CDMX: implicaciones de prohibir plásticos de un solo uso

La Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) lamenta que el Congreso de la Ciudad de México no haya considerado las propuestas del sector para la reforma a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal. Rechaza que la prohibición sea la salida a la contaminación ambiental.

El 9 de mayo de 2019 fue aprobado en el Congreso de la Ciudad de México la iniciativa de modificación que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, que revive una iniciativa del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que promueve la prohibición de los plásticos de un solo uso


En el dictamen se considera la adición de definiciones como biodegradable, biopolímero, platicos (PEBD, PEAD,PET, PP,PVC, PS) compostable, microplástico, plásticos degradables, plásticos de un solo uso,  así como  prohibición de una serie de productos como son bolsas, platos, vasos, desechables, globos, vasos, cubiertos, charolas, etc.

 

La Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) lamenta que el Congreso de la Ciudad de México no haya tomado en cuenta las propuestas del sector para la elaboración y aprobación de la reforma a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, decisión que afectará la economía de la capital y a sus habitantes, no sólo a la industria.

La ANIPAC ha buscado en repetidas ocasiones acercamientos con diferentes actores del gobierno capitalino para poner a su disposición estudios técnicos y alternativas ante la actual situación sobre el mal manejo de los residuos sólidos urbanos, con el compromiso de todos los actores, sin tener eco para colaborar en conjunto, es por ello que reprobamos que sólo se haya escuchado la postura de algunas organizaciones de la sociedad civil, dando como solución la prohibición de los plásticos.

La inclusión de material reciclado ha sido descartada de la reforma, pese a que la industria está en auge; tampoco se consideraron los estudios científicos como los Análisis de Ciclo de Vida en donde se identifican los beneficios de los plásticos por encima de otros materiales, disminuyendo la huella de carbono y el uso de otros recursos.

“Consideramos que hablar de productos compostables y/o biodegradables sin contar con una infraestructura para su manejo es riesgoso, ya que, los plásticos compostables no se integran de manera inmediata a la naturaleza, ni los plásticos biodegradables se desintegran de manera espontánea, se requieren de condiciones específicas para su gestión, por lo que se considera una alternativa pero no la única como lo señala la reforma aprobada”, aseguró la Anipac en un comunicado de prensa.  

Asimismo, la asociación señala que la modificación legal no plantea compromisos por parte del gobierno local en materia de separación y aprovechamiento de residuos, falta la promoción de campañas de concientización ciudadana para el correcto uso de los plásticos, la educación ambiental en las escuelas y el fomento a la economía circular.

No obstante, hoy más que nunca, la ANIPAC reafirma su compromiso por hacer todo lo que esté en su ámbito para enfrentar los desafíos ambientales apoyando a las autoridades.

En el comunicado también resaltaron que 97 por ciento de las bolsas se reutilizan para almacenar basura en los hogares; que de la extracción total del petróleo, el 4 por ciento se destina para la fabricación de plásticos; mientras que de los residuos sólidos urbanos totales, los popotes representan tan solo el 0.05 por ciento.

El sector plastiquero en México es altamente competitivo y genera más de un millón de empleos directos e indirectos, participa en más del 80 por ciento de los procesos productivos en áreas como la medicina, agricultura, construcción, eléctrica y electrónica, aeronáutica, automotriz y la agroindustria, entre otras.

“Estamos en la mejor disposición para trabajar en conjunto -industria, sociedad y gobierno- para mejorar los lineamientos y presentar acciones que contribuyan a la solución de la problemática del manejo los residuos”, aseguraron.

 

 

Entre las prohibiciones se encuentran bolsas, platos, vasos, globos, cubiertos y charolas

Entre las prohibiciones se encuentran bolsas,
platos, vasos, globos, cubiertos y charolas.