• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/07/2020 | 6 MINUTOS DE LECTURA

Eficiencia y sustentabilidad marcan la evolución de la industria plástica

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En los últimos 5 años, mucho ha cambiado en la industria plástica. La digitalización de la producción y los conceptos de Industria 4.0 trajeron nuevas posibilidades de eficiencia y control. Así mismo, los esfuerzos hacia la sustentabilidad que se venían trabajando por años, confluyeron, para perfilar la Economía Circular como una solución.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
NPE 2018.

La innovación es una constante en la industria plástica. Es un material que desde su nacimiento ha promovido la creatividad y la inventiva en mezclas de materiales, nuevas resinas, optimización de los procesos para su transformación y, ahora con más fuerza que nunca, también en sus opciones de fin de vida. Aún así, los últimos cinco años parecen particularmente dinámicos en cuanto a nuevos desarrollos y hasta cambios de paradigma.

Basta darle una mirada a las grandes ferias industriales que han tenido lugar en los últimos cinco años para entender el impacto del último lustro en la visión de lo que es hoy la industria plástica. Así, hacer un recorrido por las ediciones de 2016 y 2019 de la feria K, referente mundial para el sector, y de la edición 2018 de la NPE, el evento más relevante en las Américas, se puede tener una idea de lo que ha sido realmente disruptivo.

En el caso de la feria K, nombrada así por la letra inicial de la palabra ‘Kunststoff’, que significa plástico en alemán, es posible ver la evolución de estos temas. Cada tres años, cuando se realiza la feria en Alemania, los principales proveedores de tecnologías y materiales para la industria reservan sus novedades para presentarlas con bombos y platillos en este evento, que es una plataforma en la que se presentan productos y aplicaciones pioneras por primera vez ante un público mundial.

Para el caso de la edición de 2016, realizada entre el 19 y el 26 de octubre, el centro de los nuevos desarrollos estuvo concentrado en la eficiencia en términos de energía, materiales y recursos. También suscitaron mucho interés los nuevos materiales, los conceptos de reciclaje innovadores, los nuevos campos de aplicación para los bioplásticos y la fabricación aditiva.

La industria 4.0 no solo estuvo presente en las conferencias y debates, sino que pudo experimentarse en la práctica en casi todos los stands. Ulrich Reifenhäuser, director del consejo de expositores de la feria, comento al respecto:

“Las posibilidades que ofrece el Internet de las cosas despiertan un interés grande y serio, sobre todo entre los clientes más jóvenes de todo el mundo afines a las TIC. Industria 4.0 es un tema de futuro que nos ocupará aún por muchos años”.

De acuerdo con el Prof. Dr.-Ing. Christian Hopmann, director del reconocido instituto de investigación alemán IKV, en la industria plástica la digitalización se traduce en cambios en la cadena de valor y en la integración de todos los jugadores. La transformación digital es una tarea central de la industria para los siguientes 10 a 15 años. “Es un tema relevante porque los modelos de negocio van a cambiar en la medida en que la cadena de valor se desarrolla: gana flexibilidad, ahorra costos, trae nuevos productos al mercado de manera más eficiente y con mayor velocidad.  Se verá que fabricantes de materia prima, fabricantes de maquinaria, proveedores de servicios y transformadores trabajarán de manera cercana utilizando métodos digitales. La digitalización va a cambiar radicalmente nuestra escena y nuestra industria en los siguientes años”, comentó.

En esa misma línea, en la edición 2018 de la feria NPE, considerada como la feria de plásticos más importante en las Américas, el mayor impacto vino de la ola de innovación tecnológica y entusiasmo futurista conocido como Industria 4.0, fábrica Inteligente o el Internet de las Cosas. La feria tuvo lugar del 7 al 11 de mayo en Orlando, Florida.

Según la Asociación de la Industria del Plástico de Estados Unidos (PLASTICS), organizadora del evento, ninguna otra feria reúne a la comunidad internacional de los profesionales del plástico y a la cadena de valor completa de esta forma tan integral. Cientos de miles de profesionales, representantes de toda la cadena de suministro del plástico y todos sus mercados de consumo final estarán allí. Por esta razón, lo que allí se presenta tiene un impacto en las tendencias inmediatas del sector.

Si bien fue una tendencia iniciada en hace ya algunos años, en ese entonces para el sector industrial había una gran curiosidad por entender ¿qué es la Industria 4.0 y por qué es necesaria en la producción de plásticos? Así es que la feria se enfocó en resolver estas inquietudes con exhibiciones en vivo de celdas interconectadas que permitían ver y comprender las eficiencias de una fábrica inteligente.

También desde el 2018, se sentían los grandes pasos de las tendencias hacia la sustentabilidad de la industria, con un enfoque en el reciclaje. Una de las zonas especiales de esta edición de la feria se enfocó en el reciclaje. Así, la zona de RE|Focus les brindo a los profesionales acceso a las más recientes tecnologías, insumos, procesadores y dueños de marca, que están buscando soluciones sustentables para sus propios negocios.

Entre 2018 y 2019 los productos plásticos comenzaron a estar en el ojo del huracán por cuenta de una deficiente disposición de los desechos plásticos, lo que ha causado impactos ambientales en todo el mundo. En años pasados mucho se hablaba de reciclaje, de biomateriales, huella hídrica y huella de carbono, pero se habían manejado como iniciativas independientes. Ahora, con el surgimiento del concepto de Economía Circular, estos y otros elementos confluyen para alcanzar opción una promisoria a esta situación.

Por eso, no es de extrañar que para la edición 2019 de la feria K, que se llevó a cabo del 16 al 23 de octubre, el tema dominante fuera sin duda el de la Economía Circular. El año pasado, la atención se centró en la fuerza innovadora de los materiales y en la preservación de recursos, la digitalización, la funcionalidad, las energías renovables, la economía circular y la sostenibilidad. Tampoco quedaron fuera temas cruciales como los residuos plásticos en los océanos y la aplicación de recursos finitos para su fabricación.

Durante la feria se reforzó la idea de que el plástico es un material innovador, imprescindible y con futuro. No obstante, se corroboró también de forma unánime la necesidad de una Economía Circular funcional en toda la cadena productiva, por lo que los expositores ofrecieron en sus stands soluciones concretas para ello. Respondieron así al espíritu de la época, pues según los organizadores, los más de 224 mil visitantes, procedentes de 168 países, mostraron especial interés en los sistemas de reciclaje, en las materias primas sostenibles y los procesos que permiten ahorrar recursos.

En este sentido, Ulrich Reifenhäuser se mostró más que satisfecho con el transcurso de la feria: “El sector de los plásticos y el caucho demostró una vez más que el plástico no solo es un material de gran valor con cualidades excepcionales, sino que el sector asume sus responsabilidades en toda la cadena de creación de valor”.

El plástico es valioso hasta como residuo, y el concepto de Economía Circular se discute en la industria del plástico como un buen camino hacia el futuro. Pero ¿qué significa realmente llevar los plásticos en un ciclo circular? ¿Qué pasos son decisivos? En el Foro de Economía Circular de la VDMA, se discutieron temas como el diseño para el reciclaje y los requisitos previos para un buen reciclaje de plásticos. Se examinaron las características especiales del procesamiento de los materiales reciclados y se resaltaron las conexiones entre los mercados, las cantidades, las calidades y las condiciones del marco jurídico. Fue particularmente relevante una galería con más de veinte expositores, por ejemplo, Arburg, Engel, Erema, KraussMaffei y Reifenhäuser, pero también compañías dueñas de marca como Procter & Gamble.

Este énfasis en la sustentabilidad no significa que las tendencias hacia digitalización e Industria 4.0 hayan pasado a segundo plano. Al contrario, durante la feria K de 2019 fue particularmente evidente que una de las aplicaciones de la digitalización de los procesos está en la gestión del reciclaje, la conexión en red para el manejo de residuos y la incorporación de materiales recuperados en diversos procesos de transformación de plásticos de una manera más predecible y eficiente.

Lo que vendrá en los próximos años seguramente será una evolución de las tendencias de digitalización, Economía Circular y ahora la post-pandemia, que trae sus propios desafíos, como mayor rentabilidad y flexibilidad. Para todo ello, la tecnología será un gran aliado. NPE ya prepara su edición 2021, que se llevará a cabo del 17 al 21 de mayo, y la feria K regresará en 2022 del 19 al 26 de octubre. Nosotros estaremos allí, para continuar trayéndoles a ustedes las historias.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos