Manufactura de moldes: en busca de un modelo sustentable y rentable

La AMMMT apunta a la creación de un nuevo modelo que permita que la industria nacional de moldes y troqueles haga frente a las importaciones.

Para lograr que en México se puedan generar herramentales propios en un alto nivel de coordinación y vinculación, que a su vez apalanquen la industria, es necesario buscar un modelo robusto, sustentable y rentable. Solo así los moldes no tendrían que ser importados y la producción local reduciría los costos de partes de valor no agregado.

Esta es una conclusiones de Eduardo Medrano, Presidente de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), quien considera que el contexto actual de la economía nacional y global es clave para el desarrollo de la capacidad local de manufactura de moldes y troqueles en México.

“Esta es una industria que ha ido creciendo y en la que hoy tendemos a mejorar nuestra capacidad. En México uno de los aspectos más importantes es el acceso a tecnología, es la manera de innovar y sobre todo la creación de tecnología, los moldes generan esta parte. Hemos producido automóviles desde 1960, partes aeroespaciales desde hace un par de décadas, y sin embargo todavía no tenemos una marca mexicana”, indicó.

Según el ejecutivo, los moldes, troqueles y herramentales son la madre de todas las manufacturas. “Cualquier cosa que se produzca en plástico, aluminio, hierro y acero, va a utilizar un herramental. Es un elemento crítico en la manufactura y en el costo de la misma. Hoy, empresas como Boeing o Bombardier saben que si no tienen herramentales que sean competitivos en costo y producción, van a perder dinero en la producción”, detalló.

En México existe una vocación hacia la fabricación de moldes, pues ante todo existen familias que llevan décadas haciéndolos. “Somos empresas que empezamos como talleres, por eso como Asociación hoy estamos promoviendo que estas se vuelvan empresas institucionales. Si bien, vamos tarde –podríamos decir que pudimos haber hecho otra cosa antes–; sin embargo, la realidad es que llegaron los OEMs y trajeron consigo a los T1 y T2. Luego faltaron los herramentales, e igualmente llegó la importación de herramentales”, indicó.

El Presidente de AMMMT considera que es tiempo de trabajar coordinados. “Hoy el reto es que casi el 95% de la compra de herramentales la hacemos en el extranjero. Por ejemplo, en moldes de inyección de plásticos de Estados Unidos, China, Corea, Canadá e incluso de Japón”, refirió.

Importaciones

México importa anualmente 2000 centros de mecanizado para producción, cada uno de los cuales integra al menos un dispositivo de sujeción, con un valor entre 20 mil y 60 mil dólares. Aunque a veces tienen más de uno.

“Recibimos 800 tornos que llevan dispositivos especiales para poder hacer piezas de producción; recibimos alrededor de 250 máquinas de electroerosión al año, máquinas de rectificado, barrenado y cada una de ellas requiere un dispositivo de sujeción. De igual manera, máquinas de inyección de plástico y sus accesorios, que incluye moldes, igual las máquinas de inyección de aluminio, inyección pesada, estaciones de ensamble en la industria aeroespacial, todo eso se tiene que hacer, y todo ese se importa”, comentó Medrano.

De acuerdo con el directivo, la Asociación se dio a la tarea de enumerar las fracciones arancelarias más comunes para moldes, troqueles y sus componentes – con la ayuda de sus asociados—. Dentro de estos identificaron moldes de inyección de plástico, moldes para vidrio, moldes de soplado, troqueles progresivos, troqueles simples, entre otros.

Junto a la fabricación de los moldes, también hay que contemplar como parte del segmento a sus refacciones, sus componentes, el portamoldes e incluso la pasta para pulir. “Algunos datos de las importaciones al final de 2017, nos refieren que son 800 millones de dólares en troqueles, 600 millones de dólares en moldes para inyección de aluminio, 1,700 millones de dólares moldes de inyección, y esto equivale a 5,000 moldes al año de inyección”, indicó.

Refirió que hoy el control arancelario en México se da a través de una medida de peso y no de unidad, por lo que es necesario modernizarlo.

El potencial del mercado

Medrano dijo que actualmente la industria automotriz en México proyecta una capacidad instalada para 5 millones de vehículos, cifra que todavía no se logra.

“En cuanto a la producción de autopartes, para el 2021, INA proyecta una producción de 93 mil millones de dólares. La cadena de las OEM, precisamente ante la presión global de NAFTA, busca que sus costos de producción sean más rentables y por tanto es mandatorio que tengan proveedores locales de moldes y troqueles”, indicó.

En este sentido, el directivo indicó que la Asociación tiene identificadas al menos a 275 empresas, de las cuales han visitado 110 a través de un programa en conjunto con la Secretaría de Economía, con 175 millones de dólares en ventas anuales.

“De los 110 talleres validadas por la Asociación, encontramos que cuentan con 3,400 trabajadores expertos en moldes y troqueles, 1,000 máquinas CNC, 136 millones de dólares de ventas 695 clientes locales, con 25% de su capacidad dedicada a reparaciones y servicios. Y esas empresas declararon que tienen 40% de capacidad disponible”, comentó.

Agregó que además la base tecnológica de dichas empresas incluye el que el 100% tienen CNC: “tal vez no el mejor CNC, y es nuestra labor como Asociación romper esa brecha tecnológica y tener que invertir como lo hicieron los chinos y los coreanos. Quitarnos el miedo de entrar a la tecnología e invertir”.

Otros datos mostrados por la AMMMT refieren que 95% de los 110 talleres tienen infraestructura de diseño, aunque no necesariamente tienen la experiencia en diseño; 20% hace mecanizado a alta velocidad y mecanizado en duro; más del 25% tiene precisiones de un nivel bastante aceptable y 40% de estas empresas ofrecen acabados de un buen nivel.

“El segmento de moldes es un sector tan importante como el automotriz, aeroespacial, cuyo objetivo es que México sea un país innovador. Se trata de un sector declarado como estratégico por la Secretaría de Economía”, explicó.

En cuanto a la demanda del mercado, Medrano señaló que principalmente se busca proveeduría local, costos competitivos, confiabilidad, reducción de costos en cosas que no agregan valor, velocidad de reacción, capacidad de interacción en proceso de diseño de productos e integración. “Por el lado de las necesidades del sector, se requiere personal calificado; necesitamos mejor tecnología y financiamiento, consultoría de negocios, diseño y manufactura”, puntualizó.

El sector de moldes es fundamental para el desarrollo de tecnología de manufactura de cualquier país y más para México. Por eso, el ejecutivo detalló 5 pilares para el desarrollo del sector, en los cuales ya están trabajando:

  • Tecnología. “Si tu no adquieres tecnología y te pones al nivel de otros países, nunca vas  ser competitivo en tiempos de entrega, calidad e infraestructura”.
  • Asociación. “Hoy China te entrega moldes en 8 semanas, ¿cómo le hacen?, trabajan de manera asociada, es decir hacen clúster”.
  • Formación. “Hoy en día México requieren 2,500 técnicos al año, y se preparan unos 180 al año, y esos se hacen en las empresas. La parte de formación se tiene que pensar para las siguientes 2 décadas. Hoy, a los muchachos que están en secundaria o prepa hay que irlos enfocando con una vocación que es real. Esta industria paga más de 4 o 5 veces que un operador en la maquiladora”.
  • Profesionalización de las empresas o talleres. “Cuando son empresas familiares es necesario llevarlas a una empresa institucional con prácticas certificadas, y eso no depende de un agente externo, depende de nosotros como iniciativa privada”.
  • Promoción. “Los chinos tienen un increíble ejército de MKT y venden moldes en todo el mundo. Es algo que tratamos de hacer desde la Asociación”.

“En México se tenía el paradigma de que no había manufactura de moldes y troqueles, pero el trabajo de la AMMMT ha sido mostrar que transversalmente este sector tiene una destacada importancia para el país. Con NAFTA o sin él, México seguirá siendo un país de manufactura, por tanto, el tema de los moldes, troqueles y herramentales lo vamos a ver muy fuertemente promocionado y vinculado”.

En la actualidad, el país está entre los 10 países consumidores más grandes de moldes, troqueles y herramentales en el mundo: “Si lo vemos desde esa perspectiva, el mercado es muy grande. Este es sector emergente y se va a ir consolidando en las siguientes dos décadas. El país tiene una ventaja en cuanto a la edad de la fuerza laboral. También tenemos una vocación natural, ya que hay varias generaciones que han evolucionado con sus empresas; de igual manera, tenemos colaboración con diversos organismos, donde la AMMMT se a convertido en el agente vinculante”, concluyó.

 

Contenido relacionado

Manufactura de moldes en México: el eslabón que faltaba

Con la puesta en marcha del Programa de Impulso a la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales, la Secretaría de Economía, la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles, y la Cadena de Proveedores de la Industria en México apuntan a consolidar la fabricación local de estas piezas claves para la industria plástica. Así va su aplicación.