Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Romina Dávila, directora de operaciones y programas de ECOCE.

Romina Dávila, directora de operaciones y programas de ECOCE.

En el reciclaje de PET, México es un caso de éxito, con una tasa de acopio del 53 %, por encima de Estados Unidos, Canadá y Brasil. Es, además, el país que destina el mayor porcentaje de plásticos reciclados para la fabricación de nuevos envases. Estos logros han sido posibles gracias al trabajo colaborativo de industriales, empresas, compañías dueñas de marca, pepenadores y otros sectores, entre los que se destaca por su liderazgo ECOCE, una asociación civil ambiental auspiciada por la industria de productos de consumo que surgió en 2002. Romina Dávila, directora de operaciones y programas está detrás de la titánica pero imperativa labor de divulgar los beneficios del reciclaje de plásticos en la sociedad.

Romina estudió biología en la Universidad Westhill. El tema de manejo de residuos sólidos urbanos despertó su interés, como parte de un curso sobre Derecho Ambiental en un diplomado de la UNAM, en el cual mencionaron a ECOCE. “Me llamó mucho la atención e inicié el contacto. Me encantó el tema, y ya llevo con ellos más de 14 años de trabajo. Avancé poco a poco. Cuando hice una maestría en Derecho Ambiental tuve la oportunidad de abordar temas relacionados con las negociaciones ante el gobierno. Así entré de lleno a la industria del reciclado de plásticos, desde la perspectiva del cuidado al medioambiente y la educación ambiental”.

En la actualidad, como directora de operaciones y programas, ella tiene a su cargo la coordinación, dirección y ejecución de todos los programas de acopio educativo que maneja ECOCE. Esta asociación promueve programas de acopio en escuelas, en instituciones, en oficinas de gobierno, en comunidades con pocos servicios municipales y también coordina lo que denominan eco-rescates, que consisten en la limpieza de cuerpos de agua y lugares naturales, así como la separación y manejo de residuos en eventos deportivos. “Todo esto es parte de concientización y educación ambiental a través de programas de ejecución. Es decir, que la gente pueda llevar a la práctica la separación de residuos, con énfasis en los empaques y envases de plástico”.

Romina también forma parte de las negociaciones de operatividad con los tres órdenes de gobierno —municipal, estatal y federal—, así como de los comités técnicos, dedicados a los materiales de plástico que se utilizan para envases y empaques. Entre ellos están el comité técnico de PET, el comité técnico de empaques flexibles y el comité de polietileno de alta densidad. “Dentro de esos comités establecemos las metas anuales para promover el acopio de los materiales, definimos los programas de educación y de concientización para consumidores, así como otras acciones necesarias para cumplir con las metas”.

De acuerdo con Romina, en toda esta estrategia desempeña un rol muy importante la educación ambiental al consumidor.

“Es urgente que la gente pueda conocer que no todos los plásticos son iguales, cómo deben ser separados y cómo manejarlos. Esto es fundamental para que el reciclaje se pueda llevar a la práctica. ECOCE refiere que una de las bases fundamentales para alcanzar buenas tasas de recuperación implica que los plásticos no sean satanizados y que se eduque y sensibilice al consumidor para que se haga responsable de los empaques o envases. Es decir, que sepa que lo tiene que separar del resto de la basura, por lo menos de los orgánicos, y que no debe tirarlo en la calle. Estas acciones son la base para desarrollar las otras etapas de acopio y reciclaje de plásticos en México”.

Dentro de esta labor, la sensibilización entre los niños y jóvenes resulta crucial. De ahí que Romina destaca como uno de sus principales logros el acompañamiento en la evolución del proyecto de Eco-Reto, un programa de recuperación de envases y empaques para su reciclaje, dirigido a escuelas, que inicialmente se realizaba de forma presencial en cada lugar. Con el fin de ampliar su alcance e ir más allá de las limitaciones físicas se convirtió en una plataforma educativa, lanzada en 2020 con el nombre de Educa Verde Eco-Reto.

Esta plataforma busca ser una herramienta para que los maestros de escuela de todos los niveles, desde jardín de niños hasta preparatoria, tengan materiales y contenidos que les permitan dar clases a sus estudiantes sobre cinco macrotemas: sustentabilidad, cambio climático, biodiversidad, agua y residuos. Cada nivel tiene material y contenido distinto. “Trabajamos cerca de un año en la creación de esa plataforma. Fue muy satisfactorio desarrollar desde los temas hasta los contenidos”. Con la pandemia, han tenido que modificar el trabajo con las escuelas, pero es una línea estratégica que buscan mantener.

Entre los nuevos proyectos, Romina destaca la gran meta de replicar lo que han logrado con el acopio y reciclaje de PET también a otros materiales plásticos. “ECOCE inició con el PET, y conforme hemos avanzado y alcanzado diferentes logros con este material, los asociados de ECOCE empezaron a querer llevar este mismo modelo a otros materiales. Uno de los proyectos más ambiciosos que traemos es crear una industria recicladora de otros materiales que signifique tanto en inversión y generación de empleos en México, como ya lo es la del PET. Esperamos en un futuro poder hablar de resina reciclada en envases como el polietileno o en empaques flexibles como lo hacemos ya con el PET”.

Sin duda, la pandemia ha tenido un impacto fuerte para la industria del reciclado de plásticos no solo en México, sino en el mundo. Por un lado está la ralentización de operaciones de las estaciones de transferencia o plantas de selección, y por el otro, el acopio se ha visto afectado por el cambio de hábitos de consumo de la sociedad. Para el caso de México, la industria ha enfrentado la escasez de material y un aumento de los precios, no solo del PET, sino también del polietileno, a pesar de las negociaciones en curso con el fin de generar una corriente robusta de acopio.

Romina comenta que la satanización hacia los plásticos y las prohibiciones también afectan el reciclaje. “ECOCE favorece la educación sobre la prohibición, y promueve la creación de regulaciones o políticas públicas que generen educación en la sociedad”.

Ante este panorama, Romina destaca que ECOCE ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias y llevar con más fuerza sus líneas de comunicación hacia el consumidor, como diversas campañas enfocadas en la educación para la correcta separación de residuos en casa, que facilite la recuperación de estos materiales.

También, de la contingencia actual, ella destaca la amplia demanda que ha tenido el PET reciclado posconsumo para la fabricación de equipos de protección personal.

“Cuando empezó la pandemia se hizo evidente el uso de RPET en pijamas quirúrgicas, cubrebocas y caretas. Nosotros tuvimos un proyecto para hacer caretas de PET reciclado, no de resina virgen, y fue una oportunidad para mostrar la aplicación de estos materiales y el valor de reciclar”.

Consulte otros perfiles que también hacen parte de este especial:

Cómo aportar al mundo desde el moldeo de plásticos: Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Un paso adelante en la innovación con materiales plásticos: Evelyn Hernández, especialista en desarrollo de negocios de Braskem Idesa.

Una mirada técnica y científica a los desechos plásticos: Alethia Vázquez Morillas, líder grupo de investigación en la UAM.

Cultivar el conocimiento sobre los plásticos desde la investigación y la educación:  Odilia Pérez Camacho, investigadora titular del CIQA.

Comunicación y divulgación a favor del reciclaje: Romina Dávila, directora de operaciones y programas de ECOCE.

En la primera línea de defensa de los plásticos: Andrea Cabrera, consultora externa de Dart de México.

Cómo llevar la transformación de plásticos al siguiente nivel: Quezni Domínguez, asesora tecnológica empresarial en el sector de plásticos en FUMEC.

En la apuesta por la recuperación de la industria aeroespacial: Claire Barnouin,  directora ejecutiva del Clúster Aeroespacial de Nuevo León.

Apoyo a la industria local de moldes desde la proveeduría de componentes: Daniela Calderón, directora general de Hasco México.

En la búsqueda de nuevas estrategias digitales para la proveeduría de maquinaria: Adriana Sosa, gerente de marketing de Plastec USA.

Ventas con pasión para una industria que no se detiene: Xochitl Pérez, gerente de ventas en Distribuidora Don Ramis (DDR).

CONTENIDO RELACIONADO