| 6 MINUTOS DE LECTURA

“El plástico no necesita ser prohibido, necesita tener un camino de circularidad”

En el marco de Plastimagen Light 2021, el panel “El futuro de la Economía Circular” permitió a los asistentes reflexionar en torno a un cambio de paradigma que sin duda está revolucionando a la industria de los plásticos.
#economiacircular #sustentabilidad #plastimagen

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Una de las conversaciones más interesantes de Plastimagen Light 2021 giró en torno al tema de “El Futuro de la Economía Circular”, relacionado con la industria de los plásticos, a través de un panel virtual que contó con las reflexiones de expertos que reflejaron los distintos roles y etapas involucradas en este nuevo modelo económico.

Dejar de hablar de desechos para hablar de residuos valorizables

El primer turno fue para el Ing. Aldimir Torres Arenas, presidente de Asociación Nacional de Industrias del Plástico A.C. (ANIPAC), quien destacó que, pese a la importancia del plástico en todas las actividades humanas, y recientemente en su papel de aliado frente a la lucha contra el COVID-19, también representa un problema ambiental, que exige que sea usado de manera más responsable y comprometida.

Aldimir Torres Arenas, presidente de Asociación Nacional de Industrias del Plástico A.C. (ANIPAC), durante su presentación en Plastimagen Light.

Aldimir Torres Arenas, presidente de Asociación Nacional de Industrias del Plástico A.C. (ANIPAC), durante su presentación en Plastimagen Light.

De acuerdo con el representante de la industria del plástico, el problema radica en que “hemos permitido que el plástico se convierta en basura, cuando tendríamos que dejar de hablar incluso de desechos, para comenzar a hablar de residuos y de residuos valorizables”.

Consideró que es necesario entender que el modelo de economía lineal actual de la industria es insostenible y que es claro que debemos migrar hacia un modelo diferente, el modelo circular, que aclaró, “no es un modelo social, ni ambiental, sino económico (…) y que trata de lograr que un producto permanezca en el círculo por más tiempo, mitigando su impacto en el medio ambiente y permitiendo aprovechar todos nuestros recursos (…) En el caso de los plásticos es un cambio urgente. No se trata de ver si queremos o no hacerlo, sino de que tenemos que hacerlo.”

Con respecto a los distintos retos que la industria del plástico enfrenta en materia de economía circular, el Ing. Torres mencionó: el cambio de paradigma en la producción, fabricación y consumo, los retos tecnológicos, la satanización de los materiales, las regulaciones de los plásticos de un solo uso, la desinformación y las prohibiciones como una tendencia global creciente.

Así mismo, afirmó que este modelo, que sirve para “lograr una economía efectiva de los recursos”, comienza cuando los productores “repiensan y producen a partir del ecodiseño para minimizar impactos al ambiente”. Sin embargo, apuntó que “no es solo una tarea de grandes empresas sino de individuos”, que deben ser capaces de modificar sus patrones de consumo a través de la reducción, el reuso y de la separación de residuos.

Por parte de la industria, repasó las distintas iniciativas que empresas como Braskem Idesa, Dow o PetStar, han emprendido para llevar a cabo este cambio de paradigma, y dijo que la industria en su conjunto va por un camino muy sólido, “debemos entender que solo asumiendo el compromiso, a través de acciones concretas, podremos avanzar en este modelo circular”.

También se pronunció por trabajar en conjunto con las autoridades en la separación de residuos desde la fuente; en planes de manejo bajo el concepto de responsabilidad compartida diferenciada, así como en la generación de infraestructura y de normativas actualizadas y pertinentes. 

Las autoridades y su colaboración con la industria

Por su parte, la profesora Raquel Agami, subdirectora de Prevención y Control de Contaminación del Agua de la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México, habló sobre las normativas e iniciativas que la entidad ha implementado para fomentar la economía circular y promover la valorización de los residuos sólidos urbanos.

Una de las más importantes, dijo, es la recolección segregada, que observa la separación de los residuos en orgánicos e inorgánicos desde el origen, es decir, desde casa.  

Infaestructura en operación para la disposición final de residuos.

Infaestructura en operación para la disposición final de residuos.

También se refirió al Sistema Integral de Residuos del Estado de México (SIREM), una plataforma que permite establecer la gestión integral de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial generados en la entidad; y donde, a través de su portal, las empresas pueden obtener registros como generadores de residuos de manejo especial y como prestadores de servicios en materia de residuos bajo modalidades como recolección y traslado, aprovechamiento y centro de acopio.

La funcionaria compartió que el Gobierno del Estado de México firmó en 2016 un convenio con la Fundación Ellen MacArthur, en su compromiso para reducir los plásticos, y también como parte de ese objetivo señaló que se encuentran trabajando en un anteproyecto de Norma Técnica Estatal Ambiental para minimizar los residuos provenientes de plásticos y el manejo post consumo de bolsas de acarreo, para el cual trabaja de cerca con la ANIPAC.

En su turno Sabo Tercero, CEO y fundador de Inventor Studio México dedicó su exposición a la importancia del diseño de producto en la economía circular y afirmó que “el 80 % de los impactos ambientales se determinan en la fase de diseño”, razón por la cual aseguró que los generadores de productos tienen una gran responsabilidad y capacidad de decisión para reducir los impactos ambientales.

En ese sentido aseguró que “hoy ya no sirven los pequeños cambios. Hoy ya no sirve ser sutil. Tenemos que ser innovadores de forma disruptiva preferencia y encontrar soluciones que antes no habíamos pensado”.

Señaló que todas esas innovaciones tienen el objetivo de transformar el sistema lineal de producir-usar-tirar a un sistema circular y que para ello es importante entender que la circularidad es contextual, y que es muy diferente de un país a otro. “Debemos entender perfectamente el contexto en el que va a estar nuestro producto, el contexto del residuo, del uso, del empaque y de los envíos”.

En su turno Sabo Tercero, CEO y fundador de Inventor Studio México dedicó su exposición a la importancia del diseño de producto en la economía circula

En su turno Sabo Tercero, CEO y fundador de Inventor Studio México dedicó su exposición a la importancia del diseño de producto en la economía circular.

Destacó como ejemplos de lo que se está  haciendo para comenzar a transformar ese sistema, las iniciativas de empresas y marcas que “más allá de los materiales están comunicando intenciones de economía circular, a través del rediseño del sus empaques (Bonafont de Danone), estrategias de ecodiseño aplicadas en centros comerciales para rellenar envases (Unilever), y haciendo cambios en líneas de producción enteras que reducen el consumo de materiales y buscan un fin de vida que garantice el reciclaje (Gerber de Nestlé)”.

“Son pequeños cambios ante el consumidor, pero grandes pasos para una economía circular de los empaques”, afirmó.

Por otra parte, dijo que una gran área de oportunidad para los generadores de productos es conocer realmente su canal. “Venimos de una inercia de cómo se hacían las cosas hace 50 o 60 años y no nos hemos detenido a preguntarnos cómo está cambiando el canal, cómo está cambiando la industria y el consumidor. Tenemos que plantearnos cómo hacer la misma función a través de formas diferentes, hasta lograr una innovación o estar en camino de lograrla.”

“El ecodiseño no se trata de una selección de materiales o de un concepto, sino de analizar todo el ciclo y hacer cambios en cada una de las etapas. No se trata de seleccionar nada más un material, ni de asegurarnos solamente de que no termine en vertederos, se trata de asegurar que toda la cadena funcione de manera circular, conectada y de forma inteligente”, enfatizó.

Y agregó: “En el ecodiseño, si hablamos de impactos ambientales y circularidad, el buen diseño es tan poco diseño como sea posible, que sea pensado en la función y que sea pensado en nuestro consumidor, que cada vez es más fuerte”.

Por último, afirmó que las prohibiciones llegan cuando las acciones derivadas de la ignorancia sobrepasan. “Necesitamos diseminar la información de la economía circular a niños, jóvenes e industria, a todos los niveles, para eliminar aquellas acciones que deben ser prohibidas. El plástico no necesita ser prohibido, necesita tener un camino de circularidad. Son necesarias estas medidas, pero es un tema de contar con el conocimiento en nuestras manos para saber qué hacer. Cuando no lo sabemos, llegan las prohibiciones”.

CONTENIDO RELACIONADO