• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
21/12/2018 | 3 MINUTOS DE LECTURA

BASF desarrolla productos con plásticos reciclados químicamente

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La compañía ya planea comercializar los primeros productos del proyecto ChemCycling.

El reciclado químico sigue ganando fuerza, mientras BASF anuncia que explora nuevos caminos en el reciclaje de plástico con su proyecto ChemCycling. El reciclado químico ofrece una nueva manera para la reutilización de desechos plásticos que actualmente no se reciclan, como plásticos mixtos o plásticos sin limpiar. Dependiendo de la región, estos residuos son generalmente enviados a vertederos o quemados para la recuperación de energía. Pero el reciclado químico ofrece otra alternativa: mediante procesos termoquímicos, estos plásticos pueden ser utilizados para producir gas de síntesis o combustibles. La materia prima reciclada resultante puede utilizarse como insumos en la producción de BASF, reemplazando parcialmente los recursos fósiles.

BASF dice que ha fabricado por primera vez productos con base en residuos plásticos reciclados químicamente. La compañía está colaborando estrechamente con sus clientes y socios, desde empresas dedicadas a la gestión de residuos hasta proveedores de tecnología y productores de empaques, para construir una cadena circular.

BASF ya está desarrollando productos piloto, incluyendo envases de mozzarella, componentes de refrigeradores y paneles de aislamiento, con 10 clientes de diversas industrias. Según BASF, su oferta de productos de ChemCycling tienen exactamente las mismas propiedades que los productos procedentes de recursos fósiles.

Stefan Gräter, director del proyecto ChemCycling en BASF, ve un gran potencial: "esta nueva forma de reciclaje ofrece oportunidades para modelos de negocios innovadores para nosotros y para nuestros clientes, que ya ponen gran valor en los productos y envases elaborados con materiales reciclados pero que no pueden o no quieren hacer ningún compromiso cuando se trata de la calidad". Como siguiente paso, BASF planea llevar al mercado los primeros productos del proyecto ChemCycling.

EL PROCESO

BASF obtiene esta materia prima para los productos piloto de su socio Recenso GmbH, de Alemania. Como alternativa, también pueden utilizarse gas de síntesis procedente de residuos plásticos. La primera tanda de este aceite combustible se usó en octubre en el craqueo a vapor en la planta de BASF en Ludwigshafen. El craqueo a vapor es el punto de partida para la producción de Verbund. Este descompone o rompe la materia prima a temperaturas de alrededor de 850 grados centígrados. Los productos principales del proceso son el etileno y el propileno. Estos productos químicos básicos se utilizan en el Verbund para hacer numerosos productos químicos. Bajo el enfoque de balance de masas, la proporción de materia prima reciclada puede distribuirse matemáticamente en el producto certificado final. Cada cliente puede seleccionar el porcentaje asignado de material reciclado.

"Necesitamos una amplia gama de opciones de recuperación de desechos plásticos, ya que no toda solución es adecuada para cada tipo de residuo o posible para cada aplicación del producto. La primera opción debe ser siempre la solución que funciona mejor en una evaluación del ciclo de vida," dice Andreas Kicherer, experto en sustentabilidad en BASF.

USO COMERCIAL POTENCIAL

Sin embargo, deben cumplirse condiciones tecnológicas y normativas antes de que el proyecto pueda llegar al mercado. Por un lado, las tecnologías existentes para transformar residuos plásticos en materia prima reciclada como aceite de pirólisis o gas de síntesis deben estar más desarrolladas y adaptadas para que se garantice una alta calidad constante. Además, los marcos regulatorios regionales influirán considerablemente en la medida en la que este enfoque puede establecerse en cada mercado. Por ejemplo, es esencial que se reconozca que el reciclado químico y el enfoque de balance de masa están contribuyendo al cumplimiento de objetivos de reciclaje del producto y de la aplicación específica.

 

Dr. Stefan Gräter ay Dr. Andreas Kicherer con una muestra de aceite combustible de pirólisis y el plástico producido con él delante de una planta de craqueo a vapor.

 

Dr. Stefan Gräter ay Dr. Andreas Kicherer con una muestra de aceite combustible de pirólisis y el plástico producido con él delante de una planta de craqueo a vapor.

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados