Empaques: seguros, inteligentes y sustentables

En la industria empaque, la mayoría de las innovaciones están orientadas hacia la sustentabilidad, pero para llegar allí hay muchos caminos. Procesadores, proveedores de materiales y líderes de la industria hablan sobre sus enfoques.

A lo largo de la cadena de suministro, las innovaciones en empaques se centran en soluciones para mejorar el impacto ambiental. Aunque existen varios métodos y tecnologías, su impacto depende de la aplicación y el contexto. Hace algunos años, el concepto de "envase sustentable" ganó terreno en las estrategias de mercadeo de toda la cadena de valor. ¿Pero qué se puede considerar un envase sustentable? ¿Qué megatendencias están teniendo mayor influencia?

El concepto de envase sustentable involucra diseño, selección del material y estructura, así como rendimiento en una aplicación seleccionada y, por supuesto, lo que sucede después de que el consumidor lo haya usado. Según Adam Gendell, director asociado de la Sustainable Packaging Coaliton (SPC), los empaques sustentables deben tener un impacto mínimo en el ciclo de vida y ser parte de un sistema que pueda ser perpetuado indefinidamente.

Kim Holmes, vicepresidente de sustentabilidad de Plastics Industry Association (PLASTICS), dice que la asociación es una gran defensora del modelo de gestión sustentable de materiales, que se basa en el análisis de ciclo de vida de cada material y en la consideración de todas las áreas de impacto en el curso del ciclo de vida de un producto para determinar los beneficios ambientales. "Los beneficios varían de un empaque a otro y de una aplicación a otra. Animamos a nuestros miembros a tener un enfoque integral, para observar el impacto del ciclo de vida como un todo", dice Holmes.

David Clark, vicepresidente de seguridad, medio ambiente y sustentabilidad de Amcor, convertidor global de empaques, señala que muchos de sus clientes están estableciendo objetivos para mejorar los atributos ambientales de sus empaques. En respuesta, Amcor está trabajando en materiales y estrategias de ciclo de vida, que incluyen reducción de peso y aumento del contenido de reciclado post-consumo (PCR), lo cual extiende la vida útil y la reciclabilidad.

Berry Global también tiene una estrategia multifacética que da valor a la reciclabilidad, la reutilización, la reducción de peso, el contenido reciclado y el contenido renovable. "Nuestros clientes tienen diferentes prioridades que valoran ciertos atributos sobre otros. Como proveedor de soluciones, nos esforzamos precisamente en ofrecer una variedad de opciones para satisfacer todas las necesidades de nuestros clientes", dice Robert Flores, director de sustentabilidad de la compañía.

En el área de suministro de materiales, Dow Chemical Co., por ejemplo, se centra en la eficiencia del empaque como una tendencia integral que contempla varios pilares: sustentabilidad, productividad de fabricación, capacidad de reciclaje y experiencia de consumo. "Si un empaque de frutas permite minimizar el desperdicio de alimento, se puede decir que el empaque es sustentable, al reducir esa huella de carbono en la cadena de valor. Si el envase tiene una mejora en su proceso de fabricación, se puede decir que es sustentable porque se ahorra en recursos de producción, como agua y electricidad. También se puede reducir el calibre y el grosor del empaque y producir más producto con la misma cantidad de material. Esto es también sustentabilidad", dice Marcus Vinicius Carvalho, gerente de marketing para empaques de alimentos y especialidades plásticas de Dow en América Latina

Contenido reciclado y reciclabilidad

Según Gendell, de SPC, los empaques plásticos tienden a desempeñarse favorablemente en cuestiones como la eficiencia de recursos y de agua, así como en las emisiones de gases de efecto invernadero, pero es necesario mucho más trabajo en la recuperación al final de la vida útil. "Estamos viendo una gran cantidad de empaques plásticos que han sido diseñados para ser compatibles con el reciclaje (y otras formas de recuperación), pero no hay un seguimiento correspondiente para asegurarse de que el material es realmente reciclado. Todos oímos hablar sobre la cantidad de plástico en los océanos. Justamente, una de las grandes oportunidades que ofrecen los plásticos es su capacidad de usar contenido de reciclado postconsumo, pero también es un desafío, porque hay consideraciones alrededor de la estética, el rendimiento y el costo. Sin embargo, el uso de contenido PCR crea una demanda de mercado de gran alcance que garantiza que los plásticos reciclables realmente se reciclen y no lleguen a los océanos".

Las compañías dueñas de marca han demostrado un fuerte compromiso con el uso de contenido reciclado, según Holmes, de PLASTICS. "A un nivel que no habíamos visto antes, los dueños de marca están tomando una posición de liderazgo real en términos de impulsar la demanda y garantizar que sus productos sean compatibles para ser reciclados con los sistemas existentes", afirma.

PLASTICS está interesada en financiar proyectos como el Material Recovery for the Future, que está evaluando el potencial de reciclaje de todos los envases flexibles. Holmes dice: “Estamos trabajando en cómo podemos superar las barreras técnicas para asegurar que todos los productos plásticos sean reciclables. También estamos buscando ampliar las herramientas y la disponibilidad para la recuperación y no sólo depender de reciclado mecánico, sino también buscar oportunidades de reciclaje químico. Estamos empezando a ver un creciente interés en la comercialización de esas tecnologías. Por ejemplo, podemos encontrar Agilyx, un sistema de reciclaje químico de poliestireno o el caso de Purecycle, que utiliza una tecnología patentada para reciclar PP en la que ha invertido P & G”.

Berry Global presentó recientemente su primer empaque comercial con contenido PCR. La aplicación, para Burt’s Bees, es un tubo que contiene un máximo de 62 por ciento de PCR, excepto en la tapa. Esto se logra mediante el uso de hasta un 53% de PCR en la manga del tubo y hasta 75 por ciento de PCR en el hombro del tubo.

“Esta cantidad de PCR permite que el tubo tenga una calidad, rendimiento y estándares de procesamiento similares a los de tubos que no contienen PCR”, dice Flores. “Aumentamos más de cinco veces nuestro porcentaje máximo de PCR con esta nueva mezcla de material y agregamos PCR al hombro del tubo por primera vez. Esto supera en mucho nuestras capacidades previas y aumenta considerablemente la cantidad de PCR que podemos utilizar en nuestros tubos”.

En relación con el uso de contenido PCR en empaques, Clark, de Amcor, afirma que reduce drásticamente la huella ambiental del empaque. "Algunos de nuestros clientes eligen contenido PCR para reducir la huella ambiental de sus productos y para incentivar el reciclaje", dice.

Amcor se unió a la iniciativa The New Plastics Economy de la Fundación Ellen MacArthur para ayudar a mejorar la recuperación y el reciclaje de envases de plástico. La visión del proyecto es crear un sistema donde los empaques plásticos se conviertan en un recurso en lugar de convertirse en residuos.

Mientras tanto, Dow ofrece a los convertidores de empaques la tecnología RecycleReady, que pretende ayudar en la creación de envases flexibles que puedan ser reciclados a través de las corrientes existentes de reciclaje de película de PE. El programa comenzó con bolsas de PE para aplicaciones de baja barrera como alimentos secos y congelados. Desde entonces, Dow ha alcanzado una mejor barrera y tolerancias de temperatura más altas para permitir una mayor variedad de aplicaciones con el rendimiento de los envases multicapa.

Por otro lado, el productor de polietileno Nova Chemical se ha asociado con Emmerson Packaging, un importante procesador de película y convertidor de empaques, para comercializar conjuntamente un prototipo de bolsa stand up reciclable, basado en sus diseños de película. Uno de estos proyectos se comercializaría en 2018. "Hemos trabajado estrechamente para desarrollar una bolsa reciclable en PE, hecha a la medida, para una aplicación de masa de pizza congelada", dice Mark Kay, líder del grupo de películas de alto rendimiento de Nova.

Reducción de peso y calibre

Amcor es una de las empresas que utiliza la técnica de reducir la cantidad de material usado en un envase sin afectar su capacidad para proteger el contenido del empaque, un concepto que se conoce como ‘downgaging’. “Estamos continuamente superando los límites, usando materiales y diseños innovadores para lograr la reducción de peso y de calibre”, dijo Clark.

Un ejemplo de ‘downgaging’ es una botella de PET de Vitaminwater. La reducción de peso en este producto consiste en disminuir el consumo de resina en más de 505.000 lb, reduciendo las emisiones de CO2 de aproximadamente 1.8 millones lb. Según la calculadora de equivalencia de los gases de efecto invernadero de la EPA, se trata de la misma cantidad de emisiones que se emitirían con la quema de más de 1,800 barriles de petróleo.

"La reducción de peso es muchas veces la preferencia de nuestros clientes, ya que disminuye los costos mientras ofrece beneficios de sustentabilidad. Sin embargo, un desafío de la reducción de peso de los envases de plásticos rígidos es que las botellas extremadamente ligeras pueden ser enviadas a la corriente de reciclaje de papel en las instalaciones de recuperación de materiales de Estados Unidos (MRF), debido a su bajo peso. Estas botellas contaminan el flujo de papel y no son recuperadas. Por eso, estos aspectos deben ser considerados al diseñar productos desde el punto de vista del ciclo de vida y holístico”, dice Clark.

“Con respecto a reducir el calibre, Claudia Hernández, especialista senior de desarrollo en Dow, mencionó la película estirable como un ejemplo. Usando resinas de empaques de precisión de Dow, es posible llegar a niveles más altos de elongación. "La película es más fina, pero es capaz de mantener las propiedades con menos cantidad de producto", dice.

Plásticos con base bio

En los próximos cinco años, se espera que el uso de bioplásticos crezca un 20 por ciento. "Esto se deberá sobre todo a los plásticos de base biológica más que a la porción biodegradable de la industria", señaló Patrick Krieger, subdirector de asuntos regulatorios y técnicos en PLASTICS. "Lo que esto significa realmente es una nueva capacidad o nuevas instalaciones de producción de proveedores existentes, aunque también incluye nuevas materias primas y polímeros para segunda y tercera generación con aplicación en empaques".

Krieger agregó que gran parte de la innovación proviene de las películas multi-laminadas que podrían incursionar en el compost industrial. También, nuevas formulaciones para productos de empaque que les permitirán ser biodegradables en otros contextos, más allá de las instalaciones de compostaje industrial, como compostables domésticos o biodegradables marinos.

Gendell, de SPC, agrega que es importante tener en cuenta las materias primas de origen vegetal. “Constantemente están aumentando las tecnologías destinadas a la producción de plásticos de alto rendimiento provenientes de materias primas de origen vegetal”, dice.

Protección podría significar sostenible

Kyra Douglas, directora senior de asuntos regulatorios globales en PLASTICS, señaló que el uso eficiente de los empaques para proteger el producto durante su entrega es una megatendencia en la industria, que adquiere mayor relevancia por dos razones principales. Una es el sector de alimentación, donde hay un enfoque en la salud, las comidas de producción local y la entrega de productos frescos. El otro aspecto es el empaque de los productos que se manejan a través comercio electrónico, ahora que se hace un gran volumen de compras por internet.

Según Mark Kay, líder del grupo de películas de alto rendimiento en Nova Chemical, los empaques para e-commerce tienen hasta cinco veces más "contactos" desde la fabricación del producto hasta que llega a casa del consumidor. “Los empaques para e-commerce deben tener una resistencia al abuso superior que el empaque tradicional, y la integridad del sellamiento es crítica, particularmente para empaques de alimentos y líquidos”, dice Kay.

La conciencia de los consumidores está impulsando los desarrollos de empaques hacia soluciones que extiendan la vida útil y la frescura de los alimentos, que reduzcan los aditivos en formulaciones de alimentos, que conserven los ingredientes saludables y que garanticen una entrega segura. "Hoy, la gente cree que el empaque adecuado ayuda a reducir los residuos de alimentos", dice Miguel Ramírez, jefe de RBL Masterbatches de Clariant en América Latina.

Según la doctora María del Pilar Noriega, directora del Instituto de Capacitación e Investigación del Plástico y del Caucho de Colombia (ICIPC), muchas innovaciones están diseñadas para proteger los alimentos. “En el mundo, se pierde un tercio de los alimentos en diferentes etapas. En los países desarrollados, esta pérdida sucede con más frecuencia al final de la cadena, en los supermercados; mientras que, en los países en desarrollo, esta pérdida se produce al comienzo en las plantaciones y en el transporte a los mercados de agricultores”, dice Noriega.

A través de otros lentes

"Los consumidores esperan sin duda que la industria aborde los problemas de sustentabilidad, y estamos viendo efectos directos e indirectos de esas expectativas. La comprensión del consumidor promedio de empaques sustentables se limita a cuestiones como la reciclabilidad y la reducción de peso, por lo que estamos viendo un número de marcas y distribuidores centrando sus esfuerzos en la optimización del reciclado y el peso. Pero también es importante el efecto indirecto. La confianza en la marca se gana tomando una posición de liderazgo en cuestiones importantes, incluso si el consumidor promedio no sabe cuáles son esos problemas," dice Gendell, de SPC.

En este sentido, Holmes, de PLASTICS, dice: "si nos fijamos en el diseño del empaque sólo con el objetivo de reciclabilidad se podían pasar por alto muchas otras oportunidades y áreas de impacto diferentes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero."

La Dra. Noriega predice un aumento en los llamados empaques híbridos que combinan papel, cartón y plástico en un esfuerzo por mejorar el análisis de ciclo de vida y aportar mejores indicadores de sustentabilidad. Gendell, de SPC, afirma que las innovaciones de los convertidores traen estructuras que tienen las ventajas de rendimiento de los sustratos de múltiples materiales, pero sin el efecto desfavorable hacia la reciclabilidad que habitualmente les acompaña. "Hoy tenemos una insondable amplitud de combinaciones de materiales para lograr la diversidad de necesidades de producto, y los recicladores tienen fobia a la complejidad del material. En el futuro, los empaques de múltiples materiales podrían ser menos intimidantes para los recicladores", añade.

 

Contenido relacionado

México, hacia la economía circular de los plásticos

El diseño es la clave de la economía circular de los plásticos, y México ya está dando pasos. A propósito de una nueva iniciativa global para llevar los envases y empaques plásticos hacia la economía circular, hablamos con destacados líderes de opinión de la cadena de valor en el país para entender el alcance de esta estrategia y ver la posición de México.