• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/10/2020 | 5 MINUTOS DE LECTURA

Plastiheat, ejemplo de empoderamiento de la mujer en la industria plástica

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Con una cultura del respeto y excelencia para todo su personal, Plastiheat tiene un enfoque de motivación hacia la mujer, en el que promueve y apoya la vinculación y el crecimiento de sus colaboradoras en niveles técnicos, ejecutivos y gerenciales.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
El programa “Manufacturero Profesional” brinda oportunidades para el crecimiento de todos sus empleados.

El programa “Manufacturero Profesional” brinda oportunidades para el crecimiento de todos sus empleados.

No es un secreto que los sectores industriales están compuestos, predominantemente, por hombres. Tampoco es desconocido que, desde hace ya varias décadas, las mujeres se han destacado ampliamente en la conquista de más espacios en los ámbitos laboral y profesional; por supuesto, la industria del plástico ha sido uno de estos escenarios.

Lo que sí resulta novedoso es encontrar una empresa del sector que, como parte de sus lineamientos, conserve entre sus colaboradores un equilibrio del 50–50 en términos de género. Tal es el caso de Plastiheat, la compañía de de ingeniería y desarrollo de moldes e inyección de plásticos ubicada en el parque industrial de la colonia San Nicolás Tolentino, en Ciudad de México.

De acuerdo con los directivos de la empresa, para Plastiheat es importante la presencia de mujeres en puestos clave de su compañía. Ejemplo de ello es que cuenta con una en la gerencia general de la compañía.

Margarita Velázquez Labrada, gerente general.

Margarita Velázquez Labrada, gerente general.

Hace más de diez años Margarita Velázquez Labrada ingresó a la empresa transformadora como gerente administrativa y, desde hace cuatro años, ocupa la gerencia general. “Soy una persona extremadamente comprometida, primero con mi familia y luego con mi trabajo. La compañía me ha aportado mucho en términos de desarrollo profesional, conocimientos, atenciones a nivel personal y el reconocimiento de mis valores como persona, madre y profesional”, señala.

Margarita resalta el celo con el que Plastiheat cuida de su personal femenino y el respeto que promueve hacia sus colaboradoras. “Esto no solo se acostumbra hacia las mujeres, sino que se exige respeto en el trato a todo el personal”.

Otra protagonista de Plastiheat es Araceli,* encargada del cumplimiento de la norma ISO 9001-2015, que regula los Sistemas de Gestión de la Calidad. Este rol es nuevo dentro de la compañía; no obstante, como señalan sus directivos, es de una altísima importancia.

Araceli establece procedimientos claros que permiten alcanzar los requerimientos y expectativas de los clientes de la compañía y verifica su cumplimiento. Además, efectúa revisiones diarias de las condiciones operativas de la empresa en términos de disciplina y conocimientos por parte del personal, y se ocupa de la integración de este a la cultura de la empresa.

Araceli, encargada del cumplimiento de la norma ISO 9001-2015.

Araceli, encargada del cumplimiento de la norma ISO 9001-2015.

Este cargo surgió a raíz de la necesidad de una mayor disciplina. “Para que la industria mexicana pueda competir contra otros países, precisamos un mayor grado de eficiencia y disciplina; por ello, necesitábamos a alguien que conociera la norma y sacara adelante la actualización de la empresa en este tema”, manifiestan los directivos de la compañía.

Para Aracely, habilidades personales como su capacidad de aprender rápidamente, su facilidad de adaptación a las circunstancias y la asertividad que la caracteriza, han sido claves a la hora de desempeñar su rol de manera exitosa.

Programa “Manufacturero profesional”, un semillero de talentos

Plastiheat cuenta con un innovador programa de incentivos llamado “Manufacturero Profesional”, una iniciativa que busca ser un espacio de oportunidades para el crecimiento profesional de los empleados.

Esta ingeniosa apuesta se compone de diferentes niveles, en los que es posible avanzar de acuerdo con los conocimientos y la confianza que un colaborador le genere, con su trabajo y actitudes, a la empresa. A medida que los colaboradores aprenden, se destacan y alcanzan nuevos niveles, obtienen un reconocimiento económico que se entrega semana a semana y, adicionalmente, son tenidos en cuenta para ascensos y promociones.

“Este programa da chance a los empleados de crecer y obtener beneficios económicos si demuestran una actitud profesional. Una primera fase del programa es la adquisición de hábitos y valores, en la que calificamos diariamente aspectos como el desempeño y el carácter de la gente: su iniciativa, puntualidad y reportes. Esto nos ha permitido detectar a tiempo malas actitudes para lograr cambios”, comenta Margarita.

“Manufacturero Profesional” evalúa la ética laboral, la productividad y la eficiencia de los empleados; en ese sentido, todo el personal de la empresa, excepto los niveles gerenciales o administrativos, está incluido en el programa. El 55 % de los trabajadores están en el nivel de excelencia —al que se llega demostrando habilidad en trabajos específicos, confiabilidad y dedicación—, el 43 % están en el nivel de adquisición de disciplinas y hábitos, y el 2 % restante se encuentran en el nivel de dominio —en el que existen cargos de mayor liderazgo, responsabilidad y se requieren conocimientos sobre las habilidades y funciones específicas de cada área de trabajo.

La evaluación de los colaboradores se hace a diario y no solo por parte del jefe, sino también por los demás altos cargos del área, con el fin de promover la objetividad e imparcialidad.

Entre muchos beneficios reportados por la iniciativa, uno de los más importantes para la gerencia general ha sido lograr un acercamiento entre los cargos administrativos y gerenciales de la empresa, con los colaboradores de las áreas operativas. “Se ha generado una cercanía entre las partes. Esto ha sido muy útil, pues los trabajadores ahora saben que las puertas siempre están abiertas y que la parte gerencial se preocupa por saber qué necesitan para poder ayudarles tanto en lo personal, como en el trabajo”, expresa Margarita.

En “Manufacturero Profesional” las mujeres han sobresalido de forma contundente. Tal es el caso de Mónica,* quien inició en Plastiheat como operadora y, gracias a esta iniciativa —en la que ya alcanzó el nivel de dominio—, fue nombrada asistente de producción, cargo desde el cual revisa el progreso de esta y verifica que el producto se entregue en las condiciones adecuadas al almacén.

“Gracias a ‘Manufacturero Profesional’ he crecido profesionalmente, siento que ahora soy más responsable y tengo un mayor compromiso con la empresa. Ahora me interesan cosas que antes no me preocupaban, ya no solo se trata de venir a trabajar, sino que estoy realmente involucrada con lo que pasa en la empresa”, señala.

Una historia similar es la de la auditora de calidad. Iliana lleva 11 años en la empresa y se encuentra en el nivel de excelencia del programa. “‘Manufacturero Profesional’ me ha permitido aprender y adquirir conocimientos que me han llevado a mejorar. Con el programa me he convertido en una persona más responsable y comprometida”, asegura.

Para los directivos de Plastiheat, el caso de Iliana es un claro ejemplo de cómo la motivación generada por las empresas fomenta el potencial de los colaboradores y logra cambios en su persona. “Iliana ha tenido que enfrentarse a retos difíciles y los ha superado, ha tenido el vigor y la persistencia para lograrlo”.

*Por petición expresa de los entrevistados, no se incluyen los apellidos.


Recursos