• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/08/2019 | 15 MINUTOS DE LECTURA

En Plastiheat, la comunicación es una llave ante los desafíos

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Los directivos de Plastiheat, compañía dedicada a la inyección de plástico, reconocen que muchos de los retos técnicos que llegan a su puerta se resuelven más fácilmente mediante una buena comunicación.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Que una empresa de manufactura exalte con tanto ahínco sus esfuerzos hacia la comunicación —casi tanto como lo hace con sus tecnologías— no es algo común, como tampoco lo es ver la materialización de esta premisa en los pequeños y grandes detalles de la planta de moldeo por inyección de Plastiheat, ubicada en un parque industrial en la colonia San Nicolás Tolentino, en la Ciudad de México.

La visita a esta planta resultó ser, sin duda, una experiencia única. Con el mismo convencimiento con el que sus directivos cuentan sus logros técnicos, que incluyen exigentes cálculos en el diseño y la fabricación de moldes, también explican cómo el clima laboral y la actitud de sus empleados mejora con los beneficios de la planificación operativa, con las sesiones de relajación en la sala de juntas, con la posibilidad que tienen de pasar a darle unos golpes al saco de boxeo para liberar el estrés o de lo que ha significado para muchos de ellos poder tener y cuidar en sus escritorios a coloridos pececitos. Esta misma energía permea la relación con sus clientes, que encuentran en la empresa un canal de comunicación fluido para facilitar las consultas y la asesoría en todos los niveles.

En el centro del expertise de Plastiheat está su departamento de desarrollo e ingeniería de moldes, que fabrica 80% de los moldes en planta. En la foto: Yaakov Ben-Nun y José Antonio Medina.

En el centro del expertise de Plastiheat está su departamento de desarrollo e ingeniería de moldes, que fabrica 80% de los moldes en planta. En la foto: Yaakov Ben-Nun y José Antonio Medina.

Plastiheat es una compañía dedicada al desarrollo de proyectos de manufactura de inyección de plásticos que tiene más de 60 empleados y lleva 17 años sumando capitales y talentos de Israel y México, para servir a sus clientes en la República Mexicana con estrictos estándares internacionales y bajo el cumplimiento de los requerimientos específicos de cada uno. En su amplia lista de clientes se encuentran listadas compañías de renombre como Jafra, Avon, L’Oreal, Fuller, Tecom, By Apple Cosmetics por Gina y Jasive, Evenflo, y Sonoco de México.

La empresa, que se proyecta desde la tecnología y la comunicación, ahora le apostará también a un nuevo modelo de comercialización, que está en línea con las tendencias mundiales de la economía actual, donde se privilegia la prestación de servicios y las tarifas pueden ser dinámicas. Esta es su historia

La comunicación como un eje

Desde sus profundos conocimientos técnicos en las áreas de manufactura de moldes, inyección de plásticos y procesos de control de calidad, sus directivos han encontrado que a menudo muchos de los retos que existen no siempre son técnicos. “A veces es cuestión de comunicación y es algo que reconocemos”, comentaron. Por esta razón, una de sus estrategias consiste en crear un entorno de comunicación que permita el flujo de la información tanto en las interacciones con sus clientes, como a nivel interno entre sus colaboradores.

“Hemos detectado que la falta comunicación entre el cliente y los fabricantes genera choques y obstaculiza la eficiencia del proceso. Los clientes piden cosas que el proveedor no tiene posibilidad de hacer porque no conocen en profundidad los procesos. Muchas veces, llega un cliente que pide montar un molde y sacar 3,000 piezas, pero no saben lo que viene atrás. Así es que internamente, nosotros trabajamos en mejorar la comunicación desde las diferentes áreas para explicarles y orientarles a los clientes de los alcances del proceso y ser más eficientes. Nuestra meta principal es reconocer la necesidad real de los clientes y asegurar sus ventas”, comentan los directivos.

“El cliente lo que quiere es vender y nosotros somos una herramienta”, afirma Yaakov Ben-Nun, CEO y director general. Como parte del acompañamiento que hace Plastiheat a sus clientes, está la asesoría técnica. “Hay clientes que no venden al consumidor final, sino que venden a otros fabricantes. Entonces la cadena se hace más compleja, y tenemos que conocer su proyección para que la estrategia de producción sea la apropiada en términos de costos y de entrega”, comentó Margarita Vázquez Labrada, gerente general.

La fluidez en la comunicación permite que la asesoría que brindan a sus clientes abarque diferentes niveles, desde la sugerencia de cambiar un color para minimizar problemas hasta desarrollar internamente componentes del molde para aligerar los costos. “Evaluamos cuáles son los retos que tiene el cliente. Reconocemos sus necesidades y tratamos de ayudarles”, comparten los directivos.

De allí que hace dos años iniciaran con el área de planificación operativa, que acompaña cada línea de producción y establece un plan de trabajo, realiza el análisis de requerimientos y hace la medición de productividad. Su meta es coordinar a todas las áreas y asegurar que el pedido se lleve a cabo en tiempo y forma.

El fruto de este enfoque está en la satisfacción de sus clientes que los auditan bajo sus propios estándares y les proporcionan calificaciones de excelencia. De acuerdo con Albino Mata, jefe de enlace comercial, independientemente de que los clientes cuenten con su propia tecnología, Plastiheat ha ganado su confianza. “Nosotros desarrollamos moldes para ellos o ellos nos transfieren sus herramientas para que nosotros fabriquemos sus productos. Pasamos todas las especificaciones de calidad que ellos exigen y evidencia de ese cumplimiento son los reconocimientos que recibimos. Por ejemplo, con Evenflo nos hicimos proveedores en 2017, y ya en 2018 y 2019 hemos obtenido reconocimientos por nuestro cumplimiento en calidad y nivel de servicio”, resaltó.

Moldes con tratamiento clínico: el gran valor agregado

En el centro del expertise de Plastiheat está su departamento de desarrollo e ingeniería de moldes, que fabrica 80% de los moldes en planta, y del cual se encarga personalmente el director general de la empresa, Yaakov Ben-Nun.

“Aquí, cuando recibimos un molde existente o la petición para fabricar un molde nuevo tratamos de diseñar con los niveles más altos que existen no solo en México sino a nivel mundial. Nos enfocamos en ofrecer soluciones que aporten en la reducción del ciclo, en la calidad de la pieza, en el manejo de materiales y en ayudar al cliente a mejorar sus productos”, comentaron los directivos.

Este departamento también funciona bajo los preceptos de la planificación operativa, que está inspirada en el concepto de los hospitales. “Aquí la visión es que cada molde es un paciente, cada máquina inyectora es un quirófano, y cada área de la empresa brinda el soporte requerido en el proceso. Así, cada molde tiene un expediente que camina con él a donde vaya, lo cual permite tener a mano toda la información requerida”, afirmaron los directivos.

Tanto los moldes entregados por el cliente, como aquellos desarrollados propiamente por la empresa, son revisados a detalle gráficamente por AutoCAD y físicamente en el taller para derivar a una óptima productividad ante cualquier reto presentado por el proyecto. Los servicios del taller incluyen inspección primaria e inspección técnica, evaluación y preparación a montaje, mantenimiento preventivo, mantenimiento correctivo, así como, afinación y mejoramiento de la operación del molde.

“El diálogo inicia desde el comienzo del proyecto. La idea es conocer al cliente y empezar a diseñarle el producto que él quiere hasta el final. Para todos los procesos que se encuentran en medio estamos nosotros”, concluye Ben-Nun.

Según Ben-Nun, a los clientes les ofrecen ayuda técnica y les brindan ideas para resolver sus problemas en cualquier momento que lo necesiten. “Eso es parte de la venta y ese tipo de relación ayuda en la negociación. Así mismo, nos adaptamos para que salga al precio que el cliente necesita”, comenta.

Yaakov Ben-Nun menciona que en algunos casos en los que para un molde multicavidades hace sentido tener un sistema de colada caliente, pero que por cuestiones económicas el cliente tiene limitaciones para invertir en un sistema de marca, y la aplicación así lo permite, Plastiheat tiene la capacidad de diseñar y fabricar el molde con este sistema, todo hecho en casa. “Si existe la posibilidad de hacer los moldes más eficientes lo hacemos”, comenta.

También hay una mención especial para la aplicación de un contenedor y tapa para una crema de cuidado personal, que tradicionalmente se fabricaba mediante moldeo por soplado. Sin embargo, Plastiheat hizo la propuesta para llevar la pieza hacia el moldeo por inyección. El gran reto de este cambio estaba en lograr el botado del contenedor, pues se requiere de mucha precisión para encontrar el rango exacto en el que el plástico se puede deformar cuando se expulsa del molde sin que se rompa. “Se requieren cálculos de ángulo y de radios para lograrlo, pero le arrebatamos al mercado el proyecto con cuatro moldes multicavidades y se lograron ahorros de 27% al año. Al hacerlo en inyección, se mejoró drásticamente la estética de la pieza y el ajuste entre la tapa y el contenedor, lo que permitió obviar el uso del liner”, comenta.

De acuerdo con José Antonio Medina, jefe de ingeniería y desarrollo de moldes, el expertise desarrollado por Plastiheat les ha permitido innovar y dar ideas propias a sus clientes, que se han transformado en productos que actualmente están en el mercado.

Medina refiere con gran orgullo un reto superado por el equipo técnico de Plastiheat cuando llegó a su puerta el requerimiento de un cliente para desarrollar tres moldes en un periodo de cuatro meses. Se trataba de una aplicación para hacer el molde y la producción de la base y de la tapa de unos tubos de cartón de diferentes diámetros para envasar polvos alimenticios. “El desarrollo de un molde requiere tiempo, pero este cliente necesitaba una solución inmediata y nos puso el reto sobre la mesa. Nos reunimos con el equipo para ver las opciones ¿queremos hacerlo? ¿Podemos hacerlo? Y como la respuesta fue sí, dijimos ‘vamos a hacerlo’. Así es que lo logramos y los clientes quedaron sorprendidos”, recordó.

“Además de las tecnologías, lo más importante es que tenemos la gente capacitada para cualquier reto”, comentó Ben-Nun.

El taller de moldes de Plastiheat cuenta con equipo convencional y automatizado, centro de cómputo con software de diseño y simulación, centro de maquinado, máquinas de control numérico y convencional y tornos CNC, entre otros equipos. La empresa también utiliza varios componentes de Hasco, como la mesa multifuncional, que les permite ser más eficientes al lograr el centrado durante el mecanizado.

‘Know how’ al servicio de los clientes

Al igual que sucede con el departamento de moldes, el valor agregado que ofrece Plastiheat está en la fabricación y en el know how que comparten con el cliente. La empresa cuenta en su Laboratorio de Calidad con procesos y herramientas avanzados para asegurar un monitoreo detallado. Tiene un plan de muestreo, métodos específicos de evaluación de moldes y validación de arranque, identificación del estatus de la producción, notificación defectiva y seguimiento de rechazos internos y externos. Entre los equipos que tiene está una cámara de vacío, para detectar problemas de hermeticidad, y un torquímetro, para verificar que la fuerza de apertura y cierre de los envases esté conforme a los estándares internacionales.

 “Todos nuestros métodos están acordes con lo que el cliente nos está pidiendo, y los estándares están basados en normas internacionales. Buscamos estar al par con las mejores empresas en el extranjero. Traemos aquí los estándares más exigentes”, comenta Miguel Ángel Vázquez, jefe del Laboratorio de Calidad.

Además, con la finalidad de obtener controles precisos, el Laboratorio de Calidad de Plastiheat se hace cargo de la recepción y cuidado de materia primera, del desarrollo de nuevos colores y del proceso de pigmentación. “Fue diseñado el que el área de preparación de materiales estuviera dentro del Laboratorio de Calidad, porque todo hace parte del desarrollo del producto. Hemos logrado grandes eficiencias por lo que ya no se triangula la información”, comenta Miguel Ángel Vázquez.

De acuerdo con Vázquez, la calidad es controlada bajo un esquema de previsión para evitar fallas o desperdicios. “Todos los procesos los hacemos bajo inspección y auditoría. La parte de la inspección controla el proceso a pie de máquina y en lotes fabricados. Mientras que, en auditoría, se vigila que lo que se fabricó cumple y se emiten certificados de calidad de las pruebas que se les aplicaron a los productos”, agrega.

Vázquez destaca que, si bien su departamento trabaja de la mano con todas las áreas de producción, también lo hace con los clientes, y comenta que algunas veces acompaña a clientes para hacer demostraciones de que un envase cumple con los requerimientos exigidos por los clientes de ellos.

En el piso de producción

Plastiheat tiene 13 máquinas de inyección que cubren los rangos de fuerza de cierre entre 100 y 240 toneladas. Para los directivos es muy importante destacar que todas sus inyectoras son de una sola marca y que cuentan con Wittmann Battenfeld como un socio tecnológico. “Para el mercado es importante saber que trabajamos todo con la misma marca, y que gracias al trabajo conjunto con el proveedor de la tecnología estamos a la vanguardia en las tendencias. Esto les da a nuestros clientes mucha más confianza, y lo usamos como un elemento de nuestra comunicación con ellos”, comentan los directivos.  

También tienen en planta 5 robots para el manejo de piezas delicadas. Esto es

Plastiheat tiene cinco robots, y en sus planes futuros está automatizar aún más sus procesos.

Plastiheat tiene cinco robots, y en sus planes futuros está automatizar aún más sus procesos.

particularmente importante para Plastiheat, dado que gran parte de su producción está destinada a piezas cosméticas. De acuerdo con Marcos Espino, jefe del área de mantenimiento, la utilización de los robots les ha ayudado en la reducción de la merma en lo referente al cuidado de las piezas. De un porcentaje de 13% y bajó 1.2. “Al tener el robot se manipula menos el producto y la pieza no se maltrata”, comenta. Los directivos señalan que parte de los planes futuros es automatizar aún más sus procesos. “Estamos trabajando en conjunto con Wittmann Battenfeld e indagando con nuestros clientes cuáles son las áreas de mejoramiento y cuáles son los puntos que resultan más atractivos para tomar las decisiones”, comentaron.

Comunicación y cultura empresarial

El seguimiento de todos los procesos desde el área de planificación operativa busca optimizar los procesos, así como evitar errores y fallas. No obstante, los directivos de Plastiheat señalan que su implementación también obedece al objetivo de mantener un clima de trabajo favorable y reducir los niveles de ansiedad cuando hay retrasos. Ese es realmente un enfoque diferencial de la empresa, que busca darle a su clima laboral un rol estratégico.

“Hacemos reuniones periódicas de capacitación y desarrollo empresarial con todos los jefes. Ellos son parte de la visión que tiene la empresa, de los estándares de calidad que buscamos, del desarrollo del producto y también del factor humano. Muchos de los retos que existen no siempre son técnicos. A veces es cuestión de comunicación y es algo que reconocemos”, comentan los directivos.

Otro aspecto que cuidan es la democracia dentro de la organización, para que existan oportunidades en todos los niveles. “Tenemos una división 50-50 en género y empleamos a personal en un amplio rango de edades desde mayores de edad hasta de más de 60 años”, comentaron los directivos.

La empresa desarrolló un programa propio de incentivos, denominado ‘Manufacturero profesional’, que busca brindar principios de ética laboral para que los empleados encuentren oportunidades de crecimiento, independientemente de las vacantes que hay en la empresa. “Este programa da chance de que alguien crezca y obtenga beneficios económicos si demuestra una actitud profesional. Una primera fase del programa es adquisición de hábitos y valores. Allí calificamos diariamente aspectos como desempeño y carácter de la gente: iniciativa, puntualidad y reportes. Esto nos ha permitido detectar malas actitudes a tiempo o lograr cambios de actitud. El programa está diseñado para durar unos tres años y tiene diferentes grados e insignias según el nivel de conocimiento y de confianza que una persona genera por parte de la empresa”, comentaron los directivos.

El grupo de jefes concuerda que este programa, así como otras prácticas implementadas, generan un ambiente sano de trabajo y les permite a ellos y a todo el personal realizar su trabajo más a gusto y más tranquilos.

La planta cuenta con un espacio de esparcimiento, donde los colaboradores pueden ejercitarse practicando TRX o golpeando un saco de boxeo.

La planta cuenta con un espacio de esparcimiento, donde los colaboradores pueden ejercitarse practicando TRX o golpeando un saco de boxeo.

Entre las prácticas que marcan la diferencia está la disposición de un espacio de esparcimiento donde los colaboradores pueden ejercitarse practicando TRX o golpeando un saco de boxeo. Así mismo, los colaboradores en áreas administrativas, que cuentan con escritorio, tienen cada uno una pequeña pecera para alimentar y cuidar a su propio pez, mientras realizan sus labores.

“Lo que nos hace diferentes de otras empresas es el trato humano. Nos sentimos orgullosos y contentos de hacer el trabajo”, comenta Rosa Isela Muñoz, jefa de planificación operativa.

Hacia un nuevo esquema comercial

Dentro de los planes a mediano plazo, la empresa se prepara para lanzar un nuevo esquema de comercialización, en el que el costo de fabricación no será únicamente por pieza, sino en el que se considerarán diferentes factores de mercado para la realización del presupuesto. “Hay clientes que no necesitan todos los servicios sino solamente algo en particular. Por ejemplo, no necesitan el transporte o ellos dan el material. ¿Entonces por qué cobrarles todo? Vamos a separar los costos externos de los servicios. De esta manera, si la economía mejora, se van a mejorar los precios. Si hay problemas con la economía, como el gasolinazo que hubo a comienzos del año, únicamente se afectará ese costo del proyecto, pero no la totalidad”, comentan los directivos.

“Vamos a manejar costos dinámicos a favor del cliente para que el proyecto sea más sustentable con una proyección a futuro”, comentan.

La empresa busca entrar a un esquema donde segmentará los diferentes servicios que brinda. Por ejemplo, planea tener diferentes niveles de acompañamiento: básico, estándar y avanzado, considerando que los clientes tienen diferentes tipos de mercados. Así, se dará un tratamiento especial cuando se trata de exportación o en industrias que requieren un mayor nivel de calidad.

“Parte de la idea la estamos tomando de la industria de las aerolíneas con esquemas personalizados de low-cost, donde en el prestador de servicio da un paso adelante hacia el cliente para ayudarle lograr sus objetivos considerando sus preferencias y circunstancias particulares, de ésta manera fortaleciendo el liderazgo y renombre de Plastiheat en el mercado”, concluyen.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos