• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
24/01/2020 | 4 MINUTOS DE LECTURA

ANIPAC e INBOPLAST solicitan considerar afectaciones por prohibición de bolsas en CDMX y evaluar el Análisis del Ciclo de Vida

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Un estudio de las dos entidades concluye que la bolsa de plástico de polietileno tiene menor impacto ambiental potencial para todas las categorías evaluadas, siendo las bolsas de papel y de algodón las que más impacto negativo generan.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Anipac - Asociación Nacional de Industrias del Plástico, A.C. y los Industriales de Bolsas Plásticas de México (INBOPLAST) compartieron en conferencia de prensa su postura ante las afectaciones que se viven en la Ciudad de México desde la prohibición del uso de bolsas plásticas y dieron a conocer sus propuestas, las cuales, según las dos organizaciones, no han sido escuchadas por las autoridades.

En cuanto a las afectaciones económicas que ha acarreado la ley de prohibición, Aldimir Torres, presidente de ANIPAC, señaló que tan solo en la CDMX existen 141 empresas dedicadas a la fabricación de bolsas de plástico, mismas que generan 8,270 empleos, con un valor de producción de 9 mil millones de pesos. Además, subrayó que empresas que operan en otros estados como Jalisco también se verán afectadas. 

“Qué ha pasado en los puestos, en los mercados públicos: completa desinformación y preocupación; ellos son la gente que reúsa y recicla. Ellos son los más afectados, ellos no tienen para comprar bolsas para basura, qué ha pasado en los supermercados, hay gente que me dice: 'que se haga, no pasa nada si se pierden empleos, es parte del sacrificio', lo dicen porque no es su trabajo el que se pierde, cambia el enfoque cuando el del empleo es el del primo, o el mío, ahí empieza el empleo”, resaltó el dirigente.

Por su parte, Álvaro Hernández, presidente de INBOPLAST, destacó la desventaja en la que se ha puesto al mercado nacional, principalmente a los pequeños productores quienes están sufriendo las consecuencias al operar a un 30 % ó 40% de su capacidad.

“Porqué sí se permiten las bolsas reutilizables importadas y por qué no la de productores nacionales? Los industriales sí les hemos dado opciones y sí nos hemos estado preparando, pero todas las opciones que se ofrecen a las autoridades (bolsas reutilizables, con material reciclado, de biodegradación) ninguna les parece, inclusive si en este momento fabricamos bolsas compostables ni esas se nos permiten comercializar. Actualmente sí estamos haciendo la tarea de reciclaje, los socios de INBOPLAST ya reciclamos 21 mil toneladas mensuales”, resaltó el directivo.  

Análisis de Ciclo de Vida 

​​​​Ambas instituciones presentaron un Análisis del Ciclo de Vida (ACV) realizado por el Centro de Análisis de Ciclo de Vida y Diseño Sustentable, CADIS, sobre siete tipos de bolsas para supermercado en México (bolsa de polietileno de alta densidad, polietileno de baja densidad, polipropileno no tejido, de papel, algodón, con aditivo de ágil degradación, y compostable). El estudio calcula impactos ambientales de productos y servicios de una forma integral, considera desde la obtención de materias primas, manufactura, transporte, uso, disposición final, y diferentes impactos entre otros la huella de carbono.

Presentación de los resultados del estudio.

El Director de Gestión de Análisis de Ciclo de Vida, Juan Pablo Chargoy, explicó que todo lo que se fabrica tiene innumerables consecuencias, concentrarse en un problema aislado, no cambia en nada todos los demás efectos, refiriéndose a que no podemos enfocarnos solo a la percepción del impacto final de un producto sino a todo lo que conlleva desde su fabricación hasta su fin de vida.

Presentó que, considerando los hábitos de uso identificados para el estudio, la bolsa de plástico de polietileno tiene menor impacto ambiental potencial para todas las categorías evaluadas, siendo las bolsas de papel y de algodón las que más impacto negativo generan. Para que la huella ambiental sea igual a la huella ambiental de la bolsa de plástico de polietileno de baja densidad el resto tiene que reutilizarse alrededor de 20 veces la de polipropileno no tejido (bolsa verde), alrededor de 130 veces la de papel y 1700 veces la de algodón (tela).

Normatividad y rediseño

Por otro lado, José del Cueto, presidente de la Sección de Fabricantes de Bolsas y Películas de la ANIPAC, indicó que se solicitará a la Secretaría de Economía que encabeza la Dra. Graciela Márquez Colín, y a la Dirección General de Normas, que publique la Norma Mexicana NMX-E-273-NYCE-2019 Plásticos compostables, y que evalúe la necesidad de que esta sea de carácter oficial obligatorio o se considere generar una norma de emergencia para regular los plásticos compostables, así como una norma de bolsas reutilizables.

Los industriales proponen que las autoridades permitan que exista un rediseño de las bolsas de acarreo reutilizable (reutilización, contenido de material reciclado mínimo y 100% reciclable), a través de una Norma Técnica y un adecuado plan de manejo.  

“Proponemos una bolsa reutilizable con 50% de material reciclado, 100% reciclable y económica.”, agregó del Cueto.

Por lo que exhortaron a las autoridades a dictar los parámetros para que, en función de ellos, el sector fabrique una bolsa más resistente, reutilizable y 100 por ciento reciclable para que esta no infrinja en el actual reglamento que prohíbe las bolsas de plástico en la CDMX.

“Nos urge que salga la norma de bolsas compostables y reutilizables, ya que actualmente hay una gran confusión en la sociedad, producto de la campaña de desinformación que hay al respecto”, añadió Álvaro Hernández, Presidente de INBOPLAST.

Para concluir, el Presidente de ANIPAC insistió “estamos a disposición de la autoridad para trabajar en soluciones; proponemos la generación de una bolsa reutilizable, con contenido de material reciclado y/o biodegradable; solicitamos se prorroguen las multas y se analicen los montos desproporcionados; proponemos generar el diagnóstico de la CDMX y colaborar en la elaboración del plan de manejo; es necesario dejar de pensar en la economía lineal (fabricación, uso y desecho) y reformar nuestra ley de residuos bajo los principios de Economía Circular, no solo de las bolsas, sino en pro del manejo de todos los residuos con información científica a través de Análisis de Ciclo de Vida”.

CONTENIDO RELACIONADO