Puntos a considerar en la circularidad de los plásticos

Título original 'Puntos a considerar en la circularidad de los materiales plásticos'

¿Contribuye su empresa con el desarrollo de un proceso eficiente y sustentable? ¿Promueve la circularidad de sus materiales al recuperarlos, reutilizarlos o reciclarlos?

Me voy a permitir iniciar el presente escrito, partiendo de una reflexión tomada del libro, ‘The human use of human beings’, de Norbert Wiener, publicado en 1950: “Hemos modificado nuestro entorno de manera tan radical que ahora debemos modificarnos para poder existir en este nuevo entorno. Ya no podemos vivir como era antes”. Lo cual nos lleva a ubicarnos en la realidad de nuestra actualidad, una sociedad con una alta tecnificación de vida en  búsqueda de un mayor confort, con la consecuente excesiva generación de residuos e  impactos ambientales y un deterioro sensible, tanto del medio ambiente como de la calidad de vida de la mayoría de las poblaciones. Frente a ello, como una medida de remediación, surge el dilema de desarrollar e invertir en proyectos sustentables con bajos rendimientos económicos.

En este  contexto es imperativo promover desde la concepción de la idea de un nuevo producto, un pensamiento de carácter sustentable, que permita considerar a lo largo del ciclo de vida de dicho producto, en sus diversas etapas, como se aprecia en la figura 1.

Por ello es necesario promover un cambio de paradigma frente a los procesos productivos convencionales del tipo de economía lineal actualmente utilizado, donde tradicionalmente es un sistema que primordialmente se encarga de la extracción de la materia prima, la fabricación del producto y ya una vez cumplida con su vida útil es desechado en un vertedero, terminando su ciclo de vida. Con ello se promueve el agotamiento tanto de los diversos recursos naturales no renovables, como energéticos y el acumulamiento desmedido de residuos no reaprovechables.  Siguiendo con ello, sin poder cumplir con los desafíos de sostenibilidad de un mundo que, al mismo tiempo, requiere un crecimiento económico sostenido, protección del medio ambiente y bienestar social.     

Por ello se presenta la opción de un sistema económico de  Economía Circular [EC], en el que los productos y servicios se comercializan en ciclos o  ciclos cerrados que se caracteriza como una economía que se regenera por diseño, con el objetivo de conservar el mayor valor posible de los productos y materiales.

Así pues, la máxima de la [EC] debe ser crear un sistema que permita la vida útil prolongada, con la reducción de los recursos innecesarios a través del diseño y la implementación de productos y procesos para mejorar la eficiencia de los recursos con un flujo circular de materiales que involucra la recuperación, reutilización, reciclaje y re manufacturación de productos.

Por lo anterior, es de gran importancia para fines de potencializar la viabilidad de la circularidad de los procesos, en los diversos sectores productivos, en particular el mercado de los materiales plásticos,  establecer las condiciones límite o bien los principios que rigen la economía circular.

¿Contribuye su empresa con el desarrollo de un proceso eficiente y sustentable? ¿Promueve la circularidad de sus materiales al recuperarlos, reutilizarlos o reciclarlos?
 

Principios de la economía circular

Conservación del capital natural

Para considerar que un sistema de economía circular tiene éxito, será al lograr una disminución en el cambio climático y el agotamiento de los recursos, es decir se podría contar con un impacto ambiental positivo en nuestro ecosistema.

Esto significa que el capital natural debe mantenerse y fortalecerse utilizando los recursos disponibles no renovables con cuidado y equilibrando el uso de materias primas renovables dentro de los límites de lo que nuestro ecosistema puede manejar.

Preservar  los recursos naturales controlando las fuentes  equilibrando los flujos de recursos renovables.

Entre las rutas para la conservación de los recursos se proponen:

  • La desmaterialización o reducción de recursos; es entregar el mismo producto o servicio utilizando sólo un porcentaje menor o ninguno del  material o de algún tipo de material presente en el producto.
  • El uso de materiales inteligentes: elegir  materiales que duren y procesos que consuman poca energía renovable.

Optimización de los ciclos

Para maximizar el rendimiento de la economía circular, es importante optimizar la finalización de los ciclos. Esto significa que los productos y componentes se usan con la mayor frecuencia y el mayor tiempo posible, que están diseñados para durar, para ser reparables y que son fáciles de desarmar para reciclarlos. En adición, los productos deben ser diseñados para brindar  una múltiple funcionalidad con menor material, o bien que puedan ser remplazados con un servicio.

Fomentar la eficiencia del sistema

Dentro de una economía circular, su funcionalidad debe centrarse en la eficiencia del sistema en su conjunto. Es decir, el desarrollo debe de contribuir a una operación sistemática que involucre a todos los componentes de la cadena de valor de manera integral. Un esquema que simplifica de manera sencilla esta característica podría apreciarse en un sistema que contempla a una empresa moldeadora de plásticos- una recicladora – y una empresa acopiadora de piezas residuales, integradas de manera simbiótica promoviendo la circularidad de los materiales mediante protocolos de calidad previamente establecidos que aplican a las tres empresas, como se muestra en el siguiente esquema. Para que esto cumpla exitosamente deberá de cumplirse con los siguientes componentes:

  • Una conexión de confianza entre las diferentes partes del sistema;
  • Una negociación a largo plazo;
  • Consideración del efecto de cada etapa en el ciclo de vida de los productos (de gran relevancia la aplicación potencial de un estudio de análisis de ciclo de vida del producto).

La puesta en práctica de estos principios conlleva un gran número de beneficios tanto para el medio ambiente como para la sociedad, ya que la economía circular considera también como punto clave la inclusión social. Entre estos beneficios de la economía circular destacan:

  • Disminución del uso de los recursos, reducción de la producción de residuos y limitación del consumo de energía.
  • La economía circular contribuye a la creación de riqueza y empleo.
  • Permite obtener una ventaja competitiva en el contexto de la globalización ya que disminuye la dependencia de unos suministros externos e inciertos.
  • Abre la perspectiva a un crecimiento sostenible y duradero….

Con esta breve discusión introductoria al nuevo modelo productivo de la Economía Circular, se vislumbra una interesante área de oportunidad para las empresas que logren asimilar dicha metodología con oportunidad, dentro de los grandes cambios que les toca enfrentar. A manera de conclusión,  se puede enfatizar en los siguientes puntos:

  • Para mejorar la circularidad de los plásticos, es esencial asegurarse de que cada vez se recuperen más residuos de plástico y que no terminen en un vertedero o en el medio ambiente.
  • Al desarrollar una hoja de ruta para una economía circular, es importante garantizar que las decisiones sobre soluciones apropiadas se basen en la sostenibilidad considerada a lo largo de todo el ciclo de vida en lugar de simplemente considerar los aspectos de eficiencia de recursos solo al final de la vida útil de un producto.
  • Los plásticos hacen una contribución significativa a una economía circular cuando se examina todo su ciclo de vida.

Por último, aunque entiendo que no es muy habitual, continuar con el desarrollo del artículo después de haber concluido el mismo. Me tomare dicha atribución, quisiera dejar a nuestros lectores los siguientes cuestionamientos dentro del entorno de circularidad de sus empresas:

  • ¿Qué tan eficiente es su proceso en el flujo, manejo y control de sus materiales, que le permita medir la circularidad de su sistema productivo? 
  • ¿Cuenta con algún parámetro de control que permita medir el impacto ambiental de su proceso y producto?

 

Contenido relacionado

Nouryon completa su expansión de peróxidos orgánicos en México

Nouryon ha duplicado su capacidad para peróxidos orgánicos en México, para satisfacer la creciente demanda de la región en el mercado de policloruro de vinilo. Más detalles.