• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/09/2020 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Capacitación en línea para la industria plástica: Paulson Training

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La inclinación de Paulson Training hacia lo virtual data de mucho antes de la pandemia, pues tiene una serie de cursos en formato digital en moldeo por inyección, moldeo por soplado y termoformado que le han permitido abarcar a una audiencia global.

Página web de Paulson Training.

Página web de Paulson Training.

Paulson Training es una de las academias de plásticos de mayor reconocimiento en la industria a escala mundial. Por más de cuarenta años ha enseñado las cuatro variables básicas en el procesamiento de plásticos. Su oferta de entrenamiento cubre cursos, seminarios y talleres personalizados sobre moldeo por inyección, moldeo por soplado y termoformado.

Su inclinación hacia lo virtual data de mucho antes de la pandemia, pues tiene una serie de cursos en formato digital que le han permitido abarcar a una audiencia global. Entre sus objetivos está desarrollar personal preparado para mitigar la escasez de mano de obra calificada que enfrenta la industria de procesamiento de plásticos.

Según voceros de la compañía, para que una estrategia de capacitación empresarial funcione, es necesario manejar una lista de verificación que permita dar seguimiento a los impactos logrados y obtener el máximo provecho de las inversiones.

Entre los pasos sugeridos, antes de iniciar un programa, está asignar a un supervisor o encargado la aplicación general de la capacitación. Asimismo, se requiere notificar a todos los empleados participantes de qué trata la capacitación, por qué la empresa lo está haciendo y cómo beneficiará a todos.

“Se deben dejar claras las expectativas a quienes vayan a tomar los cursos. Iniciar con un enfoque voluntario es lo más recomendable para que haya mayor motivación y compromiso”, comentan.

Por parte de la empresa, debe haber compromisos inquebrantables de respetar los horarios de capacitación y facilitar los recursos o espacios necesarios para que los empleados puedan dedicarse a los programas de formación sin inconvenientes ni interrupciones.

Después de los programas de formación es recomendable que la empresa haga un seguimiento de los resultados y documente la situación del estado de la planta de producción previa a la capacitación. Esto servirá como punto de referencia para medir las mejoras. Algunas mediciones sugeridas son tiempo de inactividad, tiempos de cambio de molde, resultados de producción, tiempos de ciclo, tasa de residuos o tasas de rechazo, etc. Después de algunos meses de capacitación, se sugiere que los empresarios tomen estos puntos y los midan nuevamente para ver dónde la formación tiene un impacto positivo y dónde necesita mejorar.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos