• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
19/03/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

BASF presenta descenso en ventas en 2019 y anticipa impacto negativo por coronavirus

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El Brexit y el conflicto comercial entre China y EE. UU. tuvieron un impacto negativo en los ingresos de la firma alemana en 2019 y anticipa que los dos primeros trimestres de 2020 los efectos del coronavirus afectarán negativamente sus negocios.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

 

BASF dio a conocer que generó ventas por un valor de 59.300 millones de euros en 2019.

BASF, la compañía química más grande del mundo, presentó sus resultados financieros de 2019 y sus perspectivas para el presente año, y dio a conocer que generó ventas por un valor de 59.300 millones de euros, un ligero descenso en comparación con el ejercicio anterior debido a una disminución de los precios y los volúmenes.

De acuerdo con el informe de la compañía, el resultado de explotación (EBIT) antes de extraordinarios se situó en 4.500 millones de euros, lo que supone una caída de 1.700 millones de euros con respecto a los niveles del año anterior como resultado de una menor contribución de los segmentos de Materiales y Productos Químicos.

Brexit y el conflicto comercial entre China y Estados Unidos 

Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva de BASF, quien se encargó de presentar los resultados financieros de 2019 junto con el CFO de la compañía, Hans-Ulrich Engel señaló: 

“Nuestra compañía fue logrando buenos resultados, aun en los momentos más difíciles. 2019 fue un año complicado marcado por condiciones muy adversas para la economía global. Los conflictos comerciales entre China y Estados Unidos tuvieron un impacto negativo. Por su parte, la evolución de los mercados de venta claves se ralentizó. A todo ello, hay que sumar las incertidumbres relacionadas con el Brexit. Asimismo, el crecimiento de la producción industrial y química se mostró considerablemente más bajo de lo esperado, como también disminuyó de forma significativa la demanda en varios sectores de los clientes principales, sobre todo en el sector automovilístico”.

Logramos aumentar nuestras ganancias en todos los segmentos de especialidades a pesar de las dificultades del entorno de mercado. Por desgracia, estas no pudieron compensar el debilitamiento del negocio de productos químicos básicos", comentó Brudermüller.

De acuerdo con el informe, segmentos como Soluciones Industriales y Tecnologías de Superficie experimentaron un aumento significativo del EBIT, mientras que Nutrición y Cuidado tuvo un ligero crecimiento, gracias a la división de Cuidado Personal. 

Por su parte, el segmento de Soluciones Agrícolas logró también aumentar su EBIT antes de extraordinarios de forma nada desdeñable.

“Los activos y los negocios adquiridos de manos de Bayer mostraron un magnífico rendimiento y contribuyeron en gran medida al aumento de las ventas y las ganancias”, señala Brudermüller.

En 2019, el EBIT del Grupo BASF pasó de los 6.000 a los 4.100 millones de euros. Por su parte, el EBITDA antes de extraordinarios sufrió un descenso de un 11% en comparación con 2018, hasta situarse en 8.200 millones de euros. El EBITDA alcanzó los 8.000 millones de euros, frente a los 9.000 millones de 2018. Asimismo, los ingresos netos aumentaron hasta los 8.400 millones de euros, tras haber alcanzado los 4.700 millones de euros en el ejercicio anterior.

Perspectivas para 2020 y los efectos del coronavirus

BASF prevé que los efectos negativos del coronavirus tengan un impacto significativo alrededor del mundo, sobre todo durante el primer y el segundo trimestre de 2020.

Actualmente, estas predicciones no contemplan una propagación mundial del virus, que supondría un notable revés para la economía global más allá del primer semestre del año.

En palabras de Brudermüller: “Pese a todo, no creemos que los efectos del coronavirus vayan a paliarse por completo a lo largo del año”.

De esta manera, BASF espera que la economía global crezca en un 2%, es decir, a un ritmo significativamente menor que en 2019 (2,6%). La compañía anticipa un crecimiento de la producción química global del 1,2%, muy por debajo de los niveles de 2019 (1,8%). Esto representaría, con diferencia, el crecimiento más bajo desde la crisis financiera de 2008/2009.

No obstante, el panorama aún es positivo: “Esperamos un ligero crecimiento en la mayoría de los sectores de nuestros clientes. Ahora bien, en el caso de la industria automovilística, prevemos que la producción siga disminuyendo”, comenta Brudermüller.

En el marco de las previsiones de BASF para 2020, se cree que no habrá más medidas para apaciguar los conflictos comerciales entre Estados Unidos y sus socios y que el Brexit no tendrá mayores repercusiones económicas durante la fase de transición.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados