• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/09/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Capacitación en línea para la industria plástica: la oferta de RJG

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En los últimos meses, RJG amplió su sección de cursos en línea, y está retomando la enseñanza práctica a pie de máquina con todos los protocolos de distancia social requeridos.

Daniel López, gerente general para América Latina de la firma RJG Technologies.

Daniel López, gerente general para América Latina de la firma RJG Technologies.

A escala mundial, RJG es reconocido como líder en programas de capacitación especializada para profesionales del moldeo por inyección de todos los niveles. Los cursos están dirigidos a quienes se desempeñan en la industria de inyección de piezas de plástico, incluidos técnicos de moldeo por inyección, técnicos de mantenimiento, diseñadores de moldes o de piezas, supervisores, ingenieros de moldeo y gerentes. Según Daniel López, gerente general para América Latina de la firma RJG Technologies, la oferta de capacitación de la compañía va desde lo más básico, como ‘Matemáticas para moldeadores’ o ‘Esenciales de moldeo’, hasta la más avanzada de Master Molder.

RJG, originaria de Estados Unidos, abrió en 2019 su centro técnico en Querétaro para ofrecer capacitación en sitio. Sin embargo, como consecuencia de la pandemia, el impacto en los cursos presenciales fue inevitable. Por lo tanto, en los últimos meses ampliaron su sección de cursos en línea, y están retomando la enseñanza práctica a pie de máquina con todos los protocolos de distancia social requeridos.

En los formatos en línea, la compañía tenía ya un terrero recorrido. En algunos casos manejan una aplicación interactiva, en la que no hay un instructor físicamente, sino que todo el contenido está grabado, y los estudiantes pueden avanzar a su ritmo, sección por sección.

A raíz de la pandemia han adaptado cursos que antes no se ofrecían en línea, como los de ‘Fundamentos de moldeo por inyección o ‘Moldeo sistemático’, según comenta López. Asimismo, los entrenamientos que brindaban con los sistemas de monitoreo que comercializan (eDART), ahora los hacen a distancia.

“Una de las cosas que hemos visto en la empresa es la necesidad de tener más ofertas en línea. Esta será una tendencia global que llegó para quedarse. Los desafíos que trae la pandemia nos han ayudado a ver nuevas oportunidades. Hemos descubierto la importancia de tener un catálogo de cursos en línea de lo que antes era nuestra oferta presencial. Establecer más de nuestros niveles en línea nos ha permitido otorgar una flexibilidad nueva para el estudiante y su aprendizaje”.

No obstante, parece ser que para cursos de nivel avanzado el formato tradicional sigue siendo vital. “Los estudiantes quieren hacer la práctica en la máquina, quieren moverle y quieren realmente sentir la pieza. Eso es algo que una clase online no puede todavía sustituir. Por ello esperamos seguir con nuestra oferta online para cursos básicos y con la reactivación de clases presenciales siguiendo las medidas para una completa seguridad de nuestros estudiantes”.

Con motivo de la contingencia, el laboratorio en Querétaro estuvo cerrado por un tiempo, pero reabrió en julio para un curso presencial de Master Molder I, donde se implementaron todas las medidas de seguridad. “Como se requiere trabajo en máquinas, hicimos algunas modificaciones. Por ejemplo, antes teníamos a dos estudiantes por máquina para los ejercicios, y ahora solo tenemos uno. Tuvimos que adaptarnos en cuestión de calendario y logística, pero el curso fue un éxito total y ya estamos planeando otros cursos presenciales en los próximos meses”, comentó.

El directivo de RJG indica que uno de los retos de la capacitación industrial está en demostrarles a las empresas los beneficios que pueden obtener al entrenar a su personal. “En el mercado actual, sobre todo en ciertas regiones de México en donde la mano de obra calificada es muy demandada, existe un temor de que, al entrenar a sus técnicos o ingenieros, luego ellos se vayan a otra empresa. RJG cree y promueve que siempre tendrá peores consecuencias tener mano de obra sin entrenamiento. Es mayor el costo de tener un empleado no entrenado, que invertir en capacitación. Inclusive, si esa persona decide salir de la empresa, resulta mejor tener un equipo de personal entrenado y motivado que transmite el conocimiento y empieza a crear una cultura de estandarización sin importar que un empleado haya dejado las instalaciones”.

Según Daniel López, en el entorno actual las compañías reciben cada vez más presión en cuestión de números. De ahí la importancia de apostarle a la capacitación, sobre todo en estos tiempos. “Cuando yo comencé en esta industria del moldeo ya hace más de 20 años, recuerdo que las compañías se comparaban únicamente con su casa matriz en Estados Unidos. Sin embargo, ahora, también se mide el desempeño de una empresa con plantas que están Asia e inclusive en el resto de Latinoamérica. Por eso mismo se requiere tener a la gente mejor entrenada y capacitada para sacar todo el provecho de las tecnologías, y motivarlos a ser los mejores en inyección gracias al conocimiento del proceso”.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos