PerPlast, lista para los grandes desafíos del mercado

Grupo PerPlast, líder en la inyección de plásticos de precisión, ha comenzado un agresivo plan para agregarle valor a la producción de tapas para envases de lujo. Esto incluye I+D en nuevas tecnologías para el procesamiento de la resina Surlyn y nuevos modelos de negocio.

Temas relacionados:

Grupo PerPlast, también conocido como Moldes y Plásticos de Precisión, es una empresa familiar que está presente desde 1980 en el mercado, como líder en inyección de alta precisión de productos plásticos. Desde sus inicios, se ha consolidado como un proveedor integral en la fabricación de tapas para envases de lujo en el segmento de fragancias y perfumería. Su expertise abarca desde el diseño y la manufactura de moldes hasta el moldeo por inyección de las piezas terminadas. Para hacerle frente a las amenazas del mercado, incluyendo a la competencia asiática, la compañía ha comenzado un agresivo plan para agregarle valor a su oferta ante el cliente. Esto incluye I+D en nuevas tecnologías para el procesamiento de la resina Surlyn y nuevos conceptos del modelo de negocio.

La empresa, fundada por el Ing. Gilberto Pérez Cabrero (QEPD) en la década de los ochenta, hoy es dirigida por su hijo, el Ing. Abelardo Pérez García. Una tercera generación se sumó en 2013, con la vinculación del Ing. Abelardo Pérez Castillo, hijo del director general, y quien se desempeña como director de operaciones.

PerPlast se precia de estar entre los mayores procesadores de la resina Surlyn en México y entre los más grandes de América Latina, con un consumo anual de más de 150 toneladas. Este material es ampliamente utilizado por PerPlast para la fabricación de las tapas para los envases de fragancias y cosméticos de marcas tan reconocidas como Avon, Jafra, Fraiche, Fuller, Revlon y Zermat, entre otros. Este rubro corresponde más o menos al 70 por ciento de su operación.

Su portafolio también lo diversifica (con la resina polipropileno, de la cual consume más de 900 toneladas anuales) para la fabricación de exhibidores para productos en punto de venta o pequeñas tiendas, para marcas como Sabritas, Pepsico y Mondelez, así como otras líneas industriales que incluyen cajas de seguridad para Nacional Monte de Piedad, componentes para subestaciones eléctricas, aspas de ventiladores para el metro y carcasas para lectores biométricos y para otros mercados.

Así es que además de su probada experiencia en el manejo de Surlyn, también cuentan con la pericia técnica para el manejo de ABS, ABS+PC, POM, PS, PA66, PC, con refuerzos de fibras de vidrio entre otros. También tienen celdas de decorado (tampografía y hot stamping) y ensambles (mecánicos).

“Estamos en un plan de crecimiento importante en estos últimos años para fortalecer nuestros servicios y ser un proveedor útil para nuestros clientes en calidad, servicio y precio adecuado”, comenta Pérez García.

TAPAS: DE LA IDEA A LA BOTELLA

De acuerdo con Pérez García, el segmento de tapas de lujo para envases es sumamente dinámico. “El lanzamiento constante de nuevos productos exige la propuesta y actualización de los diseños. Nosotros trabajamos con nuestros clientes desde la idea del producto hasta que se les entregan las piezas terminadas y decoradas”, comentó.

“Nosotros diseñamos el molde a partir de una muestra o dummie, y de ahí partimos para hacer un dibujo del producto. Luego, hacemos un diseño para impresión 3D. Una vez obtenemos la aprobación, procedemos a diseñar el molde, inyectar y entregar el producto final”, comenta el director general.

Según Pérez Castillo, director de operaciones, cabe recalcar que el rol de PerPlast en el diseño del molde también incluye la asesoría de los aspectos fundamentales que se requieren para el procesamiento de la pieza mediante inyección. “Ellos llegan con una idea, y nosotros hacemos toda la ingeniería inversa. Algunas veces al diseño inicial se le tienen que hacer modificaciones enfocadas en el procesamiento. Nosotros ya tenemos más de 38 años de experiencia fabricando moldes y conocemos muy bien los tamaños de los puntos de inyección, los tipos de acabados y los tipos de aceros, así como el desempeño del molde durante el proceso de inyección”, comentó.

Dentro de la compañía, PerPlast diseña todo lo que tiene que ver con el molde. “Nosotros fabricamos los portamoldes, todo el ajuste del despiece y hacemos el pulido.  Así mismo, les hacemos el mantenimiento y los ajustes que se requieran”, comentó Pérez Castillo. La empresa es especialista en los acabados tipo espejo, dado que varias de las piezas que producen deben tener altísimo brillo.

La empresa fabrica entre 30 y 35 moldes por año, y el tiempo promedio de desarrollo de un molde puede estar entre 10 y 14 semanas, dependiendo de la complejidad. “Estamos en 10 semanas para moldes sencillos y con un sistema de botado normal, y entre 12 y 14 semanas para uno de acciones laterales o de desenrosque automático”, comenta el director general.

“El 95% de los moldes que trabajamos son fabricados por nosotros. La mayoría son propiedad de nuestros clientes. Esa es una garantía para ellos. Si el molde llegara a tener una falla, todo lo solucionamos nosotros. Sabemos cómo se diseñó y qué se espera del molde durante el proceso”, comentó el director de operaciones.

En su taller de moldes cuentan con equipos CNC, fresadoras, tornos, rectificadores y equipos de electroerosión y pulido.

I+D en inyección de Surlyn

De acuerdo con los dos directivos, el moldeo de la resina Surlyn es bastante exigente y requiere gran destreza y conocimiento. Es un material costoso y que tiene complejidades, por lo que la capacidad de PerPlast de ir desde la idea hasta el producto final los hace muy competitivos. “El Surlyn es un material que requiere enfriamiento postmoldeo. Su proceso de contracción puede durar hasta 48 horas. De lo más complicado son los parámetros de ajuste de la tapa con respecto a la válvula. Las tolerancias son milésimas por las que nos miden y tenemos que dar esa precisión”, comentó el Ing. Abelardo Pérez Castillo.

En los moldes, este requerimiento se hace sentir fuertemente. “El diseño del molde tiene que ser especial, porque deben tener acción lateral y patines o carros. Por el pulido espejo, algunas paredes son rectas y necesitan ese mecanismo para hacer el botado sin problema. En cuanto al moldeo por inyección también hay desafíos. Se trata de un material que requiere alta fuerza de cierre y una fase de sostenimiento importante”, agregó el director de operaciones.

Gracias a su pericia en el manejo de la resina Surlyn, y en busca de la innovación para lograr un impacto en sus clientes, PerPlast desarrolló un proceso de sobremoldeo, que consiste en inyectar una pieza sobre otra. “Según Dupont, quien es el fabricante de esta resina, nadie en México todavía ha logrado hacer este tipo de componentes. Este hallazgo también fue ratificado por una investigación que realizó la Fundación México- Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), como parte de un proceso de acompañamiento para PerPlast en varios frentes”, comentó Pérez Castillo.

El dominio de este proceso de sobreinyección abre grandes posibilidades estéticas que le añaden valor a las tapas de lujo. “Se puede lograr que la pieza interna sea de un color y la externa de otro para dar un efecto muy atractivo. También, se puede adicionar un inserto metálico o una pieza de decoración especial entre las dos piezas”, comentó el Ing. Abelardo Pérez García, director general.

Al ser una sobreinyección, el costo de la pieza final se incrementa. Sin embargo, el resultado se destaca. Con esta adición en su portafolio, PerPlast está buscando marcar la diferencia en su mercado natural de fragancias y perfumería, pero tiene también en la mira ampliar sus horizontes con el mercado de licores de alta gama. “Ahora vemos cómo los licores tienden a ser productos caros. En tequilas y mezcales, gran parte de lo que vende es la botella, donde la tapa es un componente clave. Por eso, le estamos apostando a ese gran mercado”, comentó.

DE PROVEEDOR INTEGRAL A PROVEEDOR INTEGRADO

De acuerdo con Pérez Castillo, actualmente hay una gran amenaza del mercado asiático. “Ellos están trayendo a México un producto completo que incluye botella, válvula, tapa, decoración, marca y cajilla. El cliente lo llena y se acabó. Eso nos está empezando a pegar a nosotros que somos proveedores de la tapa, así como a los fabricantes de botellas de vidrio y demás componentes”, comentó.

Como respuesta a esta situación, PerPlast ha comenzado un acercamiento con otros proveedores de los componentes del envase, particularmente con los fabricantes de vidrio, con el fin de trabajar coordinadamente y ofrecer una solución completa a los clientes. “La intención es surtir a nuestros clientes una solución integrada y un producto completo”, agregó el directivo.

Como parte de este nuevo modelo de negocio, PerPlast ha desarrollado 16 moldes piloto de tapas genéricas para cosméticos, fragancias y perfumes, que está llevando tanto al mercado nacional como al internacional. “Nos hemos acercado con varios clientes en México y hay gente interesada en Brasil y en Colombia para tener estas piezas por medio de nosotros. El próximo paso es conseguir clientes en Estados Unidos”, comentó Pérez García, el director general.

La visión de futuro de PerPlast es optimista. Sin duda alguna es así porque se están preparando en todos los frentes para los desafíos que vienen.

 

 

Descripción del proceso de sobremoldeo con inserto en Surlyn:

 

Contenido relacionado

Concluye ciclo de diplomados en inyección de KraussMaffei

Se graduó en Puebla la sexta generación del Diplomado de Inyección de Plásticos organizado por KraussMaffei en colaboración con la Universidad Tecnológica de Puebla.