• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/06/2017 | 7 MINUTOS DE LECTURA

Manufactura de moldes en México: el eslabón que faltaba

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Con la puesta en marcha del Programa de Impulso a la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales, la Secretaría de Economía, la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles, y la Cadena de Proveedores de la Industria en México apuntan a consolidar la fabricación local de estas piezas claves para la industria plástica. Así va su aplicación.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Durante décadas, la mayoría de transformadores mexicanos de plástico ha importado desde el extranjero los moldes, los troqueles y los herramentales que necesitan para desarrollar sus actividades. Esta práctica, totalmente común en el sector, tiene un impacto importante en los costos finales de un proyecto, así como en sus tiempos de ejecución, pues pueden transcurrir varias semanas entre la adquisición, la fabricación y el transporte de estas partes, que generalmente proceden de Europa, Canadá, Asia y Estados Unidos. 

Para completar, en caso de que existieran daños o errores en las piezas, podrían llegar al extremo de detener parte de su operación mientras el fabricante envíaba un equipo técnico especializado o encontraba uno localmente para responder por las garantías.

Esta rutina podría cambiar gracias al estímulo que está recibiendo el sector de manufactura de moldes en el país y que permitiría fortalecer las capacidades de empresas locales para que los convertidores de plástico encuentren opciones atractivas de diseño, fabricación, reparación y mantenimiento de moldes en el país. Esto, gracias a una iniciativa de la Secretaría de Economía, la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT) y la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM) para acelerar la aplicación del Programa de Impulso a la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales.

Esta ambiciosa propuesta tiene el objetivo de impulsar el sector mexicano de manufactura avanzada de estas herramientas y piezas, para gestionar el incremento de la eficiencia en las decisiones de compra de insumos de la industria en nuestro país.

“En un concepto concreto, queremos vincular la oferta con la demanda, en un ejercicio objetivo para poder ayudar a la manufactura local, debido a que el 95% de los moldes, troqueles y herramentales que se usan en México son importados. Se trata de un mercado que se ha estimado por arriba de los 8 billones de dólares, en donde México no ha logrado alcanzar un porcentaje importante de participación”, explica Eduardo Medrano, Secretario de la AMMMT y Presidente de Makino.

El programa también ayudará en el análisis y la vinculación industrial inteligente, fundamentada en información técnica actualizada y en un programa de capacitación técnica de las empresas del sector. La idea es impactar en el incremento de la productividad del sector y estimular este proceso de articulación productiva.

Por lo pronto, el proyecto permitirá diagnosticar la posición competitiva que tiene el país en la manufactura de moldes, troqueles y herramentales e impulsar un proceso de vinculación de al menos 50 empresas mexicanas de manufactura de moldes, troqueles y herramentales a la demanda negociada de 450 millones de dólares.

En busca de datos clave

Como una forma de trazar el camino para alcanzar sus metas, el programa propone y realiza tres tareas claves para vincular, integrar y robustecer este sector: un mapeo de la capacidad productiva, un estudio de mercado de la demanda y una capacitación para los fabricantes de estas piezas. De hecho, durante el evento ‘Moldes, Troqueles y Herramentales México 2017’, realizado los pasados 4 y 5 de mayo, se presentaron los primeros resultados de estas actividades. 

Para el caso del mapeo de la capacidad productiva, Medrano comenta que la oferta de moldes, troqueles y herramentales en México parecía inexistente, pero no porque no hubiera proveedores o empresas, sino porque no había datos. 

“Una vez la Secretaría de Economía declaró este segmento como estratégico, y con la coincidencia del interés de la AMMMT, iniciamos el mapeo de estas capacidades, que finalmente busca reconocer cuál es la capacidad real de manufactura en México, con qué se hace, cómo se hace, y cuál sería la tendencia de integración para solventar la demanda actual de herramentales”, dijo a Plastics Technology México.

El informe presentado durante el evento muestra que hay 106 empresas registradas en la AMMMT que se identifican con procesos de manufactura de moldes y troqueles. Tras auditar las primeras 74, se determinó que 65 tienen capital mexicano; 6, extranjero, y 3 responden a una coinversión entre empresarios mexicanos y extranjeros. 

El mapeo determinó que existe una amplia experiencia en diseño y manufactura de moldes de inyección de plástico entre las fabricantes auditadas, al punto que algunas ya han implementado sistemas como 5s o manufactura esbelta, y otras tienen procesos de manufactura (inyección de plástico y/o troquelados) dentro de sus instalaciones. El 42% de estas empresas tiene alguna certificación para sus procesos, entre ISO 9001:2008, ISO 9001:2015, y TS16949.

Paralelo al mapeo de la capacidad productiva, las organizaciones involucradas con el desarrollo del Programa de Impulso a la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales adelantaron el estudio de mercado de la demanda. En este caso, la idea clara era identificar objetivamente qué tipo de herramentales, moldes y troqueles están necesitando las empresas que los requieren, pero al mismo tiempo determinar cuáles se pueden hacer en México.

Según René Mendoza, Director Nacional de CAPIM, durante los últimos seis meses estuvieron visitando y auditando a diversas empresas para verificar que realmente estuvieran fabricando moldes y desarrollado ese tipo de procesos productivos.

“Una vez que se obtuvo esta información, se le fue presentada a 22 compradores, empresas como Bosch, General Motors, Nissan y Whirpool, para que identificarán qué tipo de proveedor podría manufacturar su molde o su troquel. En el evento ‘Moldes, Troqueles y Herramentales México 2017’ se dieron más de 250 citas, con un potencial de negocios muy grande, porque ya hay una oferta y una demanda identificadas”, explicó el directivo.

En este sentido, si bien en México existía un mito de que no había proveedores nacionales que manufacturaran estos insumos, en el evento se identificaron 108 empresas proveedoras, que tienen algún tipo de servicio de moldes, troqueles y herramentales.

A partir de los resultados obtenidos en este par de diagnósticos, el programa ahora propone el inicio de la etapa de capacitación, que permitirá robustecer el modelo de operación, las prácticas de manufactura e incluso el mismo concepto del nicho de aplicación, de las empresas dedicadas a la fabricación de moldes. Cabe señalar que inicialmente esta etapa tendrá un número límitado de compañías participantes.  

La ruta a seguir

La consolidación de una industria local de manufactura de moldes, troqueles y herramentales tendrá un impacto positivo sobre toda la cadena de valor de la industria. Junto a los ahorros en tiempo y dinero, los transformadores de plástico contarán con un apoyo local para innovar en la creación de piezas y la utilización de nuevos compuestos y materiales.

La Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles tiene como meta la implementación total del programa para el año 2030. “Creemos que para ese momento la sustitución de importaciones, a través de diferentes estrategias, cobre otra relevancia y se logre entre un 40 y 50% de manufactura local en México”, comenta Eduardo Medrano.

Por su parte, René Mendoza, de CAPIM, indica que luego del evento de promoción del programa ahora tienen la oportunidad de analizar resultados y datos clave para determinar los pasos a seguir.

“El mapeo de la capacidad productiva y el estudio de mercado de la demanda tuvieron como resultado la realización del evento de ‘Moldes, Troqueles y Herramentales México 2017’. Ahora, para los siguientes meses vamos a profundizar en los resultados para poder identificar, por ejemplo, el mercado al que podemos llegar y vincular en materia de moldes. Es decir, vamos determinar dónde está la oportunidad y las debilidades del negocio”, precisa el ejecutivo.

Antonio Mendoza, Presidente de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles, coincide con los otros ejecutivos en que el evento se ha convertido en un eslabón importante para el desarrollo del Programa.

Gracias a su realización, ha sido posible identificar y vincular a más de 200 empresas del sector metalmecánico, de las cuales 108 cuentan con procesos de manufactura de moldes, troqueles y herramentales. “Podemos decir con confianza que en México sí se manufacturan moldes, troqueles y herramentales. Conocemos dónde están, cuáles son sus capacidades y que están fabricando”, indica.

Cabe señalar que el Programa de Impulso a la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales también cuenta con el apoyo de ProMéxico, Concamin, Canieti, Ampip, la Industria Nacional de Autopartes (INA) y Bancomext.

En el pasado evento de mayo también se sumó a la iniciativa el recientemente creado Instituto Queretano de Herramentales, que firmó un acuerdo con la AMMMT para fortalecer las áreas de capacitación y entrenamiento. Así mismo la asociación firmó un acuerdo con la Asociación Catalana de Empresas de Moldes y Matrices (ASCAMM) en lo relativo a compartir buenas prácticas.

Las piezas parecen estar en el lugar correcto. A partir del diagnóstico realizado para el evento de mayo, el Programa ahora cuenta con información real y actualizada de las condiciones que guarda las capacidades productividad y de manufactura de moldes, troqueles y herramentales en nuestro país. Una clave para encontrar las rutas adecuadas a las oportunidades y el desarrollo de este sub sector de la industria.

“La manufactura de moldes, troqueles y herramentales es denominada la manufactura madre de todas las manufacturas, dado que todos los productos requieren precisamente un molde, un troquel o un herramental para ser fabricados. En este sentido siendo México hoy una potencia real de manufactura en el mundo, tiene que fortalecer su fondo de manufactura de herramentales”, comentó Medrano.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

Recursos