• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
08/06/2018 | 6 MINUTOS DE LECTURA

Plásticos reciclados para su uso grado alimenticio, parte 1

Título original 'Requisitos que deben cumplir los plásticos reciclados para su uso grado alimenticio, parte 1'
Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

¿Problemas de migración? ¿Condiciones de manejo de los materiales?  Entérese y mejore su producto.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Para introducirnos al presente tema, considero importante recordar, que en el mes de abril, en nuestra  columna publicamos el artículo “Y el control de calidad como aplica a los materiales reciclados”; en el cual traté de enfatizar la importancia en mantener tanto los procesos de reciclaje, como los materiales plásticos reciclados dentro de los rangos de calidad establecidos por los diferentes organismos y asociaciones del sector plástico. Aún más con la próxima y evidente asimilación de la nueva estrategia de sistemas productivos, denominada Economía Circular, (tema el cual estaremos tratando en futuras aportaciones en PT México). La Economía Circular contempla la exigencia de un reciclado de calidad de los diversos materiales, para la reducción de materiales residuales, los cuales en su mayor cantidad deben ser reintegrados a la cadena productiva. Por ello aún más al tratarse de la aplicación de materiales plásticos reciclados, tanto en empaque flexible (película o bolsas) como en empaques rígidos (contenedores y envases o botellas), en contacto con alimentos, deben revisarse de manera estricta y regulada su uso.

Así pues, tendremos que recordar cual es la función principal de cualquier empaque, sin importar el tipo de material (metal, vidrio, plástico etc),  es el de “contener los alimentos, cubriendo los requisitos tanto del fabricante como del consumidor, proporcionando la seguridad de conservación de los alimentos con el mínimo de impacto ambiental, además del atractivo de ser económicamente conveniente”. Por ello, debido a que el envase de alimentos representa un gran porcentaje del consumo de plásticos y  por su corta vida de aplicación, el reciclaje de dichos materiales se presenta como una conveniente alternativa económica y sustentable.

De este modo, se presenta tanto económica como sustentablemente la práctica de que los materiales plásticos para el envase de alimentos, ya sea de post-consumo, es desarrollar empaques nuevos a partir de empaques ya utilizados. Sin embargo, esto plantea consideraciones sobre la inocuidad de los alimentos, ya que los empaques recolectados después del consumo pueden estar contaminados por productos químicos comunes, disponibles para los hogares (productos fitosanitarios, gasolina, herbicidas de jardín o pesticidas, etc.)

La recolección de artículos reciclables de post-consumo ha creado un suministro de materias primas que pueden reaprovecharse fácilmente en nuevos productos o materiales para empaques.  Durante la etapa de reciclado, los materiales recuperados principalmente del mismo proceso (reciclado primario) en la mayoría de los casos, pero también en ocasiones provenientes de otros procesos distintos, se mezclan, en diversas proporciones con material virgen o en algunos casos, con lotes de plásticos que ya cuentan con un reprocesamiento previo, pero con bajo historia térmica (ya cuentan con 2 o 3 pasadas por proceso). Por lo que el número promedio de ciclos de reprocesamiento que experimenta el material, dependerá tanto de la relación la mezcla, virgen/reciclado, como del número de pasos de reciclado realizadas, siendo recomendados teóricamente, de 1 a 3 ciclos de reprocesamiento para evitar la acumulación de productos resultantes de la degradación del material, así como la reducción en propiedades mecánicas, que se manifiestan por un deficiente desempeño del producto final. Sin embargo, en la práctica industrial generalmente es mayor el número de pasos o ciclos de reproceso.   

Los materiales reciclados utilizados para el envasado de alimentos requieren algunas consideraciones especiales para garantizar que los productos químicos no regulados o los contaminantes no estén presentes en el material o no migren al alimento. Por ello, el objetivo es priorizar altos estándares de seguridad alimentaria, y establecer un marco claro y confiable. Así cualquier componente del empaque que está en contacto con los alimentos debe ser de una pureza adecuada para su uso previsto ya que la inocuidad de los alimentos es el principal objetivo para el desarrollo y la implementación de regulaciones sobre los materiales en contacto con los alimentos.

La posibilidad de que contaminantes químicos en materiales plásticos destinados al reciclaje puedan permanecer en el material reciclado y puedan migrar a los alimentos con los que entra en contacto el material, así como la posible contaminación microbiana y la preocupación por la integridad estructural del material reciclado, son de las principales consideraciones para el uso seguro de plásticos reciclados para aplicaciones de contacto con alimentos. Debido a que todos los productos químicos se difunden a través de los polímeros, existe la posibilidad de contaminación de los alimentos si hay sustancias químicas no reguladas o contaminantes presentes en el material reciclado.

Por todo lo anteriormente mencionado, organismos reguladores como la FDA (Food and Drug Administration), con gran preocupación por asegurar la seguridad del uso de materiales reciclados como empaques grado alimenticio, han propuesto las siguientes consideraciones:

 

Por  esa razón, toda empresa que utiliza materiales reciclados que aspire a ser un proveedor  o transformador confiable para el sector del empaque, debe apegarse a los siguientes requisitos propuestos por la FDA como se puede apreciar en el siguiente esquema:

1. Una descripción completa del proceso de reciclaje, que incluya una descripción de la fuente del plástico reciclable y una descripción de los controles que  garanticen que solo se recicla el plástico que cumplió inicialmente con la normativa aplicable. Además, una descripción de los pasos que se toman para garantizar que el plástico reciclable no se contamine en algún momento, ya sea antes de la recolección o durante el proceso de reciclaje.

2. Los resultados de toda prueba realizada para mostrar que el proceso de reciclaje elimina posibles contaminantes. Para el uso del material reciclado como sustituto del plástico hecho de materiales vírgenes, sería necesario mostrar que no ha habido posibilidad de contaminación con sustancias distintas de los alimentos o demostrar, a través de pruebas de contaminantes sustitutivas  o bien pruebas adicionales de migración, que su proceso de reciclaje elimina con éxito posibles contaminantes.

3. Una descripción de las condiciones de uso propuesta para el plástico (por ejemplo, información sobre la temperatura de uso, tipo de alimento con el que el plástico entrará en contacto, la duración del contacto).

Requisitos de la FDA para plásticos reciclados

Para evitar que los productos químicos contaminen los alimentos envasados en los plásticos reciclados, se proponen dos rutas principales:

  • El uso de materiales monocapa obtenidos a partir de un proceso de reciclaje que incluye etapas de separación, lavado, etc, donde se eliminan los contaminantes de riesgo para la salud;
  • El uso de estructuras multicapa, donde la capa reciclada se separa de los alimentos mediante una capa de polímero virgen (barrera funcional), que puede reducir la migración de posibles contaminantes residuales.

Cabe mencionar que  en la segunda parte del presente artículo, estaremos detallando más sobre los procesos de migración y la utilidad de los polímeros considerados barreras funcionales.  

Podemos concluir que es posible utilizar materiales reciclados en empaques para el sector de alimentos soportado en cumplir las siguientes aseveraciones:

  • Cumplir con las diversas legislaciones vigentes en cada país.
  • Promover un proceso de reciclaje circuito cerrado, que dé la seguridad sanitaria de los productos reciclados, favoreciendo con ello la incorporación a la modalidad de Economía Circular.
  • Generar la ventaja potencial para reducir costos en empaques.
  •  Encontrar y desarrollar aplicaciones para materiales reciclados de gran volumen y de alto valor.
  • Promover una competitividad de mercado.

 

Autores

 

  • MC. Adrián Méndez Prieto.
  • Ing. Rodrigo Cedillo García
  • L.C.Q María Concepción

Agradecimientos:

  • LSC. Daniel A. Alvarado Medrano
  • Lic. Juan Uriel Peña Castillo.

Contacto:

*MC. Adrián Méndez Prieto.
Centro de Investigación en Química Aplicada
Dpto. Procesos de Transformación de Plásticos
Blvd. Enrique Reyna H. 140 Saltillo, Coahuila. México. CP 25294
Tel. +52 844 438 98 30 Ext. 1312
adrián.méndez@ciqa.edu.mx.

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

Recursos