• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
27/08/2018 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Vileda aumenta su apuesta en México

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

A través de la innovación y la calidad, Vileda México está buscando el liderazgo de las categorías en las que participa en el mercado mexicano de la limpieza. Su planta de producción de Tultitlán será una pieza clave para lograrlo.

Con el propósito de presentar el crecimiento constante en su división de Home and Cleaning Solutions-Vileda México, Freudenberg, el holding alemán con más de 40 años de presencia en México, que brinda productos y servicios innovadores para más de 30 segmentos de mercado, abrió a los medios de comunicación las puertas de su planta de producción localizada en Tultitlán, Estado de México.

Vileda se ha establecido como un líder en el sector de productos de limpieza mecánica gracias a sus estándares de calidad y al desarrollo constante de nuevos productos, que han destacado en el mercado.

Sus mopas y trapeadores de microfibra, paños de tela sin tejer, guantes, escobas, fibras y más recientemente sus trapeadores rotatorios EasyWring&Clean, número 1 en ventas en el mundo, y la mopa robótica Virobi, son ampliamente conocidos y se pueden encontrar en las principales cadenas de autoservicios a nivel nacional, como Grupo Walmart, Chedraui y Soriana. Además, han encontrado presencia creciente en el canal de mayoreo y en plataformas de comercio electrónico como Amazon y Mercado Libre.

Con este portafolio de productos, en 2017, Freudenberg reportó que la participación de Vileda en el mercado global representó el 10% del total de sus ventas.

En México, Vileda cuenta con una participación superior al 15% en el mercado de la limpieza en México, con liderazgo en limpieza de suelos (trapeadores y escobas) y guantes domésticos.

Al respecto, Victor Andriani, country manager de Vileda para México, dijo: “Estamos muy orgullosos de que Vileda sea una pieza importante para el crecimiento del Grupo Freudenberg. Perseguimos el liderazgo en las categorías donde participamos en el país, apostando a la inversión en la innovación, la calidad y la marca”.

Vileda, hecho en México

Vileda fabrica sus productos en todo el mundo y en México no es la excepción. La empresa ve a México como un país estratégico para su crecimiento y prueba de ello, es que en la actualidad 70% de sus productos son fabricados en el país, algunos de los cuales son exportados a Estados Unidos y Latinoamérica.

En los últimos dos años, Freudenberg instaló cinco nuevas líneas de producción y ensamblado, con lo que duplicó la producción local. Con una facturación mundial de más de mil millones de dólares, Vileda aspira a un crecimiento superior al 15% para finales de 2018 en México.

“Nuestra visión como empresa es hacer la vida más fácil a nuestros consumidores con productos innovadores que cubran las necesidades insatisfechas. Buscamos ser socios comerciales a largo plazo para nuestros clientes y proveedores. Apostamos a México, a la diversidad, al desarrollo de equipos y de la comunidad en la cual operamos”, comentó Andriani.

Su planta de producción, ubicada en Tultitlán, Estado de México, emplea a 70 personas, tiene una superficie de 6,400 m2 y una capacidad instalada superior a los 30 millones de unidades. Además cuenta con las certificaciones ISO 14001 (medio ambiente) y OHSAS 18001 (salud y seguridad).

Componentes plásticos

Los productos de Vileda contienen diversas piezas plásticas, que emplean principalmente Polipropileno (PP) para la parte de moldeo y Tereftalato de Polietileno (PET) para las fibras.

En México, estas piezas son abastecidas por proveedores nacionales con quienes guardan una relación de larga data, a quienes proporcionan las debidas especificaciones y con quienes comparten estándares de calidad.

Otros materiales plásticos provienen de sus plantas filiales en Europa y en Estados Unidos. Sin embargo, la idea es que en el futuro puedan constituirse como una empresa de integración vertical, es decir una empresa que directamente se hace cargo de las distintas fases de su producción, como explica José Luis Guzmán, Director de Operaciones de la Planta.

“Hay algunos materiales que no resulta costeable producir in house, como es el caso de las fibras y otros productos muy especializados; sin embargo, hay algunos como los tacos de las escobas, el capuchón de las mopas, los exprimidores, que se podrían moldear en casa.”

Como menciona Guzmán, para ello se requiere de otro tipo de instalaciones. “En Europa tenemos plantas más grandes. Ahí mismo se realiza la inyección y extrusión de plásticos. La planta de Aurora (Illinois), que nos provee de materiales plásticos, por ejemplo, tiene máquinas extrusoras para fabricar la fibra y tiene equipos de inyección para moldear. La idea es que entre más tienes bajo tu control, tu calidad es mejor, así como tus costos y tu servicio al cliente”.     

Por otra parte, Guzmán detalló que productos como EasyWring emplean un alto porcentaje de plásticos reciclados, siempre bajo un sistema de reciclado industrial controlado, que permite garantizar las características y la calidad del producto, además de que representa una oportunidad de costo, que es transferible al cliente final.

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

Recursos