• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/08/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Razones para ver el futuro con optimismo en la industria del plástico

Título original 'Razones para ver el futuro con optimismo'
Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La incertidumbre en este año tan atípico ha tenido gran impacto en las perspectivas de negocio de todos los sectores. Sin embargo, en la industria plástica hay situaciones que traen luz al panorama.

Los plásticos en aplicaciones de packaging se han establecido como fundamentales. La seguridad alimentaria requiere la protección de alimentos tanto frescos como preparados.

La seguridad alimentaria requiere la protección de alimentos tanto frescos como preparados.

Antes de la pandemia, la industria plástica venía de un par de años críticos de batallar con las presiones asociadas a las problemáticas ambientales. Ese trabajo continúa, pero de alguna forma, en plena pandemia los plásticos han tenido la oportunidad de mostrar su valor y eso pone los argumentos de la industria en otra perspectiva.

Las características de alta barrera, limpieza, bajo costo y fácil acceso han salido al rescate cuando más se ha requerido en diversas aplicaciones y mercados. De hecho, en los momentos más álgidos de la crisis por la pandemia, muchos de los segmentos atendidos por la industria plástica fueron considerados como “actividades esenciales”, en etapas tempranas o posteriores de la cuarentena. Así muchas empresas consiguieron mantenerse activas sin interrupción o muy pronto iniciaron operaciones.

Los plásticos en aplicaciones de packaging se han establecido como fundamentales. La seguridad alimentaria requiere la protección de alimentos tanto frescos como preparados. Así, estructuras de alta barrera y empaques inteligentes tienen gran cabida. Los nuevos estilos de vida en épocas de pandemia retan la creatividad de los diseñadores de empaques, que deberán responder rápidamente a una creciente tendencia, tanto de empaques tipo familiar, como de alimentos preparados en porciones individuales. Igualmente, los cambios en las costumbres abren paso a una gran demanda de empaques para domicilios. En la misma línea, las compras por internet de todo tipo de productos, son un campo fértil para ingeniar nuevos empaques que permitan la seguridad y la protección en estas cadenas de suministro.

Este sector será también responsable de atender todos los requerimientos de empaque de los mercados de limpieza del hogar, cuidado personal y productos para asepsia que claramente están en auge, y continuarán en esta tendencia.

En el sector médico son muchas las oportunidades posibles. Desde productos básicos como todos los relacionados con protección (cubrebocas, máscaras, caretas y ropa quirúrgica), hasta dispositivos y componentes de gran sofisticación, cuya demanda estará íntimamente ligada a la necesidad de producción local por un tema de seguridad nacional.

El reciclaje, que inicialmente ha encontrado grandes retos en el acopio de materiales en tiempos de cuarentena, tiene a su favor el impulso que ya se ha establecido con las ambiciosas metas de compañías dueñas de marca a escala mundial por incorporar materiales reciclados posconsumo en sus soluciones de envase y diversos productos. Desde fabricantes de resina, hasta proveedores de maquinaria han venido trabajando en proyectos colaborativos en pro de la economía circular de los plásticos, y esto es esto es algo más vigente que nunca, cuando justamente la pandemia ha traído un mayor uso de plásticos de un solo uso en muchos frentes.

Para la industria automotriz mexicana, uno de los sectores más confrontados en esta pandemia, llega un nuevo aire con la entrada en vigor del T-MEC. Tanto los fabricantes de vehículos, como los de autopartes, deberán elevar su contenido de origen de la región de Norteamérica (México, Estados Unidos y Canadá) a un 75%. Esto representa claras oportunidades paras las empresas en México, que pueden optar por atraer negocios de varios países asiáticos. Igualmente, las nuevas reglas en materia laboral prometen ofrecer mayor estabilidad y atracción de talento local.

También en tema laboral y de empleo vale destacar una proyección dada a conocer por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que señala que si bien el impacto de la pandemia en el mercado laboral provocará que el empleo caiga entre los países de la OCDE, entre 4.1 y 5 por ciento en 2020 frente a 2019, el impacto previsto para México es de apenas 0.7 y 1.0 por ciento, con lo que se ubica entre los países de menores cambios.

Para navegar estos tiempos, resultará clave ser perceptivo a las nuevas demandas y situaciones del mercado que surgen de forma inmediata y se extienden al mediano plazo. Así mismo, estar informado, y es ahí donde puede contar con nosotros.


Recursos