• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
16/09/2019 | 4 MINUTOS DE LECTURA

"Nuestras tazas de café se descomponen en el suelo"

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Bernd Niemann, director de FM Kunststofftechnik; y Korbinian Kiesl, presidente de Billion, destacan una innovación desarrollada para la producción de tazas reutilizables de plástico compostable que permite ahorros en bioplásticos y aumentan la estabilidad.

En esta entrevista de la VDMA con Bernd Niemann, director general de FM Kunststofftechnik GmbH; y Korbinian Kiesl, presidente de Billion SAS, los dos ejecutivos hablan de una innovación desarrollada para la producción de tazas reutilizables de plástico compostable que, además de permitir ahorros en bioplásticos, aumentan la estabilidad del producto.

Como antesala a la feria K, los directivos también reflexionan sobre el impacto que la discusión sobre los plásticos en el mediambiente está teniendo en la economía y la reputación de las empresas que hacen parte de esta industria, y sobre el papel que la innovación juega para revertir estos efectos.

VDMA: Señor Niemann, su compañía fabrica piezas de plástico de larga duración para la industria. Ahora también se están produciendo tazas reutilizables de plástico que son completamente compostables. ¿Por qué hacen esto?

Bernd Niemann: Ante el problema creciente de los residuos plásticos, sentimos que tenemos una obligación moral de hacer algo positivo. Al mismo tiempo, queremos mostrar cuánto hemos avanzado en el procesamiento de los biopolímeros. Nuestra meta es apoyar a nuestra compañía hermana, que produce el material, y al hacerlo asegurar nuestra posición en el mercado. Con esta taza de café, podemos mostrar lo innovadores que somos.

VDMA: ¿Qué tipo de material procesan?

Niemann: Para la taza de café se utiliza un material llamado Golden Compound Green. Es un biopoliéster que se enriquece con cáscaras de semilla de girasol en hasta un 40 por ciento. Estas cáscaras son un producto de desecho de la producción de aceite de girasol. Por un lado, permiten ahorros en bioplásticos y, por otro, aumentan la estabilidad del producto. Las tazas de café incluso se pueden lavar en el lavavajillas. La mayor ventaja, sin embargo, es que la taza de café se descompone en el suelo y no es necesario calentarla hasta 60 grados, como ocurre con el PLA.

VDMA: ¿Puede reciclarse esta mezcla de materiales?

Niemann: Sí, no tienes que compostarla. Pero el reciclaje solo es posible si se recoge correctamente, es decir, si el material es homogéneo. Esto sigue siendo un problema en la actualidad porque no hay suficiente material para que sean prácticos los sistemas de recogida. Pero en principio, el material puede ser molido y reutilizado de la misma forma que la poliamida reforzada con fibra de vidrio.

VDMA: Señor Kiesl, Billion ha suministrado una máquina para la fabricación de las tazas de café. ¿Qué requisitos especiales tenía que cumplir?

Korbinian Kiesl: En la sección de proceso, el tornillo tuvo que ser diseñado especialmente. Y la protección al desgaste tuvo que adaptarse al material. El control inteligente de la máquina es fundamental. Si una taza de café está fabricada con una capa exterior lisa adicional para mejorar su apariencia, entonces entra en juego nuestra tecnología multicomponente. Tenemos amplia experiencia en este campo. Podríamos aplicar la misma tecnología a cubos de basura, parachoques y muchos otros productos. El motor de nuestro negocio es un enfoque hacia el cliente especializado.

VDMA: La UE cuenta con una Economía Circular para plásticos. ¿Prevalecerá?

Kiesl: La Economía Circular como tal no es nada nuevo en el mundo de los plásticos. Ya en 2000, se hablaba de materiales biodegradables. En 2005, ya habíamos suministrado una máquina para producir cubos de plástico con una capa externa de polipropileno virgen y una capa interna de materiales reciclados hechos de cubos de pintura que habían sido devueltos al fabricante. Todo esto ya existe. Lo que ha cambiado es el objetivo. En aquel entonces eran los costos: hoy es el consumidor y la opinión pública.

VDMA: Los plásticos tienen una muy mala imagen, en particular en Alemania. ¿Qué pasa en Francia, donde Billion tiene su sede? 

Kiesl: No hay diferencias grandes entre Alemania y Francia. Los efectos de los ataques al plástico también son perceptibles en nuestro mercado. No fabricamos plásticos, pero somos parte de la industria del plástico; por esta razón no podemos ser indiferentes a esta imagen negativa. Nosotros no lo hemos notado aún en nuestra propia empresa, pero en general la percepción pública negativa es un problema para nosotros.

VDMA: ¿La mala imagen está teniendo un efecto negativo sobre su compañía, señor Niemann?

Niemann: Cuando todo un sector está bajo sospecha general de destrucción del medio ambiente, naturalmente afecta. Por ejemplo, se observa esto cuando contratamos personal especializado. Un electricista industrial, un ingeniero en mecatrónica o un estudiante que busca un puesto de trabajo como aprendiz no distinguen entre piezas permanentes de plástico y empaques plásticos.

Muchas personas piensan que los plásticos son malos sin más. Nuestros empleados saben que operamos de manera sustentable, que reciclamos las piezas y los restos de producción.

Todos los materiales están etiquetados para que se puedan reciclar correctamente. Nuestro personal sabe esto, pero fuera de nuestra empresa la percepción es diferente. Tenemos una tasa de desempleo solo de 3 a 4 por ciento en nuestro distrito. Sería difícil encontrar personal. Si además de eso, estamos luchando contra una mala imagen, se tiene que encontrar una manera de distanciarse. Y ahí es donde entra la taza de café o el uso extensivo de biopolímeros en general.

VDMA: ¿Puede la Economía Circular provocar una mejora económica?

Kiesl: Sí. La forma en que funciona es esa: te das cuenta de que no vas a las ciudades en coche porque hay demasiado tráfico y empiezas a considerar el uso de la bicicleta. Entonces se observa que se va más rápido cuando se viaja en bicicleta y que se pueden evitar las congestiones de tráfico. Por lo tanto, ir en bicicleta es una buena solución. Lo único que tienes que hacer es arrancar y pedalear. De la misma manera, tenemos que brindar soluciones tecnológicas para la Economía Circular. Entonces se tendrá una buena oportunidad para futuros negocios.

Niemann: Estoy bastante de acuerdo. Tienes que ser innovador. Tienes que empezar y demostrar que está funcionando. En nuestra región, nosotros en FM Kunststofftechnik hemos avanzado mucho en el procesamiento de biopolímeros. Esto es atractivo para muchas personas.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos