• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/07/2020 | 6 MINUTOS DE LECTURA

Especialización en la manufactura de moldes en México

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Si bien México sigue siendo el segundo mayor mercado de importación de moldes y troqueles, en los últimos cinco años varias transformaciones de este sector han hecho que el sueño de tener cada vez más moldes “Hechos en México” sea una realidad.

Nadie mejor para hablar de la evolución del sector de moldes, troqueles y herramentales en México que Eduardo Medrano, presidente de la Asociación Mexicana de Fabricación de Moldes y Troqueles (AMMMT), quien junto con más de 60 compañías del sector ubicadas en diferentes estados de la República viene trabajando desde 2014 en esta Asociación que tiene como objetivo promover el desarrollo tecnológico y comercial del sector.

Santiago Alarcón (asesor de procesos); Bob Williamson, presidente de ISTMA; José Antonio Pérez Cabrera, Subsecretario de Desarrollo Sustentable de Querétaro; Eduardo Medrano, presidente de la AMMMT, y Allison Kline, directora de eventos de Gardner Business Media (Meximold).

Santiago Alarcón (asesor de procesos); Bob Williamson, presidente de ISTMA; José Antonio Pérez Cabrera, Subsecretario de Desarrollo Sustentable de Querétaro; Eduardo Medrano, presidente de la AMMMT, y Allison Kline, directora de eventos de Gardner Business Media (Meximold).

El sector de moldes, troqueles y herramentales en México ha existido por varias décadas. Primero, desarrollado dentro de las mismas empresas de manufactura que demandaban los moldes, y luego, a partir de los años 60, fue mucho más explorado por talleres metalmecánicos que decidieron especializarse en su producción. Lo que cambió en los últimos cinco años, según Medrano, es que se ha evidenciado un incremento de casi el 25% en el número de empresas nuevas y eso habla de que cada vez son más los emprendedores y talleres que ven viabilidad en este negocio, así como en el crear productos de alto valor agregado en México.

Hacerle seguimiento a esta evolución ha sido posible no solo gracias al trabajo que realiza la AMMT si no también a alianzas con socios estratégicos como la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM) con quienes, a través de mapeos y diagnósticos del sector, han logrado establecer que hoy existen 500 empresas en México dedicadas a esta actividad, de las cuales 215 fueron mapeadas y muchas de ellas tienen una experiencia importante para la manufactura de moldes, troqueles y herramentales.

Con el surgimiento de nuevas y fortalecidas empresas de moldes, también ha llegado la especialización del talento humano. Se evidencia un crecimiento, tanto en cantidad, programas ofrecidos y capacidades tecnológicas, de los centros de formación especializados que hoy contribuyen al mercado con la capacitación de expertos, técnicos, y especialistas en construcción y diseño de moldes, troqueles y herramentales.

“Hoy vemos múltiples organizaciones e institutos que han incorporado esta formación. Es la dinámica de la oferta y la demanda. La demanda está pidiendo más gente y por tanto se están creando más”, agregó.

El tener sobre el papel el número de empresas, sus capacidades instaladas y sus áreas de experticia ha permitido poner de manifiesto un sector vivo, que hasta hace pocos años se creía inexistente. Con esta reivindicación, también ha llegado el reconocimiento gubernamental y de las empresas a nivel nacional e internacional que ya tienen evidencias de que México es una alternativa sólida para la manufactura de moldes, troqueles y herramentales.

Si México es el segundo país que más importa moldes quiere decir que localmente hay una demanda que urge suplir. Desde la perspectiva de Medrano, esas empresas que han surgido en los últimos años han encontrado en las tecnologías de alto desempeño un valor agregado para abrirse espacio en el mercado, aunque, también vale decirlo, también son varias las que siguen manufacturando con técnicas y equipamiento heredado, por lo que la innovación a través de tecnología está presente pero no es el promedio en todas.

“Hoy en México existen representantes y fabricantes de las mejores máquinas para manufacturar moldes, troqueles y herramentales y eso ha facilitado a las empresas acceder a la tecnología. Hemos llegado en estos cinco años incluso a incursionar en lo que es manufactura aditiva. Estamos viendo todo lo que es 3D printing en plásticos para desarrollar prototipos, pero también estamos viendo manufactura aditiva para componentes de moldes con un nivel de innovación que está generando un crecimiento y desarrollo muy interesante dentro del sector”, comparte Medrano.

Los cambios también llegaron al ciclo de vida útil de los moldes. Los aceros utilizados ofrecen un óptimo desempeño con aleaciones, pero hoy se evidencia que la rotación o la creación de nuevos productos está llevando a que la vida del molde esté relacionada con la del producto para el que fue fabricado. Además, el uso de nuevas materias primas, y cambios en las herramientas y componentes utilizados para la manufactura de moldes, está llevando a tiempos de set up y manufactura reducidos y, por lo tanto, competitivos a nivel mundial.

En cuanto a digitalización en las operaciones, las tecnologías asociadas a la Industria 4.0 ya habían arribado tímidamente a México en los últimos años. En 2020, y con el consecuente distanciamiento social que ha obligado la pandemia, esta adopción se ha acelerado y se prevé que así seguirá durante los próximos años.

En este sentido, Eduardo Medrano identifica cuatro retos para la industria que, a su vez, pueden ser oportunidades de transformación. La manufactura de moldes aún demanda de cierto grado de trabajo artesanal y de la intervención de varias personas para su manipulación y ajustes. Aquí, el reto está en cómo adaptar las operaciones para reducir los contactos entre operarios y la cantidad de tareas manuales.

El segundo reto es diversificar los mercados para estos moldes. Aunque es sabido que los moldes y herramentales son demandados por varias industrias, las empresas mexicanas del sector se concentraron por muchos años en servir a la industria automotriz que, como se sabe, ha sido una de las más afectadas por los cierres ocasionados por la pandemia. “Así que uno de los retos es romper la inercia de depender de un solo cliente, de un solo sector y lo vamos a abrir ahora a la industria médica, a la electrónica, a los enseres domésticos, a juguetes, a envases y empaques”.

El tercer reto es acortar la brecha tecnológica, pues las empresas van a tener que entrar en una dinámica mucho más rápida de incorporación de tecnología para acortar los tiempos de entrega e incluso evitar los contagios por covid-19.

Medrano sostiene que las compañías del sector tienen que priorizar la productividad: hacer más con menos y acelerar el crecimiento y la innovación. “La oportunidad está aquí. Van a venir muchos productos a fabricarse de manera regional, y México va a tener que desarrollar, con mayor rapidez, la manufactura de moldes y troqueles para dar el soporte a toda esta nueva reglamentación de contenido regional”, agrega.

Finalmente, el presidente de la AMMMT resalta que Meximold —que tendrá lugar el 7 y 8 de octubre de este año en el Querétaro Centro de Congresos— es el foro ideal para posicionar la marca “Hecho en México” ya que, en un solo lugar, el evento proporciona todas las facilidades para interactuar con múltiples empresas a nivel nacional.

“Ahora, bajo las nuevas circunstancias de salud y de negocio, la idea es que las personas sean vistas. Con el control que vamos a tener en Meximold, y toda la implementación del control y gestión de salud, van a poder ver a todas esas empresas con el mínimo riesgo de salud”, comentó.

Destacó además que Gardner Business Media y la AMMMT vienen trabajando juntas para consolidar el sector a través de una mayor promoción regional e internacional lo cual se logra, entre otras estrategias, a través de la realización de eventos de este tipo.

“Hay que recordar que en la edición pasada estuvo con nosotros el presidente mundial de la asociación de países productores de moldes y troqueles, Bob Williamson, y confirmó que Meximold es el esfuerzo más efectivo que puede tener México para posicionar nuestra marca. Él, en sus palabras dijo, que México tiene toda la capacidad de ser una potencia de manufactura, no nada más de moldes y troqueles, y para eso debe promover la marca ‘Hecho en México’ y consolidar eventos como Meximold que, en su opinión, es uno de los mejores que ha visto últimamente y eso que recorre muchos países”, puntualizó.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos