• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
25/07/2018 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Desarrolla CIQA textiles poliméricos contra infecciones hospitalarias

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Conozca más del potencial de innovación de los textiles con propiedades antimicrobiales, desarrollados por el CIQA mediante el uso de nanotecnología.

Durante la feria industrial Hannover Messe 2018 en abril, el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) presentó un desarrollo tecnológico de textiles avanzados.

Se trata del proyecto Nanocompuesto antimicrobiano para textiles avanzados, que consiste en un material polimérico con propiedades antimicrobiales, incorporado a telas, con la finalidad de evitar el contagio de enfermedades presentes en ambientes hospitalarios.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, científicos del CIQA explicaron la importancia de este desarrollo que representó a la institución a nivel internacional, su potencial en el sector salud y el beneficio para los pacientes en México y el mundo; además, la posibilidad de otros proyectos semejantes a estos textiles avanzados para el beneficio social y empresarial.

El doctor Enrique Saldívar Guerra, director de Investigación y Vinculación del centro señaló que la institución participa activamente en dos áreas que se alinean a la vocación de la institución y se ven reflejadas en este proyecto: materiales inteligentes y salud. Los investigadores trabajan un problema de salud pública a nivel mundial, conocido como infecciones nosocomiales.

Al respecto, el doctor Carlos Alberto Ávila Orta, jefe del Departamento de Materiales Avanzados del CIQA y líder del proyecto, dijo que “hay una problemática a nivel mundial que son las infecciones intrahospitalarias, también conocidas como infecciones nosocomiales. Al año se enferman un millón 400 mil personas en todo el mundo, que adquieren infecciones dentro de un hospital. En países de Latinoamérica y África, hasta 40 por ciento de los pacientes que ingresan a un hospital adquiere otra enfermedad ahí”.

Esta problemática tiene implicaciones médicas, sociales y económicas, ya que el paciente adquiere otra enfermedad durante su estancia en el hospital, a consecuencia de la baja en sus defensas, debido a un sistema inmunológico deprimido. Al adquirir una infección nosocomial, la estadía del paciente se extiende, lo que afecta a la familia del paciente y al hospital, e incluso puede desencadenar en la muerte del enfermo.

“Nuestra contribución para la solución de este problema es usar nanopartículas metálicas, las cuales funcionan como aditivos antimicrobiales, es decir, atacan bacterias y hongos. La idea es introducir estas nanopartículas en las fibras textiles para proveer a los uniformes médicos, en principio, la propiedad antimicrobial”, explicó Ávila Orta.

Para desarrollar estos textiles avanzados, los científicos del CIQA tuvieron que resolver primero el problema de la dispersión no homogénea en matrices poliméricas. Esto lo lograron aplicando ultrasonido durante el proceso de extrusión. Gracias a esta innovación patentada en 2008, pudieron surgir esta y otras aplicaciones que permitieron pasar al filamento para los textiles.

La investigación actual es apoyada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y por el Newton Fund en Reino Unido. En este momento, el proyecto está enfocado en uniformes de hospital, pero tiene potencial de aplicación en los diversos textiles presentes en un nosocomio como: ropa de cama, cortinas, filtros de aire (que tienen textiles), alfombras, etcétera.

Los especialistas resaltaron que actualmente existen otras telas antimicrobiales. Sin embargo, únicamente están recubiertas y pierden el reactivo antimicrobial con el desgaste o al ser lavadas. En cambio, en estos textiles avanzados, las propiedades contra bacterias y hongos son parte de la tela, gracias a las nanopartículas, y no se pierde con el uso o desgaste.

Actualmente, el proyecto sigue en desarrollo, los investigadores añadieron que el siguiente paso será probar la innovación directamente en un hospital y terminar la investigación en marzo de 2019.

En estos textiles avanzados, las propiedades contra bacterias y hongos son parte de la tela, gracias a las nanopartículas. En estos textiles avanzados, las propiedades contra bacterias
y hongos son parte de la tela, gracias a las nanopartículas.

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados