• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
03/09/2018 | 7 MINUTOS DE LECTURA

El reciclaje impulsa la innovación en las etiquetas tipo manga

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Los proveedores de materiales y los procesadores de película trabajan en la creación de nuevas etiquetas que sean compatibles con el reciclaje de botellas de PET.

Las etiquetas tipo manga termoencogible (Shrink-sleeve labels) están presentes en un sinnúmero de productos. En la actualidad, se ven diseños llamativos en alimentos, bebidas y productos de consumo. A las compañías dueñas de marca les encantan porque le dan autenticidad al envase para comunicar lo que es el producto y pueden utilizar el área comprendida por los 360 grados del envase para transmitir el mensaje. Así, la tendencia de crecimiento de las etiquetas retráctiles o termoencogibles se mantiene, y se espera que su mercado crezca a una tasa anual de 5.2% hasta el 2021, según un estudio de la firma consultora Freedonia Group, en los Estados Unidos.

Si bien las etiquetas son un éxito para las marcas, hay que tener en cuenta que son un dolor de cabeza para los recicladores. Hace unos 20 años, el PVC tenía la mayor cuota de mercado de etiquetas de película retráctiles. Pero hace 10 años, la industria comenzó a cambiar las etiquetas de PVC termoencogibles debido a las presiones ambientales.

John Standish, director técnico de la Asociación de Recicladores de Plásticos de Estados Unidos (APR), dice: “Es altamente indeseable tener PVC mezclado con PET en el reciclaje. Uno de los pasos más importantes en el reciclaje de PET se llama ‘inmersión-flotación' y el PVC tiene una alta densidad y se hunde en el agua. Se mezcla con el PET y se queda atascado en esta fase de' inmersión-flotación’”.

La industria comenzó a cambiar a películas basadas en PETG, pero también se crearon problemas para recicladores. Según un informe de la APR de 2014, las etiquetas que están basadas en película de PVC o PETG tienen una densidad superior al agua y no pueden separarse de las escamas del PET durante la etapa de separación por inmersión-flotación durante el proceso de reciclaje, por lo que contaminan la corriente de PET reciclado y deterioran la calidad de los productos reciclados de PET (rPET).

Con el creciente uso de estas etiquetas, los recicladores estaban experimentando un volumen creciente de envases de PET con etiquetas termoencogibles que no eran fácilmente reciclables. Se estima que las pacas de PET contienen aproximadamente 5% de envases con etiquetas retráctiles. En 2012, el reto de la eliminación de etiquetas termoencogibles en el reciclaje de PET atrajo la atención de la industria, gracias al trabajo de la APR y la Asociación Nacional para Recursos de contenedores de PET (NAPCOR). La APR estableció directrices para los fabricantes de etiquetas y un programa oficial de reconocimiento para fomentar el desarrollo de etiquetas que sean más compatibles con sistemas de reciclaje de botellas de PET.

El gran impulso provino de los propietarios de marcas: Coca-Cola, PepsiCo, Unilever y Walmart, entre otras, que se han comprometido a utilizar envases 100% reciclables, reutilizables o compostables para 2025.

Standish agregó: “las etiquetas crean múltiples desafíos, al tiempo que agregan complejidad a los recicladores de PET. Pero gracias a los requisitos de las compañías dueñas de marca, el reciclaje es ya fundamental. Sabemos que varias empresas importantes están evaluando las opciones y creemos que 2018 será el año en el que empecemos a ver las nuevas opciones en el mercado”.

Adhesivos y etiquetas desprendibles

Eastman Chemical ha estado en el mercado de etiquetas retráctiles desde la década del noventa. Las primeras etiquetas retráctiles con base poliéster consistían en mezclas de diferentes tipos de poliéster, pero a finales de los noventa Eastman desarrolló una resina que tenía propiedades de contracción muy singulares, dice Ronnie Little, gerente de desarrollo de mercado en SP-Plastics Packaging, deEastman. Esta resina patentada se ha convertido en estándar de la industria para etiquetas de película retráctil.

El copoliéster Embrace LV de Eastman (basado en PETG) permite marcar la diferencia en etiquetas envolventes en envases altamente contorneados, complejos y de pared delgada, y ofrece una contracción final de 75%. Little dice que las etiquetas retráctiles hechas con resinas Embrace están en algunas de las marcas más reconocidas en el mundo. Sin embargo, todavía existe la preocupación por la reciclabilidad. Eastman ha estado muy comprometido en trabajar para encontrar una solución y en 2012 organizó un consorcio para resolver este problema. Little dice que, como resultado de la labor del consorcio, Eastman se asoció con el fabricante de tintas Sun Chemical para avanzar en el desarrollo de un adhesivo desprendible. El resultado es SunLam Deseaming Adhesive, de Sun Chemical. Al cambiar un disolvente tradicional por SunLam Deseaming Adhesive, las etiquetas retráctiles se despegan y liberan durante la etapa de lavado de la botella durante el proceso de reciclaje húmedo.

Little dice que, para las compañías dueñas de marcas, esto puede hacerse con cambios de proceso o inversiones adicionales mínimas en equipos nuevos. El único cambio que se necesita es el adhesivo. La eliminación de la etiqueta se produce antes de la clasificación manual, evitando así que las botellas de PET con etiquetas de películas retráctiles sean retiradas de la corriente de rPET, debido a una identificación errónea.

Según Little, se trabajó con miles de envases con etiquetas retráctiles en instalaciones comerciales de reciclaje para determinar la eficacia de la separación de la etiqueta. Las variables de prueba incluyen tiempo de proceso de reciclaje real, temperatura del agua de lavado para reciclar y el nivel cáustico del agua de lavado. Esto condujo a optimizar la formulación del adhesivo desprendible para trabajar de manera eficiente, permitiendo que la etiqueta retráctil se despegue de la botella de PET antes de la clasificación. El resultado es una botella de PET sin etiqueta lista para ser procesado como rPET.

SunLam Deseaming Adhesive ha recibido un "reconocimiento de innovación responsable" después de pasar las pruebas de la APR. Las pruebas utilizaban equipos completos de lavado de botellas en instalaciones comerciales de reciclaje y alcanzaban una remoción de etiquetas de más de 95%, con resultados típicamente superiores al 99%.

Películas retráctiles flotables

Timothy Kneale, presidente de Topas Advanced Polymers se unió a la compañía en 2004 y asegura que ya se estaba llevando a cabo el trabajo de la empresa con etiquetas de manga en múltiples usuarios comerciales de etiquetas de varios productores de película. Al ver que el uso de etiquetas de manga seguía creciendo cada año, Topas decidió enfocarse en soluciones para la infraestructura de reciclaje actual.

“Trabajamos en una solución que permita a las etiquetas retráctiles flotar, y estamos viendo mucho más interés en ello a medida que pasa el tiempo y los consumidores y dueños de marca se ponen serios al demandar soluciones de reciclaje eficaces”, dice.

Se presenta un material de copolímero de olefina cíclica (COC), de Topas, para aplicaciones retráctiles. Estas estructuras de película de poliolefina flotarán durante la etapa de lavado para facilitar la separación de materiales de la etiqueta y la botella. Kneale dijo que las etiquetas flotantes se hacen con capa múltiples de COC y PE o PP.

Kneale, dice que el PP tiene una densidad de 0.90 g/cc y el LLDPE alrededor de 0.92. Estos son coextruidos con COC (1.01 g/cc) para que la estructura final tenga una densidad en el rango de 0.95 o menor.

“Esto significa que las etiquetas van a flotar incluso con la tinta aplicada”, dice. “Creemos que la solución flotante es la mejor; es universalmente aplicable, y cada MRF (instalación de recuperación de materiales) puede hacer esto. No hay que comprar ningún equipo adicional; es la solución perfecta para los recicladores”.

Topas dice que la contracción del COC puede ser tan alta como la de PVC o el PETG, y Topas COC permite a los fabricantes de etiquetas hacer etiquetas de baja densidad, separables por flotación y que cumplan con los lineamientos de la APR.

Un procesador que utilizaba Topas COC es Taghleef Industries, de Emiratos Árabes, proveedor de películas para el mercado global. Kneale dice que la película Taghleef pasó todas las pruebas de flotación de la APR, que confirma que el material de la etiqueta flotará en el agua y que la etiqueta no interferirá con el color o la opacidad del PET reciclado. En 2017, Taghleef presentó su película de poliolefina para etiquetas TDS, que es transparente y flotante, con propiedades retráctiles hasta de 65%.

Otros procesadores que han desarrollado soluciones flotantes, cumpliendo las directrices de la APR son Klöckner Pentaplast, Gordonsville, Virginia, con su Pentalabel ClearFloat; y UPM Raflatac, Mills River, N.C.UPM Raflatac dice que durante el proceso de reciclaje, su película RafShrink PO MDO 40 HS garantiza una separación limpia de las botellas de PET transparente, al flotar en la superficie de la solución de lavado cáustico, a diferencia de las etiquetas de PVC y PETG, que se hunden con e el material de la botella de PET.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

Recursos