• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/03/2020 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Información como herramienta para activar el cambio

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Sandra Osorio es Packaging Manager de la división ISBM para aplicaciones no alimentarias en ALPLA Group. Su pasión por aprender e investigar la han ayudado a mantener el ritmo de creación e inventiva que exigen los mercados actuales.

Sandra Osorio, Packaging Manager de la división ISBM para aplicaciones no alimentarias en ALPLA Group.

Desde que inició en la industria en 2006, como becaria Plastiglas de México SA de CV, su rol estuvo orientado a buscar nuevas aplicaciones o mejoras a productos ya existentes. El producto principal era lámina acrílica en diferentes segmentos como señalización, domos luminosos, láminas anti-bala, superficies sólidas para cocinas y muebles. Luego se estableció como Ingeniera de Desarrollo de nuevos productos. La presión estaba en atender el dinamismo de un mercado que exigía innovación constante. Para ello, Osorio tuvo que trabajar con diferentes centros de investigación y buscar colaboraciones con laboratorios para el desarrollo de nuevos productos.

“Definitivamente, los plásticos son apasionantes por sus múltiples aplicaciones en todos los segmentos de nuestra vida diaria” comentó.

Desde el packaging, donde ya ha estado por dos años con la empresa ALPLA Group, continúa con la misión de desarrollar nuevas soluciones de empaque. Su rol es atender diferentes marcas en el segmento no alimenticio, varias de ellas reconocidas multinacionales en el segmento de cosméticos y cuidado personal. Una vez asignado un proyecto, su tarea es iniciar el desarrollo del empaque y todo lo que conlleva en cuanto a diseño, materiales, moldes y maquinaria, según las especificaciones de los clientes.

Osorio asegura que le apasiona ver la ingeniería que hay detrás del desarrollo de un empaque.

“Es todo un proceso, desde la concepción de la idea hasta la generación del molde. También está la relación con el área comercial para entender los requisitos del cliente y con el área de mercadeo para lograr que los empaques sean funcionales y a la vez puedan ser aceptados por el usuario final. El reto es bien grande”.

Ante la magnitud de los desafíos, Sandra comenta que el mercado laboral es complejo y no se puede bajar la guardia. “Siempre hay que estar aprendiendo cosas nuevas, para generar valor tanto a la empresa como a los clientes. La proactividad para asumir nuevos retos y responsabilidades es fundamental, y allí estar preparado es la clave”.

Como consejo a jóvenes estudiantes que quieran ingresar a la industria del packaging, Sandra recomienda justamente estar informado. “Les podría decir que lean sobre los temas que les interesan y donde más tengan dudas. Además, que profundicen en  los temas que les apasionen. Es cuestión de estar listo cuando lleguen las oportunidades. En una época en la que hay tanto acceso a tanta información, uno no puede quedarse atrás”.

Justamente, uno de los logros de su carrera que más la llenan de orgullo involucró mucho de inventiva e investigación. Por iniciativa propia, y como parte de un proyecto académico, propuso una colaboración entre la Universidad de Castilla de España y la Universidad Autónoma del Estado de México para estudiar el reciclaje de polímeros a base de lechos naturales. El objetivo era recuperar el acrílico, pero sin usar los lechos convencionales como es el caso del plomo.

“Ese fue el tema de mi tesis de maestría en Ingeniería y Gestión Medioambiental. Me interesa impulsar el tema de innovación desde la mirada sustentable. Eso es algo que está totalmente alineado con los tiempos que vivimos y las necesidades del mercado”.


Recursos