Economía Circular, una oportunidad de negocio

Dow México abrió la conversación hacia la economía circular a través de la conferencia y panel ‘Construyendo juntos un mundo sostenible hoy, para seguir siendo líderes mañana’, donde se destacó la oportunidad de negocio que este modelo representa para México y América Latina.

Temas relacionados:

Haciendo honor a su nuevo slogan “Seek Together” (colaboración) y buscando nuevas formas de relacionarse con su entorno, Dow abrió la conversación a las necesidades para generar una economía circular.

En voz de Paula Sans, directora comercial para Empaques Plásticos y de Especialidad, Dow México, la compañía líder de la industria química y experta en materiales avanzados, se reconoció como parte del problema de la contaminación por plásticos, pero también mostró un profundo interés por participar en su solución.

Por esta razón, Dow ha decidido llevar a cabo foros que propicien la discusión y el hallazgo de soluciones conjuntas con gobierno, academia, organizaciones y empresas.

El primero de estos eventos fue la conferencia y panel de discusión “Construyendo juntos un mundo sostenible hoy, para seguir siendo líderes mañana”, que reunió diversos puntos de vista sobre la economía circular y los plásticos.

CONFERENCIA DE PETAR OSTOJIC

Petar Ostojic, emprendedor y experto en economía circular, habló sobre el desafío que enfrenta América Latina para generar un modelo económico que permita su desarrollo sin acabar con sus recursos naturales, es decir para alcanzar un crecimiento sustentable.

El CEO de Neptuno Pumps definió a la economía circular como: “un modelo económico que busca mantener el valor de los productos y de los materiales durante el mayor tiempo posible, con modelos de negocio disruptivos, basados intensivamente en tecnología que favorezca el uso de energías renovables no convencionales, de energías limpias y que genere desarrollo económico, social y ambiental”.

Entre otros datos, sostuvo que únicamente el 9% de los activos valiosos de este planeta se recirculan y destacó “ante ello solo quedan dos caminos: o nos deprimimos o aprovechamos esta enorme oportunidad de negocio, y esa es la invitación que nos hace el modelo de la economía circular”.

UNA OPORTUNIDAD DE 4.5 TRILLONES DE DÓLARES Y 6 MILLONES DE EMPLEOS

Ostojic señaló que es común confundir el reciclaje con la economía circular. Sin embargo. aclaró que “el reciclaje es la punta del iceberg. Debajo de él, hay un montón de procesos intensivos en tecnología y capital humano, como la remanufactura, la reparación, la reutilización, pero sobre todo reimaginar. La economía circular nos invita a reimaginar todo lo que nos rodea: los productos, los servicios y cómo interactuamos unos con otros. Es una oportunidad y un viaje sin retorno”.

Lo que se busca, dijo, es “una respuesta al modelo lineal reutilizando y manteniendo el valor, pero a través de modelos de negocio disruptivos: suministros circulares, recuperación de recursos –algo muy ligado a la industria del plástico­–, plataformas compartidas y productos como servicios, lo que significa no vender el producto sino arrendarlo, y el manufacturero se convierte en dueño de ese producto y de los recursos. Pero lo más importante, es que buscamos generar nuevos emprendimientos a través de la colaboración, empleos de calidad y una alternativa para combatir el cambio climático, que son los tres beneficios que buscamos con la economía circular”.

Y enfatizó: “estamos ante una oportunidad de negocio de 4.5 trillones de dólares que los emprendedores de América Latina pueden aprovechar(…) Se calcula que la región podrá crear 6 millones de empleos de calidad a partir de una economía circular”.

MÉXICO EN LA ECONOMÍA CIRCULAR

Al respecto de los plásticos y las prohibiciones que enfrentan México y otros países de América Latina, Ostojic dijo: “Es como cerrar los ojos ante la realidad. Tenemos que decir que es un material espectacular, pero debemos trabajar para que funcione de una manera circular, sustentable y que no termine como en estas imágenes que dan la vuelta al mundo. La invitación es a repensar el plástico y a generar empleo y emprendimientos, como los que he conocido en México”.

Argumentó que el problema actual radica en que la mayor parte del plástico que se produce es de un solo uso, y que el 95% de su valor se pierde en el primer uso. Un modelo que resulta “absurdo”.

Citó que de acuerdo con un estudio del Foro Económico Mundial, “de las 78 millones de toneladas de producción anual de plásticos, el 40% se va a los vertederos, el 32% se fuga, sin saber qué pasa con él, 14% se incinera, solo el 14% se recicla y el 2% recircula(…) En México esta es una enorme oportunidad de negocio. Se tiran a la basura de 80 a 120 billones de dólares”.

También destacó el rol de empresas como Dow en la generación de las alianzas necesarias para implementar esas oportunidades.  

Así mismo, comentó que en México visitó pymes donde pudo reconocer “una nueva economía del plástico 100% hecha en México. Y eso hay que impulsarlo y empujar un desarrollo local en un mercado tan importante como el mexicano”.

INTERNET DE LAS COSAS, BLOCKCHAIN E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El director ejecutivo del Centro de Innovación y Economía Circular (CIEC), reconoció que los recursos también son la punta del iceberg de la economía circular: “lo que viene debajo es la transformación digital de nuestras empresas. El internet de las cosas es la segunda derivada de la economía circular, y permitirá que su potencial explote completamente. Para 2020 se esperan 50 billones de productos conectados, una oportunidad de 12 trillones de dólares. De nuevo, hay que preguntarse qué porcentaje vamos a aprovechar”.

También se refirió del potencial del blockchain: “el internet de las cosas va a permitir que los productos estén conectados a nuestras empresas, pero no será suficiente. El blockchain va a permitir que los productos estén conectados entre sí, y la pregunta es: ¿estamos preparados para esto en América Latina?, ¿qué porcentaje vamos a tomar? Con el blockchain tenemos la oportunidad de vivir la internet del valor, y esa es una oportunidad tremenda para la economía circular(…) Lo más interesante es que vamos a ver la creación del internet de los materiales, la trazabilidad completa de qué pasó, dónde está cada material y eso se aplicará a los plásticos”.

Por último, mencionó a la inteligencia artificial como un potencial de la economía circular. “Se trata de la tercera derivada de la economía circular. En el caso de los plásticos, la estandarización ya no va a existir, vamos a poder diseñar materiales específicamente para las necesidades que requerimos”.

Petar Ostojic, emprendedor y experto en economía circular.

Petar Ostojic, emprendedor y experto en economía circular.

 

PANEL SOBRE ECONOMÍA CIRCULAR

En el mismo evento, el panel de discusión sobre economía circular, moderado por la académica y comunicadora Gabriela Warketin, reunió la participación de diversos representantes de la sociedad que intervienen en el nuevo modelo económico: empresas, gobierno, organizaciones y academia.

Carolina Martilla, directora de sustentabilidad de Dow para América Latina, reconoció que para resolver la problemática del manejo de residuos será necesaria “una transformación profunda de la industria, de la compañía y a nivel personal”, y que la solución para un problema tan complejo es relativamente simple: “que los plásticos y otros desechos se puedan incorporar dentro de la economía circular”.

Alethia Vázquez, investigadora experta en degradabilidad de materiales y eficiencia de rellenos sanitarios de la UAM Azcapotzalco, hizo énfasis en el papel del consumidor en la generación de residuos: “un residuo es algo que nosotros tiramos, no es algo que ya no sirve. Que algo se convierta en residuo es decisión del consumidor(…) Si tomamos una decisión contraria, logramos que sea un material que puede reutilizarse y reaprovecharse”.  

Por su parte, Hiram Cruz, director general de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE), destacó la importancia de repensar y rediseñar los envases y materiales en términos de funcionalidad y ciclo de vida. Así mismo, en reeducar a un consumidor, que no parece ser el mismo de hace 20 años: “actualmente es un consumidor analítico, selectivo e informado, pero cuya información no debe sesgarse a lo que muestran las redes sociales”.   

En su participación, Isabel Studer, directora de Alianzas Estratégicas América Latina para The Nature Conservancy y asesora de sustentabilidad de Dow, dijo que debido a la complejidad del problema existe “una parálisis” en diversos sectores, pues se requiere una visión sistémica, donde cada parte cumple un rol: el gobierno generando normas y haciéndolas efectivas; un mercado (empresas) que actúe de manera coordinada y que le de valor a los materiales; y un consumidor informado, y más ciencia.

Miguel Ángel Martínez Cordero, director de Instrumentos Económicos y Auditoría Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México; dijo con respecto a la regulación, que en todos los niveles de gobierno se están dando acciones en conjunto con otros actores para definir la nueva política de los plásticos, y que el diálogo está abierto a través de foros y mesas.  

Por su parte, Jorge Treviño, director general de ECOCE, mencionó la importancia de que todos los industriales y no solo unos cuantos desarrollen acciones para reducir sus residuos, y que los gobiernos locales tienen un papel fundamental para hacer cumplir tareas básicas como la separación desde la fuente, la recolección selectiva y la disponibilidad de infraestructura, además de hacer cumplir la ley.

Con respecto a las prohibiciones de plásticos dijo, que se trataban de “actos de desesperación, que no resuelven la problemática de los residuos sólidos en México”.

A modo de conclusión, los asistentes reconocieron la urgencia de encontrar soluciones al problema del manejo de residuos sólidos, en las que cada uno puede contribuir desde su trinchera, pero donde será imprescindible el trabajo en conjunto.

 

Panel sobre Economía Circular en el evento de Dow México.

Panel sobre Economía Circular en el evento de Dow México.

Contenido relacionado

Economía Circular e Innovación en CHINAPLAS 2019

CHINAPLAS 2019 fue un escenario privilegiado para mostrar los últimos avances en innovación tecnológica y discutir los retos que plantea la Economía Circular para la industria de los plásticos.