, para que la consistencia se mantenga igual tan pronto como la alteración se corrija.

Los porcentajes de reciclado constantes en su producto estabilizarán las propiedades físicas así como el color, brillo y transparencia, que ayudan a la reducción de desechos y de piezas rechazadas. Normalmente cuanto mayor sea el porcentaje de uso de triturado y/o su variabilidad, mayor será la tasa de desecho. Cuando el porcentaje de reciclado está en constante cambio, los operadores están continuamente obligados a cambiar las temperaturas, ajustar las boquillas y los parámetros de procesamiento para mantener la geometría y la calidad del producto, lo que ocasiona otra vez mayores tasas desechos.

El uso constante de los porcentajes de reciclado se rentabiliza rápidamente y en cantidades significativas. Mantener este uso lo más cerca del nivel normal de generación con porcentajes constantes de uso no sólo mejora la consistencia del proceso y la calidad del producto sino que tiende a minimizar la generación de más residuos.

El procesamiento del polímero en desechos cuesta incluso más que el procesamiento del polímero en un producto comercializable, debido a la manipulación adicional necesaria y a los costos de retrituración. También puede requerir inversión de capital en instalaciones de almacenamiento y equipos de reciclado. Si no se puede desarrollar un nivel estable de generación de triturado, hay problemas con los equipos o problemas de funcionamiento que deben abordarse para lograr un nivel estable.

Selección del Editor

Estudiante de la UAQ crea plástico a partir de escamas de pescado

De acuerdo con la alumna de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el proyecto busca que los diseñadores utilicen otro tipo de materiales.