| 6 MINUTOS DE LECTURA

Claves de liderazgo para promover la industria de reciclaje de plásticos

Laura Michua, directora comercial de Arpema Plásticos, se refirió a la importancia del liderazgo, tanto empresarial como individual, para promover el reciclado de plásticos.
#sustentabilidad

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Arpema Plásticos, fundada por el Lic. Pedro Arnauda, es un referente de la industria de reciclaje en México. Desde hace unos diez años, cuando inició operaciones, su vocación ha sido la recuperación de desperdicios plásticos industriales y mermas de producción para convertirlos nuevamente en materia prima, dentro de un ciclo virtuoso de economía circular.

En sus instalaciones, ubicadas en Lerma (Estado de México), se dedican al lavado y peletización de residuos postindustriales, y ya están en camino de incorporar nuevas tecnologías de punta para tratar polietilenos y polipropilenos posconsumo. Tienen además un equipo de fabricación de compuestos, que los pone en una posición destacada para responder a la demanda actual de materiales reciclados para aplicaciones específicas. De hecho, a comienzos de 2020, Arpema firmó un acuerdo con Dow, para desarrollar una resina plástica de alta calidad elaborada con plástico reciclado posconsumo, que se espera pronto comience a dar frutos.

Platicamos con Laura Michua, su directora comercial, sobre las perspectivas de negocio que se vislumbran con el auge que está teniendo el reciclaje, así como del liderazgo, tanto empresarial como individual, que se requiere para llevar el reciclado de plásticos al siguiente nivel.

“Es apasionante hablar de reciclaje, economía circular y sustentabilidad, pero no porque sean temas de moda, sino porque es una conversación necesaria. Si no tomamos en serio la oportunidad que nos brinda el reciclaje de plásticos de lograr una verdadera economía circular, y si no la interiorizamos, estaremos en graves problemas como humanidad y como planeta”.

Entre los retos que encuentra una empresa de reciclaje para expandir su alcance, según la directiva, es que en algunos sectores todavía prelavece la idea de que los productos reciclados son de baja calidad, aunque esta lucha ya se da en menor medida que con respecto a hace unos años. También está garantizar la disponibilidad constante de residuos plásticos. “No siempre tenemos la misma cantidad de material, ni de las mismas características. Esto es un reto constante”.

La trazabilidad de los materiales es fundamental para generar confianza con el cliente.

La trazabilidad de los materiales es fundamental para generar confianza con el cliente.

Adicional a esto, ahora se tiene el desafío de satisfacer los requerimientos de los dueños de marca, que tienen la expectativa de sustituir materiales vírgenes por reciclados, pero sin hacer ajustes al proceso o a los diseños mismos. “Esto no es posible. Hay que acondicionar el proceso y ser flexibles en ciertos aspectos. Hay que romper ese paradigma y abrirse a la posibilidad de que los materiales reciclados podrían no tener el mismo pantone o que el proceso requiere un ajuste”.

Así mismo, está la fluctuación de los precios de materia prima. “Los materiales reciclados se están revalorando. Ha habido momentos en que el precio de un material reciclado ha estado al mismo nivel o por encima de la resina virgen, y el cliente prefiere comprar virgen. Todavía falta hacer énfasis en que el uso de una resina reciclada está contribuyendo al planeta y se logran una serie de beneficios ambientales, que no se tienen de otro modo”.

A estos retos, según la directora comercial de Arpema Plásticos, se suma también la idea errónea de que cualquiera que tenga un molino puede reciclar, pues la producción de materiales de alta calidad requiere de inversiones en tecnología y de un conocimiento profundo del proceso que permita producir resinas de alta calidad.

Laura Michua, directora comercial de Arpema Plásticos.

Laura Michua, directora comercial de Arpema Plásticos.

Para sobrepasar estos obstáculos y llevar el reciclaje a una mayor expansión, Laura Michua destaca cuáles son las cualidades de liderazgo individual y empresarial que se requieren para promover el reciclaje en un país como México, que goza de una posición reconocida en el sector, pero donde hay varios aspectos que requieren solución.

La primera clave, según la directiva, está en el rol que todos tenemos como consumidores. “No podemos vivir en automático. Tenemos que detenernos y pensar el impacto de las acciones que realizamos. Por ejemplo qué impacto tiene que yo separe mi basura y disponga mis residuos correctamente. En este aspecto tenemos que hacer cambios drásticos e inmediatos. Me encanta el libro ‘La revolución necesaria’, de Peter Senge, que nos invita a actuar. Desde hace muchos años se viene hablando de los problemas de agua, de los problemas del cambio climático, pero no hicimos prácticamente nada. Así es que como líderes, desde nuestro entorno individual y personal, hay mucho que sí podemos hacer para contribuir con nuestro granito de arena a partir del compromiso con nosotros y con nuestro planeta”.

Para Laura, otra de las habilidades que se deben desarrollar como líderes es la parte de desaprender y reaprender. “Debemos estar abiertos a crear nuevos hábitos de consumo, de compra. Reaprender significa hacer las cosas de manera diferente pero intencionada, no en el automático como hemos vivido hasta ahora”.

Desde el liderazgo individual, también está la congruencia. “Quienes estamos en la industria de plásticos, y más aún en área de reciclados, tenemos que poner el ejemplo con nuestras acciones. Tristemente, he visto que hay empresas transformadoras y productoras de plásticos que no están comprometidos con esta parte del reciclaje y no promueven estas prácticas. El cambio debe comenzar aquí”.

Arpema Plásticos se dedica a la recuperación de desperdicios plásticos industriales y mermas de producción para convertirlos nuevamente en materia prima.

Arpema Plásticos se dedica a la recuperación de desperdicios plásticos industriales y mermas de producción para convertirlos nuevamente en materia prima. Ahora se prepara para comenzar a trabajar con materiales posconsumo.

Para un líder, el foco también debe estar en el detalle. “No podemos quedarnos con lo que vemos en redes sociales. Debemos buscar información e investigar con varias fuentes antes de tomar una posición. El líder debe tener una visión panorámica y con esa información tomar acción. Ya no podemos seguir en las gradas. Lo que está pasando nos exige participar y buscar la manera para que como industria hagamos nuestra parte y promovamos el reciclaje”.

En la parte colectiva, Laura Michua destaca la necesidad de trabajar en la inclusión, lo que  quiere decir que hay que abrirse a la posibilidad de que todo se puede reciclar, de que todo lo podríamos reutilizar y no nada más determinadas cosas si no que prácticamente podríamos reciclar todo.

Otra habilidad que ella señala es la necesidad de cultivar un pensamiento colectivo, como empresa, como gremio y como sociedad. “Hay que propiciar que todos estemos en el mismo canal y hay que ser capaces de pedir y dar ayuda. Con esto me refiero a los problemas individuales requieren soluciones colectivas. Deberíamos trabajar en red. Si yo tengo un residuo hay alguien que lo puede usar. Lo que es basura para mí, para alguien más puede ser una materia prima. Para llegar a esto debemos desarrollar la cooperación y el apoyo”.

Por último, la directiva señala como muy importante la capacidad de difundir el mensaje sobre la importancia del reciclaje y enrolar a otras personas hacia un objetivo común, que sea propiciar el reciclaje, el reúso, el rediseño, y el repensar el uso de los plásticos.

Para Arpema Plásticos, la coyuntura actual, donde grandes compañías dueñas de marca están apostando por los materiales reciclados y donde hay una mayor receptividad del mercado hacia ellos, esta es una gran oportunidad para aumentar las tasas de recuperación e impulsar el reciclaje.

“Vemos un panorama prometedor en esta parte de reciclaje y no solo en México. Arpema exporta materiales a Estados Unidos y Sudamérica. Entonces, vemos una gran oportunidad en este sentido y, sobre todo, porque Arpema tiene los recursos para penetrar en mercados de alta exigencia. Vemos la tendencia hacia la economía circular, la sustentabilidad, y el reciclaje como áreas de oportunidad”, comentó.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Nanotecnología y polímeros para desarrollar textiles inteligentes

    Materiales novedosos para la elaboración de fibras inteligentes nanoestructuradas son desarrollados en el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA). Diferentes aplicaciones industriales son el objetivo.

  • PetStar, la estrella del reciclaje de PET

    La planta de reciclaje de PET grado alimenticio más grande del mundo está en Toluca, y es tan espectacular como el proceso de reciclado botella a botella con el que recupera 50 mil toneladas de PET al año.

  • Los bioplásticos florecen en México

    Empresas ya consolidadas, emprendimientos y proyectos académicos le apuestan al desarrollo de bioplásticos. Con fuentes locales como agave, aguacate, frutas y quitosano, las propuestas no dejan de sorprender.