Compensación electrónica de presión para dosificadores por pérdida de peso

Coperion K-Tron ofrece un sistema único de compensación electrónica de presión (EPC) para sus dosificadores de alta precisión por pérdida de peso.

Temas relacionados:

Proveedores relacionados

Las principales ventajas del nuevo sistema incluyen la mejora de la precisión y fiabilidad, así como un menor costo inicial y una instalación más sencilla en comparación con los sistemas tradicionales de compensación de presión mecánicos. El EPC se puede instalar sobre un equipo ya existente en la mayoría de alimentadores gravimétricos Coperion K-Tron, según la compañía.


En un sistema de alimentación cerrado, la acumulación de presión en el interior de un alimentador puede deteriorar significativamente la precisión de pesaje, explica la firma. Los sistemas de compensación de presión mecánicos comúnmente instalados son sensibles a factores estructurales y la alineación de la máquina y por lo tanto pueden ser complicados o incluso poco fiables. El EPC se anuncia como una solución electrónica inteligente pero simple para compensación de presión precisa y constante en tolvas alimentadoras. El diseño modular incorpora sensores de presión y electrónica adaptada para interactuar sin problemas con el sistema de control del alimentador KCM de Coperion K-Tron.


Dependiendo de la configuración y los requisitos, los sensores pueden ser colocados en la tolva de alimentación y, si es necesario, en el tubo de descarga de material. El software implementa un algoritmo de compensación de auto-optimización para un mejor rendimiento y dinámica idéntica a los de las celdas de carga SFT de Coperion K-Tron, lo que permite resultados de alimentación de alta precisión, incluso en sistemas con fluctuaciones de presión perceptibles. (www.coperionktron.com)

 

 

Selección del Editor

Sepro America se expande para ensamblar robots de gran tamaño

Sepro America, una filial del fabricante de robots más grande de Francia, celebra su décimo aniversario con la adqusición de una nueva instalación que le permitirá duplicar su área de fabricación en Warrendale, PA, Estados Unidos.