Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
A través de la metanólisis, la instalación de Eastman convertirá los residuos de poliéster que suelen acabar en basureros y vías fluviales en productos duraderos, creando una economía circular optimizada.

A través de la metanólisis, la instalación de Eastman convertirá los residuos de poliéster que suelen acabar en basureros y vías fluviales en productos duraderos, creando una economía circular optimizada.

El CEO y miembro del consejo de Eastman Chemical Company, Mark Costa, y el gobernador del estado de Tennessee, Estados Unidos, Bill Lee, revelaron los planes de la empresa para construir una de las mayores instalaciones de reciclaje molecular de plástico a plástico del mundo en su sede ubicada Kingsport, Tennessee.

A través de la metanólisis, esta instalación a escala mundial convertirá los residuos de poliéster que suelen acabar en basureros y vías fluviales en productos duraderos, creando una economía circular optimizada. En los próximos dos años, la empresa invertirá aproximadamente 250 millones de dólares en la instalación, que apoyará el compromiso de Eastman de hacer frente a la crisis mundial de los residuos y de mitigar los retos creados por el cambio climático, al tiempo que creará valor para sus accionistas.

Utilizando la tecnología de renovación del poliéster de la empresa, la nueva planta utilizará más de 100 mil toneladas métricas de residuos plásticos que no pueden reciclarse con los métodos mecánicos actuales, para producir plásticos especiales de alta calidad con contenido reciclado. Este proceso que utiliza residuos plásticos como materia prima principal es una verdadera solución de material a material y no solo reducirá el uso de materias primas fósiles por parte de la empresa, sino que también reducirá sus emisiones de gases de efecto invernadero de un 20% a un 30% en relación con las materias primas fósiles.

“Con la creciente demanda de productos fabricados con contenido reciclado y la urgente necesidad de abordar la crisis mundial de los residuos plásticos, ahora es el momento de que Eastman tome la iniciativa. Estamos bastante agradecidos por nuestra colaboración con el Gobernador Lee para hacer posible el anuncio de hoy”, dijo Costa.

Esta planta, que se espera que esté mecánicamente terminada a finales de 2022, contribuirá a que la empresa alcance sus compromisos de sustentabilidad para hacer frente a la crisis de los residuos plásticos, que incluyen el reciclaje de más de 500 millones de libras de residuos plásticos anualmente para 2030 a través de tecnologías de reciclaje molecular. La empresa se ha comprometido a reciclar más de 250 millones de libras de residuos plásticos al año para 2025.

CONTENIDO RELACIONADO