• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
11/06/2020 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Crean “burbuja de felicidad” plástica para adultos mayores

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Un lado de la burbuja es una habitación sellada donde los residentes de centros geriátricos pueden sentarse con seguridad frente a sus seres queridos, separados por una pared de plástico.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Burbuja de felicidad desarrollada en una casa de retiro en Francia.

Burbuja de felicidad desarrollada en una casa de retiro en Francia.

Un hogar de ancianos francés desarrolló una “burbuja de felicidad” de plástico para ayudar a los residentes a ver sus seres queridos y amigos durante la pandemia, de manera segura.

La “burbuja de felicidad” permite a los seres queridos sentarse de manera segura frente a frente con algún ser querido, mientras están divididos por una pared de plástico transparente, informó Reuters.

“La burbuja es un poco mágica porque les permite tener la impresión de que se tocan, dado que el muro central es totalmente flexible”, dijo a Reuters el director de la casa de retiro, Audrey Bernard.

Uno a la vez, los residentes de la casa toman asiento a un lado de la habitación sellada. Luego, sus seres queridos entran desde un pasillo de plástico en el lado opuesto de la esfera. En el interior, pueden verse, conversar e incluso tocarse las manos, que solo están separadas por una delgada pieza de plástico.

El coronavirus ha afectado especialmente a los centros de atención para ancianos y los hogares de ancianos, con tasas de mortalidad por virus más altas que la población promedio. La Organización Mundial de la Salud estimó que la mitad de las muertes por coronavirus en Europa se produjeron en centros de atención a largo plazo, incluidos los centros para personas mayores.

Las personas mayores son algunas de las más vulnerables al COVID-19, por lo que estos centros han tenido que tomar precauciones adicionales para garantizar la seguridad de sus residentes vulnerables. Por esta razón, muchos han pasado meses sin ver a sus seres queridos.

Bernard dijo a Reuters que la falta de contacto físico y visitas en persona ha sido perjudicial para la salud de algunos residentes, especialmente aquellos con Alzheimer y demencia.

“El contacto, especialmente con las personas que tienen Alzheimer, es importante”, dijo Bernard a Reuters. “A veces ya no pueden hablar, lo único que pueden hacer es tocar”.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados