• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/04/2020 | 5 MINUTOS DE LECTURA

Entrenamiento de clase mundial en el Centro Técnico de RJG en México

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

A escala global, RJG ha forjado un nombre al ofrecer una completa línea de herramientas y de capacitación que les permite a los moldeadores implementar técnicas de moldeo científico para mejorar la calidad, productividad y rentabilidad de sus procesos. Con su Centro Técnico en México, ubicado en Querétaro, abre la puerta para que más industriales puedan obtener sus certificaciones localmente.

Adalid Pérez, de Cubasa, toma su segundo curso con RJG para realizar una actualización, y además invitó a participar a otro miembro de su equipo.

Adalid Pérez, de Cubasa, toma su segundo curso con RJG para realizar una actualización, y además invitó a participar a otro miembro de su equipo.

En el mundo, RJG es reconocida como líder en capacitación, tecnología y recursos para el moldeo por inyección. De acuerdo con su fundador, Rod Groleau, RJG surgió a partir de la identificación de dos crecientes necesidades de la industria del plástico: capacitación para ayudar a las personas a comprender mejor el proceso de moldeo y tecnologías para permitirles ver realmente lo que está sucediendo dentro de ese proceso.

Con respecto a la tecnología, la compañía marcó un hito con el lanzamiento del eDART System, que consiste en una completa gama herramientas avanzadas de diagnóstico, compuesta por sensores, kits de instalación y módulos de software, que permiten mejorar la calidad y consistencia de los productos fabricados.

En el frente de la capacitación, RJG ofrece tanto programas de interés general como capacitación especializada para profesionales del moldeo por inyección de todos los niveles. Los cursos están dirigidos a quienes se dedican al procesamiento de piezas de plástico, desde técnicos de moldeo por inyección, técnicos de mantenimiento, diseñadores de moldes o de piezas, supervisores, ingenieros de moldeo y gerentes.

RJG, que tiene laboratorios en Michigan, Georgia y Carolina del Norte, inauguró un nuevo Centro Técnico en Querétaro, donde ofrece cursos desde hace ya casi un año.

De acuerdo con Daniel López, gerente para América Latina de la firma RJG Technologies, la inquietud de tener un espacio de enseñanza en México surgió ante la necesidad de ofrecer cursos y certificaciones localmente.

“Si bien RJG contaba con cursos en español desde hace más de 10 años, los alumnos tenían que viajar a Estados Unidos, lo que en ocasiones podía resultar complejo y costoso”, comentó el directivo.  

En los talleres se destina tiempo para pruebas prácticas por parejas.

En los talleres se destina tiempo para pruebas prácticas por parejas.

Así, hace dos años RJG unió esfuerzos con Yanfeng, líder en la fabricación de componentes interiores de automóviles, para la creación conjunta de este centro técnico, que está ubicado en la planta de Yanfeng en Querétaro, México. Si bien los empleados de Yanfeng son grandes beneficiaros de tener este espacio en casa, el centro opera en un área independiente de manera que está abierto para todos los profesionales del sector. Su lista de alumnos incluye empresas de los sectores automotriz, médico y de procesamiento de plásticos en general.

Entre los cursos más solicitados por los industriales en el país están los que requieren el trabajo práctico con máquinas, como el Taller de Moldeo Desacoplado (Decoupled Molding), término acuñado y marca registrada de la compañía para denominar la metodología que generalmente se conoce como moldeo científico. Es un taller diseñado para proveer a los estudiantes con tiempo valioso en la máquina para practicar y reforzar las metodologías aprendidas.

Los asistentes obtienen el conocimiento que necesitan para analizar y reconstruir el proceso por medio de metodologías de obtención de datos, para después documentar el retorno de inversión e indicar las áreas de mejora potenciales utilizando las condiciones actuales de máquina y molde.

El termino ‘desacoplado’ hace referencia a la separación que se realiza de la etapa de llenado y de la etapa de empaque como una metodología de moldeo.

Daniel López, gerente general para América Latina de la firma RJG Technologies.

Daniel López, gerente general para América Latina de la firma RJG Technologies.

“La máquina trabaja en dos etapas: la etapa de llenado y la etapa de empaque. En la primera etapa, la máquina controla la velocidad, y en la segunda controla la presión, porque la máquina no puede controlar ambas cosas al mismo tiempo. Antes, en el moldeo tradicional, se empezaba a llenar y en la primera etapa se empacaba la pieza, y luego ya después se sostenía. El término desacoplado se refiere a separar la etapa de llenado con la de empaque, porque descubrimos que así el proceso es más repetitivo, y cada disparo es más constante. En este curso, los estudiantes hacen pruebas solo de la etapa de llenado con piezas incompletas, y tienen una báscula de precisión para monitorear los pesos con en base en 10 disparos. Así, cuando se tienen todos los parámetros listos se pasa a la etapa de empaque que es cuando se termina de llenar la pieza”, comentó López.

Otro de los cursos más requeridos es el de Master Molder I y II. El entrenamiento Master Molder está diseñado para los técnicos de proceso, ingenieros o gerentes que necesitan entender y demostrar habilidades de moldeo por inyección en la máquina. Los estudiantes aprenden a aplicar los métodos, las estrategias y las técnicas del moldeo por inyección desde el punto de vista del plástico, todo ello enseñado en un entorno de piso de producción del mundo real. Se trata de un curso intensivo de 15 días de duración, y en el cual 60% de la calificación corresponde a exámenes prácticos con máquinas.

“Aquí los estudiantes deben demostrar que realmente comprenden los conceptos, mediante un trabajo individual con la máquina”, comentó.

Daniel López asegura que RJG es la única compañía certificada para impartir estos cursos, y que el requerimiento de tener maquinaria disponible para realizar todos los procesos, es también lo que hizo necesario contar con un laboratorio en México. En el curso más teórico, que es el de Esenciales de Moldeo, tienen unos 20 estudiantes, mientras que para los cursos más prácticos solo reciben a un máximo de 6 estudiantes. Es por esta razón que para varias capacitaciones manejan listas de espera.

En México, las oficinas principales de RJG están en Chihuahua, donde tienen un convenio con el Tec de Monterrey campus Chihuahua, y también ofrecen cursos.

RJG ofrece cursos en planta, cursos privados, y cursos públicos. Muchos de los cursos se realizan en el centro técnico, pero otras veces los entrenadores están viajando a las plantas. En general, en los 10 años que RJG está operando en América Latina han tenido estudiantes de diversos países, pues las certificaciones otorgadas cada vez son más cotizadas en el mundo laboral. López comenta que en Estados Unidos un entrenamiento de RJG tiene gran valor profesional para los empleados, en México y Latino América ya se está convirtiendo también en un contribuidor esencial para el éxito de los moldeadores.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos