• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
05/04/2018 | 5 MINUTOS DE LECTURA

La verdad sobre los plásticos

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Es una falacia decir que los plásticos son contaminantes. El plástico no reacciona químicamente con lo que lo rodea en ambiente natural, y al no haber reacción química no hay contaminación.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En la vida todo nace, crece, se reproduce y muere. Esto es lo común en el ser viviente. Los bienes, los servicios y específicamente los productos también viven este proceso.

Por ello, la innovación y el desarrollo son vitales para su existencia. La base es el desarrollo gradual y permanente, que no necesariamente es “Mejora continua”.

Precisamente, los plásticos son un muy buen ejemplo de productos que han logrado crecer en forma muy importante a través del desarrollo gradual y permanente.

Los materiales con los cuales se fabrican y se construyen los productos también tienen vida.

  • Metales: tienen vida hasta que les llega la fatiga y sufren desintegración. Este es un problema potencial muy importante en la aviación.
     
  • Vidrio: el vidrio y el cristal con el tiempo se tornan frágiles. Yo hasta en dos ocasiones he vivido esta experiencia la primera con una hielera de vidrio con cerca de 100 años de antigüedad y la segunda con una copa de cristal para vino tinto con aproximadamente 60 años que al toque se rompieron.

 

  • Papeles: los papeles y sus derivados son fáciles presas del medio ambiente, desde la luz, la humedad y los insectos. En otras condiciones pueden perder humedad hasta volverse intocables y quebradizos, ejemplos antiguos sobran, desde los papiros egipcios hasta los Códices Mayas que han durado miles de años.

 

  • Madera: también nace, crece se reproduce y muere dependiendo de la zona donde se encuentre. Con el paso del tiempo en condiciones ambientales cambiantes la madera pierde toda la humedad, sus resinas se cristalizan y se vuelve quebradiza. Simplemente, recuerde los puentes de madera en las regiones montañosas. También son alimento sustancioso de los insectos, un factor más en su contra.

 

  • Plásticos: al ser una creación científica del hombre a partir de recursos naturales de origen orgánico y no exclusivamente del petróleo como por ejemplo los elastómeros derivados de las resinas de arboles como el Tziclizapotl y el hulli, los plásticos se comportan también como los demás materiales pero tienen ventajas que no tienen algunos de los demás como larga duración. No se oxidan, no se corroen, no contaminan, no son atacados por insectos y se pueden recircular, reutilizar y reciclar además de que llegado el momento se pueden incinerar siendo sus residuos muy pequeños y a la vez generando energía eléctrica.

Intereses creados han manejado la gran estabilidad de los plásticos como un problema de contaminación, lo cual es una falacia. De esta gran duración se obtienen grandes ventajas, como por ejemplo la tubería de PVC, que desde los años cincuenta viene sirviendo como tubería hidráulica y sanitaria con gran ventaja sobre las otras tuberías de fierro y concreto, pues no se oxidan ni se incrustan; no se rompen fácilmente con los sismos es económica fácil de transportar e instalar.

Este es solo un ejemplo que se presenta en contra del falaz argumento de algunos estudios científicos que ven como desventaja la gran duración del plástico.

De hecho en términos generales podemos decir que todos los materiales tienen vida durante miles de años siempre y cuando estos se conserven en condiciones constantes de presión, temperatura, humedad y ausencia de luz, siendo la luz un factor muy importante pues como todos sabemos está formada por una gama de colores que van del rojo al ultravioleta siendo esta fracción la que contiene la energía suficiente para generar reacciones químicas, lo cual lleva a la degradación de los materiales en mayor o menor grado.

Estudios tendenciosos hacen parecer al plástico como un producto no biodegradable y según sus aseveraciones en estudios conocidos realizados en hornos de envejecimiento, equipos donde pueden simular diferentes condiciones, en situaciones extremas, de aquí han obtenido que un plástico no se degrada ni en cien años lo que con la imagen negativa que han venido sembrando sobre los plásticos parece ser una propiedad negativa por su carácter de “contaminador”. En muchísimas aplicaciones diferentes al envasado  son propiedades extraordinarias muy necesarias para el consumidor. Sólo basta preguntárselo al agricultor, a la industria automotriz, a la medicina, a la industria farmacéutica, etc.

El PVC en exterior se amarillea y suelta polvillo, la película agrícola con el sol se vuelve rígida y quebradiza pierde sus propiedades de flexibilidad. Entonces la propiedad de no degradación es no solo conveniente o necesaria, sino que es indispensable, pues siendo ya un material con muchas ventajas sobre los demás se presta aun más no solo para la aplicación de las 3R’s (Recircular, Reutilizar, Reciclar) sino que además se les puede aplicar las cuatro M’s Menos peso, Menos volumen, Menos costo y Menos consumo de energía eléctrica, grandes ventajas contra los materiales competidores.

Con el propósito de parecer avanzado, moderno, in, cool o smart (inteligente) muchas personas e instituciones influyentes usan términos fuera de lugar porque su uso indiscriminado, generalizado, popularizado envilece lo que quería ser algo positivo. Como ejemplos tenemos el termino reciclado, ahora todo es reciclado sin base ni estudio, simplemente un término muy popular usado deshonestamente.

Después, vino “Sustainable” que en Español lo enuncian como sustentable o sostenible, indistintamente. Si recurre usted a un diccionario podrá constatar la diferencia entre uno y otro término. Pero el problema es aún más grave, ahora según se leen las notas, todos los productos son sustentables, inclusive los que no  cumplen con el concepto.

Pues bien, dentro de todos estos conceptos no solo popularizados sino vulganizados y mal usados aparece incomprensible el de que el plástico es contaminante, nada dentro de la verdad. El plástico no reacciona químicamente con lo que lo rodea en ambiente natural, al no haber reacción química no hay contaminación. Su relación con el medio ambiente es tan buena como la de los otros materiales, con la ventaja de que tiene menos peso, menos volumen, menos costo y genera en última instancia energía eléctrica.

El que sea muy aparente su presencia en los basureros o en las calles sucias no lo hace contaminante. El problema es otro. Repetimos, no es contaminante pues no reacciona químicamente con otros materiales, por lo tanto no forma productos indeseables.

Es amigable a la salud pues no se sabe de casos de enfermedad causados durante la producción de los plásticos o durante su uso, la medicina lo puede atestiguar  son inertes no reaccionan espontáneamente.

En suma, el plástico es un producto creado por el hombre superior a los demás, por ello los ha desplazado y lo seguirá haciendo.

 

CONTENIDO RELACIONADO

  • Resuelva siete problemas comunes en peletizado

    Encuentre aquí una guía rápida sobre cómo mantener su línea de peletización produciendo material de calidad.

  • PetStar, la estrella del reciclaje de PET

    La planta de reciclaje de PET grado alimenticio más grande del mundo está en Toluca, y es tan espectacular como el proceso de reciclado botella a botella con el que recupera 50 mil toneladas de PET al año.

  • Unicel reciclado como negocio

    La supuesta dificultad para reciclar el EPS, también conocido como Unicel, le ha valido a este material presiones de tipo ambiental a escala global. Sin embargo en México, un próspero negocio de fabricación de marcos y molduras, convierte estos desechos en materia prima, y demuestra con creces que el EPS sí se puede reciclar.


Temas relacionados