• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
27/04/2020 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Empleados de Braskem estuvieron un mes en planta para producir insumos para combatir el COVID-19

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La compañía modificó la línea de producción para centrarse en la producción de materia prima para los grados más críticos de homopolímeros para no tejidos, así como otros grados de termoformado para embalaje protector de alimentos.

Trabajadores de Braskem en la planta de Pensilvania. Imagen 6abc.com.

Trabajadores de Braskem en la planta de Pensilvania. Imagen 6abc.com.

Durante un mes consecutivo, 43 empleados de Braskem —el mayor productor de poliolefinas de América y el principal productor de biopolímeros del mundo— vivieron en las instalaciones de su fábrica ubicada en Pensilvania como parte de un plan de fabricación de emergencia de materias primas para la manufactura de equipo de protección personal necesario para la lucha contra el nuevo coronavirus.

Los clientes de Braskem requieren polipropileno (PP) para la fabricación de productos sanitarios y de higiene críticos para la lucha contra el COVID-19, así como otros productos de soporte vital. En respuesta a esta crisis, la compañía modificó las capacidades de la línea de producción para centrarse en la producción de materia prima para los grados más críticos de homopolímeros para no tejidos necesarios para fabricar máscaras faciales médicas N-95 y otros equipos de protección médica, así como otros grados de termoformado para embalaje protector de alimentos.

Por esta razón, miembros del equipo de trabajo de la compañía se ofrecieron como voluntarios para vivir en la planta durante una rotación de turnos, por 28 días, y así garantizar la salud y la seguridad de las personas que prestaron este servicio esencial con el objetivo de mantener las líneas de suministro clave en funcionamiento.

Los equipos se dividieron para trabajar turnos de 12 horas para asegurar la continuidad de la producción de polietileno durante todo el día. Por este esfuerzo, Braskem alentó a los trabajadores con un aumento salarial y proporcionó camas, áreas de cocina en el lugar, comestibles y iPads para usar durante el tiempo de inactividad.

Mark Nikolich, CEO de Braskem América, declaró: “A medida que nos unimos para abordar los desafíos sin precedentes que enfrenta nuestra nación en medio de la pandemia de COVID-19, el compromiso de Braskem para satisfacer las necesidades de nuestros clientes de la industria de dispositivos médicos nunca ha sido más fuerte. Hemos desplegado una amplia gama de medidas en nuestras plantas de fabricación de Pensilvania, Texas y Virginia Occidental con el fin de asegurar el suministro de polímeros de polipropileno para la producción de máscaras respiratorias, batas médicas protectoras y otros equipos”.

“Estábamos felices de poder ayudar”, dijo Boyce, un supervisor de turno de operaciones y veterano de 27 años en Braskem America, al Washington Post. “Recibimos mensajes en las redes sociales de enfermeras, médicos y trabajadores de EMS, agradeciéndonos lo que estamos haciendo cuando es a ellos a quienes debemos agradecer por su labor. Poder apoyarlos fue lo que hizo que el tiempo que estuvimos allí pasara más rápido”.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados