La clusterización en México

El franco crecimiento que ha experimentado la industria manufacturera en los últimos años ha requerido de una reorganización y trabajo por estados, por enfoque y por industria atendida. Todo esto ha dado paso a la formación de clústeres y zonas económicas especiales. Un vistazo al panorama general.

Con la entrada en vigor, en 2017, del Mapa de Clústeres iCluster (www.icluster.inadem.gob.mx), un sistema geográfico digital que contiene información para los sectores industriales entre México y Estados Unidos, el país dio un paso importante en la consolidación de información sobre las actividades y concentraciones geográficas de empresas interconectadas, suministradores, proveedores de servicios e instituciones asociadas en un área en particular.

De acuerdo con las autoridades, el proyecto iCluster, que fue desarrollado por el Subcomité de iCluster del Consejo México-Estados Unidos del Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC), así como por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mostrará los primeros resultados en los siguentes meses. Si bien, se trata de uno de los primeros esfuerzos para darle contexto al país dentro de una clusterización, cada región del país atraviesa distintos escenarios de desarrollo, y que a continuación, revisaremos de forma general.

De manera concreta, el más reciente Reporte sobre las Economías Regionales, elaborado por el Banco de México (Banxico) señala que la actividad productiva en México en el segundo trimestre de 2017 continuó creciendo en el norte y en las regiones centrales, aunque en el norte a una tasa de crecimiento más moderada. En contraste, en el sur se anticipa se habrá registrado una contracción. 

En la región Norte, detalla el documento, se espera que continúe el dinamismo de las exportaciones manufactureras, especialmente en lo correspondiente a las industrias automotriz, aeroespacial, eléctrica y electrónica, y alimentaria y de bebidas. Adicionalmente, se podría mantener el impulso asociado a las nuevas inversiones en el sector energético, principalmente en proyectos de energías renovables y fósiles. En el sector de la construcción esperan que continúe el dinamismo en los segmentos industrial y comercial, principalmente en la construcción de parques industriales, edificaciones verticales y de usos mixtos, y plazas comerciales.

Añade que en región Centro, se destaca que la introducción de nuevos modelos de autos al mercado de Estados Unidos incrementará la actividad en las cadenas de proveeduría local en el Bajío. Finalmente, en la región Sur se anticipa que un mejor desempeño de las industrias manufacturera y energética en Estados Unidos, lo que derivará en una mayor demanda de productos metálicos e insumos para la producción de plásticos. También se prevé un mayor dinamismo en la industria química ante la perspectiva de una demanda creciente de insumos proveniente de la agricultura, la industria metálica y la fabricación de productos de limpieza doméstica.

Si bien, estos son solo algunos de los segmentos económicos de cada región que refiere el documento de Banxico, la mayoría de ellos están relacionados con la industria del plástico en materia de proveeduría.

Las Zonas Económicas Especiales

Una Zona Económica Especial (ZEE) se puede definir como un área delimitada geográficamente donde se ofrece un entorno de negocios excepcional con: Beneficios fiscales, Régimen aduanero especial, Marco regulatorio ágil, Infraestructura Competitiva y Programas de apoyo.

La apuesta por el desarrollo del programa de Zonas Económicas Especiales —impulsada por el gobierno federal y la iniciativa privada— es la atracción de inversión nacional y extranjera, generación y fortalecimiento de cadenas de valor locales, fomento a las exportaciones y aumentos en la productividad, así como la generación de empleos bien pagados, todo con el objetivo de mejorar el bienestar de cada región.

En particular, y teniendo como punta de lanza a la industria del plástico, la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), firmó un acuerdo de cooperación e Intercambio de información con la AFDZEE, con el objetivo de establecer conjuntamente mecanismos de promoción sobre las oportunidades de negocio, así como fortalecer las cadenas de valor regionales en la industria de la transformación plástica.

El propósito de dicho compromiso es el de impulsar a los empresarios de esta rama productiva para que se conviertan en parte de la cadena de valor de las empresas que se establecerán en las distintas Zonas Económicas del país y ofrezcan productos y servicios de calidad mundial, refiere información de ANIPAC.

Al respecto, el Ing. Juan Antonio Hernández, Presidente de la Asociación, indicó que los agremiados tendrán la posibilidad de evaluar alternativas para materializar las oportunidades que contribuyan al desarrollo regional, y señaló que este programa impulsará y por ende fortalecerá la economía del país.

“Actualmente la industria del plástico en nuestro país se encuentra en un momento coyuntural para su crecimiento, por lo que las Zonas Económicas Especiales abren una oportunidad de crecimiento en las regiones para esta industria”, indicó.

Por su parte, Gerardo Gutiérrez Candiani, Titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), dijo, en el marco de la convención de ANIPAC, que la colaboración con esta importante rama de la industria nacional permitirá que se fortalezcan las vocaciones productivas que se pretende reforzar con la iniciativa de las Zonas Económicas Especiales.

“Los acuerdos de colaboración con la ANIPAC permiten conocer, de primera mano, las necesidades y realidades que enfrente esta industria para su exitoso establecimiento”, refirió.

Cabe señalar que la AFDZEE también suscribió también un acuerdo con la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ). Asimismo, es importante puntualizar que a la fecha se tienen tres Zonas declaradas en Lázaro Cárdenas- La Unión, Coatzacoalcos y Puerto Chiapas; dos aprobadas en Salina Cruz y Puerto Progreso, que se espera sean decretadas antes de que concluya 2017. Y se está trabajando en la aprobación de Tabasco y Campeche y la posibilidad de que Puebla sea aceptada.

A detalle

En México, algunas entidades han alcanzado un mayor desarrollo en materia de clusterización en sus industrias, respecto a otros estados. De hecho, en algunos casos su conformación ha rebasado los límites estatales y participa de lleno en el crecimiento de una determina región. Si bien no todas las entidad y regiones cuentan con un clúster de plásticos como tal, si cuentan con clústeres industriales que forman parte de la cadena de proveeduría del plástico de manera importante, como son automotriz, aeroespacial, electrodomésticos, entre otras. A continuación, se presentan algunos de los casos más destacados.

En Querétaro existe un Clúster de Plástico formalizado, el cual surgió como una iniciativa para generar innovación tecnológica y buenas prácticas dentro del sector, que actualmente ocupa el cuarto lugar con mayor crecimiento en el estado de Querétaro.

De acuerdo con Marco Antonio del Prete, titular de la SEDESU, uno de los principales objetivos es que los pequeños productores puedan participar y relacionarse con las grandes empresas, y así generar proveeduría local.

Cabe señalar que el Clúster de Plásticos es una asociación conformada por la triple hélice: industriales, gobierno e instituciones educativas, que busca generar sinergias en el sector y fomentar el intercambio comercial.

De acuerdo con el organismo, con la creación del clúster buscan reunir y desarrollar al mayor número posible de empresas relacionadas con la industria de la transformación del plástico de diferentes sectores, como el aeronáutico, automotriz y de electrodomésticos.  Entre los proyectos del clúster, a corto plazo, se encuentra el mapeo de empresas del plástico para tener un directorio industrial, que facilite la generación de comercio interno y la integración de una cadena de proveeduría.

Con el Clúster de Plásticos, Querétaro cuenta con 5 clústeres: automotriz, aeroespacial, salud, tecnologías de la información y biotecnología. En el caso del Automotriz, cuenta con 42 socios (34 empresas, 7 instituciones académicas, 2 centros de investigación, 1 instancia de gobierno).

En tanto que el Clúster Aeroespacial cuenta con 36 socios (20 empresas, 7 centros de investigación, 6 instituciones académicas, 3 instancias de gobierno).

En San Luis Potosí, existe un proyecto para la creación de un Clúster de Plásticos respaldado por la Cámara Nacional de la Industrial de Trasformación (CANACINTRA) en conjunto con la Universidad Tecnológica (UT) de San Luis Potosí. De acuerdo con información de la Cámara, hasta el momento son 14 empresas del sector automotriz las que se han involucrado para formar parte.

Asi mismo, está el Clúster automotriz, el cual, en su primer año cuenta con 25 socios y afiliados activos y espera finalizar 2017 con un más de 30 asociados.

Cabe destacar que el Clúster automotriz del estado forma parte del Proyecto para la Promoción de Clústeres Automotrices en México, impulsado por la AMEXCID (Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo), JICA (Agencia de Cooperación Internacional del Japón), ProMéxico, los clústeres automotrices y los gobiernos de los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí.

El objetivo es el fortalecimiento de empresas automotrices mexicanas para que puedan competir y tener más y mejores oportunidades de negocios en la cadena de valor, fomentando el empleo local y fortaleciendo la economía regional.

“Ante la importación de numerosos componentes y las dificultades que tienen las empresas locales para competir, el proyecto se concentrará en fortalecer las capacidades de los gobiernos estatales y los clústeres automotrices, a fin de que puedan brindar una asistencia adecuada a las empresas mexicanas en ámbitos técnicos y organizacionales, como las metodologías de “5S’s”, KAIZEN y otros procesos especializados. Se prevé contribuir a aumentar la competitividad de las empresas Tier 2, para que participen en la cadena de valor con más productos y de mayor calidad”, refiere el proyecto.

En Guanajuato, el Clúster Automotriz (CLAUGTO) está conformado por 70 miembros T1, 17 en el rubro de Desarrollo de Proveedores, 15 instituciones académicas, 5 OEMs (Consejo Consultivo), 12 colaboradores (gobierno y organismos).

Este Clúster, creado en 2012, cuenta actualmente con 6 comités de trabajo e instalaciones ubicadas en el interior del Edificio Administrativo del Guanajuato Tecno Parque, a un costado del Parque Bicentenario en la Ciudad de Silao, Guanajuato.

Asimismo, el Clúster Aeroespacial (conocido como Clúster Aeroespacial del Bajío), está conformado por dos instituciones académica y diez empresas.  Al interior se ha conformado el Colegio Aeronáutico, ambos, el Clúster y el Colegio son impulsados por la empresa Siasa Air.

El Estado de México, cuenta con su Clúster Automotriz, el cual se conforma por 5 miembro OEMs, 9 de T1, 8 de T2, 3 de T3, 1 en automatización, 5 en servicios; asimismo tienen alianzas con 3 Asociaciones, con 3 Instituciones académicas, con 4 clústeres automotrices de otros estados, con 5 cámaras, con 2 instituciones financieras, con 4 entidades de gobierno, y con una fundación.

El objetivo del Clúster es fortalecer las capacidades técnicas y de negocios de las empresas socias, mediante la vinculación con empresas globales OEM y T1. Asimismo, buscan promover y divulgar los programas de apoyo del gobierno que existen para la industria desde el gobierno federal, estatal e instituciones académicas.

Entre los proyectos en que incursiona el Clúster, destacan: Desarrollar un Programa para la Certificación de Proveedores Automotrices Mexicanos, Hacer un Mapeo y Promoción de proveedores automotrices T2 y T3 del Estado de México, Implementar un Programa de Desarrollo de Proveedores de Servicios, así como Generar economías de escala logrando negociaciones con proveedores globales (aceros, aluminio, polímeros, lubricantes, entre otros).

En Coahuila el Clúster Automotriz Laguna (el cual incluye la región que conforman los estados de Coahuila y Durango), está conformado por 40 empresas, 5 entidades de gobierno, 11 instituciones educativas y 4 comités.  

En Nuevo León, el Clúster Automotriz (CLAUT) conformado por 4 OEMs, 29 de T1, 52 de T2, 7 instituciones académicas, 2 centros de investigación y 3 entidades de gobierno; donde de acuerdo con información del Clúster, Nuevo León es la entidad líder en México en materia de proveeduría nacional.

En su Planeación Estratégica 2017-2018, el CLAUT acordó que una de las directrices estratégicas es el incremento en la integración nacional y local de lo que se fabrique en las empresas del Clúster, con el fin de que haya una mayor cantidad de empresas de segundo y tercer nivel que se incorporen a las cadenas productivas, pero también integrar mayor contenido nacional y local de fabricación en materia prima.

Por otra parte, el Clúster aeroespacial de la entidad (Monterrey Aerocluster) es una organización sin fines de lucro del estado, conformada por 18 empresas manufactureras, 4 MRO, 5 empresas de servicios, 7 instituciones académicas y 2 entidades de gobierno.

Nuevo León también cuenta un Clúster de electrodomésticos (CLELAC), el cual está conformado por la triple hélice: Empresas, academia y gobierno. Formado por 45 empresas, 7 universidades, 3 entidades de gobierno y 2 asociaciones.

En el estado de Chihuahua su Clúster aeroespacial se conforma por 5 OEMs, así como por más de 40 proveedores certificados.

Por su parte, Baja California cuenta con un Clúster aeroespacial, conforma por alrededor de 45 empresas. También cuenta con un Clúster dispositivos médicos (Clúster de Productos Médicos de las Californias), conformado por un total de 63 empresas, 34 instituciones educativas, entidades de gobierno, centros de investigación, asociaciones y organismos, así como 19 proveedores

Aguascalientes cuenta con el Clúster automotriz (Grupo GIRAA de Industrias del Ramo Automotriz de Aguascalientes) conformado por 5 OEMs, 11 de T1, 12 proveedores de componentes, 9 proveedores de manufactura de procesos. También existe FOMOAUTO (Fomento Automotriz A.C.), clúster del fomento automotriz dedicado a integrar empresas de la industria automotriz y autopartes.

En el estado de Jalisco, el Clúster Automotriz, creado en 2017, está integrado por 32 socios, provenientes de empresas proveedoras de la industria automotriz, instituciones educativas y gobierno.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO), José Palacios Jiménez, se trata de empresas extranjeras, junto con empresas jaliscienses

Por su parte, Puebla y Tlaxcala tienen un Clúster automotriz en conjunto (CLAUZ), el cual es una organización formal que asocia a las empresas de cierto sector con las instituciones, de gobierno y académicas, con el fin de crear una visión común y realizar actividades colaborativas entre sus miembros para generar competitividad a través del encuentro y el ejercicio sistemático de la vinculación.

Algunos de los aspectos en los que trabajan, incluyen la necesidad de realizar un mapeo de proyectos, proveeduría y desarrollo para detectar áreas de oportunidad que fortalezcan la operatividad del clúster y, por tanto, incrementar la derrama económica del sector.

Cabe señalar que el Consejo Directivo del Clúster Automotriz Zona Centro sesiona de manera bimestral, con la finalidad de generar proyectos de valor que eleven la competitividad de Tlaxcala y Puebla en el sector automotriz.

Estos son sólo algunos ejemplos del avance en la clusterización del país. El 2017 ha sido clave en la apuesta por el desarrollo de las vocaciones regionales, y las iniciativa del iCluster y las Zonas Económicas Especiales serán proyectos clave para ello.

Contenido relacionado

Industria apuesta por desarrollo de Zonas Económicas Especiales en el sur del país

En conferencia de prensa, el Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, Manuel Herrera, señaló que la participación de la industria mexicana en las Zonas Económicas Especiales es un proyecto firme y de gran interés para diversos sectores productivos del país.