• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/04/2019 | 7 MINUTOS DE LECTURA

La sustentabilidad y la circularidad de los plásticos

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

¿Podemos considerar a los materiales plásticos sustentables? Una reflexión sobre el tema.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En esta ocasión quiero compartirles de la experiencia que tuve en días recientes al participar en el foro Megatendencia en la temática de Ecotecnologías, promovido por el Consejo de Vinculación Universidad-Empresa en Saltillo Coahuila; con la participación activa de jóvenes universitarios de las diversas Instituciones de Educación Superior, interesados y preocupados por la problemática ambiental que aqueja a nuestro planeta. Preguntas reiterativas expuestas por los estudiantes a todos los que participamos como expositores, se centraron en lo los siguientes puntos:   

Nosotros los jóvenes como consumidores preocupados y como futuros agentes productivos ¿Cómo podemos colaborar en reducir el efecto contaminante de los diversos residuos sólidos?  ¿Cómo puede contribuir la Economía Circular con la sustentabilidad de los plásticos? ¿Son los plásticos sustentables?

Partiendo en este contexto con un tema de gran controversia, en lo que se refiere a los materiales plásticos, estos cuentan con dos frentes en cuanto a su aceptación o rechazo desde el punto de vista ambiental se refiere.

Quienes se manifiestan a favor, destacan los grandes beneficios que estos aportan en pro de la humanidad y su gran influencia en los diversos sectores productivos por sus buenas características técnicas como ligereza, transparencia, barrera a la humedad y gases; además de la gran variedad de aplicaciones en productos durables tanto automotrices, eléctrico y electrónicos, de la construcción etc. o bien en el mercado de corta duración como es el sector de empaque donde aportan protección y seguridad en aplicaciones para alimentos y bebidas, así como para medicamentos, y cosméticos.

Sin embargo, en otra línea de pensamiento más crítica y que se opone principalmente a la aplicación de los plásticos en envases o empaques, señalan la procedencia u origen de estos en materiales no renovables principalmente de fuentes fósiles con gran impacto en la huella de carbono y su potencial contribución a la generación de gases invernadero. Además de la gran generación de residuos sólidos plásticos, por los elevados volúmenes de plásticos utilizados en el sector del empaque y su alto impacto visual por su baja densidad. 

Puesto que trataremos de profundizar  y discutir en torno a la “Sustentabilidad o no, de los plásticos” empezaremos por enmarcar su definición de acuerdo a lo expresado por la ONU 1987: “Todo aquel Sistema, proceso o producto que satisface las necesidades actuales usando, de manera racional los recursos naturales, sin comprometer la posibilidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”

La sustentabilidad se basa principalmente en tres pilares fundamentales de todo desarrollo: aspecto ambiental, aspecto económico y aspecto social.

Para que la sustentabilidad de un producto sea factible, deberá cumplirse previamente con la integración equilibrada de sus tres principales pilares o fundamentos, buscando fortalecer la calidad y viabilidad de los proyectos de inversión aprovechando las facilidades del entorno y el compromiso de los productores y consumidores de manera eficiente con los recursos, con la generación un bien social.

Ahora trataremos de analizar la contribución de los materiales plásticos para cada uno de los principales pilares de la sustentabilidad de la sustentabilidad.

La sustentabilidad ambiental contempla un análisis de los impactos derivados de la actividad productiva en términos de flujo de materiales, consumo de recursos renovables y de energía, así como en términos de generación de residuos y emisiones. Por ello, las empresas se centran en reducir su huella de carbono, y su efecto global en el medio ambiente. Las empresas comprometidas han descubierto que un impacto positivo en el planeta también puede tener un impacto financiero positivo.

Además de que los plásticos solo consumen el 4% del petróleo mundial, la disminución de la cantidad de material utilizado en el embalaje, sin sacrifico de sus requerimientos técnicos, generalmente reduce gastos en consumo de combustible para el transporte. Además apoyado con la nueva herramienta que representa la Economía Circular como un cambio de paradigma en los sistemas productivos, el cual promueve la generación de una cascada integrada y de ciclo cerrado,  de diversas etapas de reaprovechamiento del material antes de la generación de residuos, como se aprecia en el siguiente esquema.

En lo que respecta a la sustentabilidad económica, al realizar una actividad que tiende hacia la sustentabilidad  ambiental y social  se cumplirá ésta ya que  para ser sustentable, una empresa debe ser rentable. Es decir, el beneficio no puede o no debiera superar a los otros dos pilares, por ello la ganancia a cualquier costo no es en absoluto el objetivo del pilar económico.

Así pues, un menor consumo de energía y  menores temperaturas de proceso durante la transformación de artículos diversos a partir de plástico, en comparación con otros materiales, representa una combinación de factores ambientales y económicos, con beneficio social en diversos bienes de consumo. Pudiendo ejemplificarse esto al tomar el análisis de las tuberías de PVC o polietileno para conducir agua, las cuales requieren menos energía para ser fabricadas que las obtenidas a partir de fierro o de concreto resultando más ligeras, permitiendo con ello ahorro en costos de transporte y emisiones dentro de la industria de la construcción.   

Por último, partiendo de que la sustentabilidad social, consiste en identificar y gestionar los impactos de las fuentes de trabajo, tanto positivos como negativos, en las personas, y  considerando los reportes de ANIPAC en el mes de septiembre del 2017, publicados en El Financiero, la industria del plástico representó el 85% de los procesos productivos del país y aporta el 25.1%  al producto interno bruto nacional (PIB), con la generación de 250,000 empleos directos y 150,000 indirectos, se desprende que en ese sentido los materiales plásticos cumplen con los requerimientos de carácter social.

Con ello se puede considerar, desde el punto de vista del análisis que hemos descrito previamente, el carácter sustentable de los plásticos, sin dejar de lado o sin dejar de considerar el origen fósil de los plásticos y su implícita huella de carbono y su potencial contribución a la contaminación ambiental, cuando no se ha tratado con las bases de la economía circular que lleva a minimizar la generación de todo tipo de solido orgánico o inorgánico.

Por lo anterior, creo importante resaltar la importancia que los materiales plásticos aportan en beneficio de la humanidad en los diversos mercados productivos, sin descartar o dejar de considerar el impacto negativo que se percibe de ellos por el mal manejo o tratamiento en la etapa de disposición.

Por ello, los invitaría a pensar en un mundo sin la presencia del plástico en nuestras vidas, lo cual nos llevaría con todo respeto sea escrito, a quedarnos desprotegidos o desnudos ya que nuestras prendas de vestir, cuentan con una alta participación de resinas plásticas y por otro lado imaginar nuestro planeta cubierto por plástico residual, debido al desmedido uso de plásticos de empaque y al pésimo e inadecuado tratamiento de los diversos plásticos de post- consumo.

Las enormes cantidades de plásticos presentes en nuestras playas y en los océanos no llegaron por sí solos depositándose y ocasionando a su vez un desagradable paisaje, sino intervino el hombre en ello.

La solución del gran problema ocasionado por los plásticos  y demás residuos de diversos materiales está en nuestras manos. En el momento que todos como consumidores, productores, gobiernos y sociedad comprometida nos interesemos por conocer de los materiales que utilizamos en nuestros empaques o envases y cómo podemos tratarlos para que estos no lleguen a ser basura, ni dañar nuestras costas,  playas océanos y demás ecosistemas,  si no que con la previa identificación, separación y limpieza adecuada favorezca y facilite su reincorporación al ciclo productivo. Además de fomentar e implementar el establecimiento del marco legal y normativo para la regulación de los residuos sólidos generados. También mencionar y  no menos importante los grandes esfuerzos que se llevan a cabo de manera paralela en nuevos desarrollos de materiales a partir de bioplásticos, de lo cual comentaremos a detalle en próximos números.

Estudios como los Análisis de Ciclo de Vida son una excelente herramienta de gestión ambiental, que permite medir realmente en cual etapa del ciclo de  vida de un producto se encuentra el mayor impacto ambiental, evaluando desde la extracción de la materia prima hasta el final de la vida útil del producto, buscando cumplir con la consiga de la EC, de la mínima generación de residuos.

Para terminar, comentar que generalmente el juicio sobre el carácter contaminante de los plásticos cae en la etapa final o de disposición del producto resultando de un criterio visual, sin considerar la validación de etapas como pudiera ser la distribución, o refrigeración del producto pudiendo resultar con  mayor impacto por el mayor consumo de energía eléctrica, que en nuestro país por su generación representa mayor huella de carbono. 

CLAVES

  • Los materiales plásticos son sustentables sin negar su huella de carbono por su procedencia de origen fósil.
  • El impacto negativo de los plásticos puede ser reducido mediante la implementación de un modelo productivo de Economía Circular por parte de la empresa en general y en específico del sector de los plásticos, así como de la participación comprometida de la sociedad en un manejo adecuado de los empaques y embalajes en su etapa terminal del producto.

 

CONTENIDO RELACIONADO

Recursos