21/04/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Braskem Idesa: suministro de resinas es esencial en la contingencia de COVID-19

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Braskem Idesa anunció que mantendrá el suministro de materias primas, con preferencia a aquellas industrias dedicadas a los sectores farmacéutico, alimentario y de insumos médicos. 

Alfredo Prince, director comercial de Braskem Idesa.

Alfredo Prince, director comercial de Braskem Idesa.

Al ser considerada la industria química como estratégica por el Gobierno de México, Braskem Idesa mantiene continuidad en sus operaciones, y anunció que dará un suministro preferencial al sector farmacéutico, alimentario y de insumos médicos para evitar desabasto a la población. Según Alfredo Prince, director comercial, han sido implementadas medidas estrictas de sanidad para salvaguardar la salud de los operadores y de los clientes.

En entrevista para Plastics Technology México, Prince comentó que la empresa está ajustando sus ciclos de producción para apoyar a todos sus clientes que están en los segmentos de empaques rígidos y flexibles, los cuales están atendiendo una alta demanda de los consumos de limpieza, higiene y alimentos.

Reconociendo los esfuerzos realizados por el Gobierno de México en la atención de esta contingencia, Braskem Idesa se suma al llamado de las autoridades de actuar con solidaridad y responsabilidad para evitar alteraciones en la cadena de suministro. “Nuestro equipo está totalmente dedicado a seguir atendiendo a nuestros clientes, aún más en un momento en el que se muestra claramente la importancia del plástico en nuestras vidas”, comentó Marcio de Campos Marino, director de cadena de suministro.

De Campos Marino, aclara que hasta el momento no ha habido cambios en la logística de entrega, excepto que ahora los documentos van en formato digital. Así mismo, están utilizando todas las herramientas tecnológicas que tienen a disposición para facilitar una buena conexión con los clientes (números telefónicos, email, Skype, etc.).

Con respecto a las proyecciones de mercado, Alfredo Prince comenta que en estos momentos ven a corto plazo una alta demanda debido a la estacionalidad del COVID-19 en México, impulsado por el consumo de los sectores de higiene y alimentos, aunque se afecten otros sectores como el industrial.

“Dependiendo del impacto que esta pandemia tenga en la economía global y de México, seguramente veremos un impacto en el mercado local a mediano plazo y una recuperación posterior”, agregó.

Durante la contingencia, la compañía también está dedicando esfuerzos y recursos a trabajar en programas de apoyo a las comunidades vecinas de su planta en Veracruz. Como parte de estrategia de su Responsabilidad Social, viene implementando diversos programas relacionados con informar y atender necesidades vinculadas a la salud de las personas en conjunto con autoridades del sector salud de la región.

“Por ello, durante esta contingencia sumamos nuestra experiencia y a nuestros equipos de RS en la Jornada de Salud de Sana Distancia promovida por el Gobierno de la República en donde nuestra tarea fue la instalación de lonas y carteles informativos en estas comunidades en donde se indican los cuidados que cada uno debe tener a fin de evitar posibles contagios.  Aunado a ello, donamos a cada una de las familias de estas localidades un kit de insumos básicos que contenía vitamina C, gel antibacterial, guantes y cubrebocas así como diversos artículos de higiene para que los hogares tuvieran lo necesario a utilizar durante esta contingencia”, comentó Prince.

Adicionalmente, en conjunto con el Comité Local de Ayuda Mutua y la Asociación de Industriales de la zona (organismos que aglutinan a las industrias establecidas en esa región), Braskem Idesa donó a la Jurisdicción Sanitaria de la zona material médico como lo son cubrebocas NIOSH N95, lentes con protección lateral (googles), guantes de nitrilo y otros implementos.

Braskem Idesa se vinculó también a la campaña ‘Dale un respiro a México’, liderada por Citrulsa de México, y en la que participan varias empresas de la industria plástica con el objetivo de fabricar 500 mil máscaras protectoras para ser donadas a personal médico en toda la República Mexicana.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos