Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Citrulsa de México es una empresa 100 % mexicana, que se dedica a ofrecer soluciones plásticas sustentables en la fabricación y maquila de envases y artículos de plástico para las industrias cosmética, del hogar, farmacéutica y automotriz. Aunque el año 2020 pasará a la historia por sus retos, para esta compañía fue también de grandes logros. Detrás de los proyectos alcanzados hay un gran equipo de trabajo, pero se destaca la visión fresca e innovadora de su gerente general, Sandra Moreno.

Ella, que se autodefine como una administradora con corazón de ingeniero, posicionó a Citrulsa como pionera en el uso de material reciclado posconsumo (PCR) para la fabricación de envases en el país, al anunciar su alianza con Braskem Idesa; además, asumió el liderazgo de la mayor iniciativa en México para la donación de caretas protectoras en la pandemia.

Sandra comenzó su carrera en los plásticos a muy temprana edad en la empresa familiar. “Mi papá viene de una familia de muy bajos recursos y, aunque no tuvo la oportunidad de estudiar, es una persona con muchísimo ingenio. Para fundar la empresa de plásticos tuvo que fabricar, junto con mi hermano, una máquina de inyección. Esa máquina permitió el origen de Citrulsa y aún hoy la tenemos exhibida en una vitrina. Así, un día, cuando yo tenía 14 años, mi papá me dijo que ya era momento de comenzar a trabajar en la empresa. En ese entonces solo había ocho colaboradores y tres inyectoras. Yo era muy joven, pero rápidamente me apasioné y me encantó el tema. Mi papá nos inculcó muchos valores, entre ellos la importancia de crear empleos y ayudar a las familias de México. Después de pasar por muchos roles en la empresa, soy gerente general y tengo la gran satisfacción de amar lo que hago”.

Sandra estudió Administración de Empresas, pero en los aspectos técnicos de los plásticos fue autodidacta. Así, comenta que ha logrado cultivar su perspectiva desde los dos frentes. Por un lado está su agudeza gerencial, por otra parte está su conocimiento de los procesos y también se destaca su sensibilidad. Esta combinación de destrezas y talentos le permite dirigir la compañía con una perspectiva integral. Hoy, Citrulsa de México tiene 600 colaboradores, dos plantas productivas y una cartera de clientes internacionales.

Entre los logros que ella destaca en este rol, en el que lleva ya unos cinco años, se encuentra la consecución de diferentes certificaciones de calidad y la apertura de una planta en Lerma, Estado de México. “Fue un reto porque teníamos dos semanas para hacer un espejo de nuestra planta de Ciudad de México”, comentó. Más recientemente también están la reingeniería de los procesos y las alianzas estratégicas con clientes y proveedores en pro de una redefinición del modelo de negocios para enfocarse en soluciones sustentables y dirigidas hacia la economía circular.

Alfredo Prince, Director Comercial de Braskem Idesa; y la licenciada Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Alfredo Prince, Director Comercial de Braskem Idesa; y la licenciada Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

A comienzos del año pasado, Citrulsa de México anunció una alianza con Braskem Idesa para la fabricación de botellas de polietileno de alta densidad (PEAD), con 30 % de material reciclado posconsumo. La compañía transformadora de envases se convirtió en uno de los primeros casos de aplicación de la resina de polietileno del portafolio I’m Green recycled, lanzado por Braskem Idesa a finales de 2019. Esta resina conserva las propiedades químicas de las resinas vírgenes, pero incorpora material reciclado posconsumo y, además, tiene unas características que facilitan la reducción de peso por botella. La combinación de estas dos cualidades permite conseguir soluciones rentables y con un perfil ambiental.

De acuerdo con Sandra Moreno, el trabajo que han desarrollado con sus clientes y con dueños de marca, hoy les permite afirmar que la totalidad de los productos que fabrican mediante extrusión-soplo tienen un porcentaje de material reciclado posconsumo.

“Queremos ir más allá, y ya trabajamos para incorporar en el corto plazo el reciclado posconsumo también a los productos de inyección, en todo lo que son las tapas. Ese es el giro que estamos dando para que muy pronto el ciento por ciento de nuestra producción tenga contenido reciclado posconsumo”.

Luego, en plena pandemia, cuando se hizo urgente la necesidad de brindar equipos de protección personal al cuerpo médico que estaba en primera línea de atención ante el COVID-19, Sandra Moreno asumió el liderazgo de “Dale un respiro a México”. Se trata de la iniciativa de mayor impacto, por volumen, para la fabricación y donación de caretas. Con la vinculación de 25 empresas (19 de la industria plástica), que donaron materias primas, conocimientos y capacidades productivas, sobrepasaron el objetivo de fabricar 500 mil caretas para entrega gratuita a personal médico e instituciones.

“Nos convertimos en una gran alianza. Podemos decir que somos empresas fabricantes de plástico y que, orgullosamente, nos convertimos en una orquesta capaz de transformar una amenaza en oportunidad. Evolucionamos para llegar a todos aquellos ángeles con bata blanca y para todos nuestros héroes del servicio en general, que arriesgan sus vidas para cuidarnos”, comentó Sandra Moreno, representante y vocera de la iniciativa, en el informe final del proyecto, en el que las empresas donantes podían hacer un seguimiento del destino de cada una de las caretas entregadas.

Con respecto al rol de la industria plástica tras la pandemia, Sandra Moreno comenta que percibe cómo tras la lucha para contener el COVID-19, se debe reforzar el mensaje de que el plástico realmente es un gran material y que los problemas que se le atribuyen tienen que ver con una deficiente disposición de los desechos. “Con la producción de equipos de protección personal para COVID y la necesidad que se tiene de usar los plásticos para proteger productos y alimentos, la gente debe ver los plásticos desde una perspectiva diferente”.

Consulte otros perfiles que también hacen parte de este especial:

Cómo aportar al mundo desde el moldeo de plásticos: Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Un paso adelante en la innovación con materiales plásticos: Evelyn Hernández, especialista en desarrollo de negocios de Braskem Idesa.

Una mirada técnica y científica a los desechos plásticos: Alethia Vázquez Morillas, líder grupo de investigación en la UAM.

Cultivar el conocimiento sobre los plásticos desde la investigación y la educación:  Odilia Pérez Camacho, investigadora titular del CIQA.

Comunicación y divulgación a favor del reciclaje: Romina Dávila, directora de operaciones y programas de ECOCE.

En la primera línea de defensa de los plásticos: Andrea Cabrera, consultora externa de Dart de México.

Cómo llevar la transformación de plásticos al siguiente nivel: Quezni Domínguez, asesora tecnológica empresarial en el sector de plásticos en FUMEC.

En la apuesta por la recuperación de la industria aeroespacial: Claire Barnouin,  directora ejecutiva del Clúster Aeroespacial de Nuevo León.

Apoyo a la industria local de moldes desde la proveeduría de componentes: Daniela Calderón, directora general de Hasco México.

En la búsqueda de nuevas estrategias digitales para la proveeduría de maquinaria: Adriana Sosa, gerente de marketing de Plastec USA.

Ventas con pasión para una industria que no se detiene: Xochitl Pérez, gerente de ventas en Distribuidora Don Ramis (DDR).

CONTENIDO RELACIONADO