| 2 MINUTOS DE LECTURA

Gebo Cermex y Carola actualizan línea PET en tres semanas

El líder francés en ingeniería de líneas de envasado, Gebo Cermex, contribuyó para que la embotelladora Carola aumentará la productividad de su línea de envasado a tres mil envases por hora en solo tres semanas.
#PET

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Gebo Cermex, el líder en ingeniería de líneas de envasado, trabajó recientemente con Carola, uno de los fabricantes de agua mineral más importantes de Francia, para producir nuevas botellas PET más ligeras, lo que le permitió aumentar la velocidad de elaboración a tres mil envases por hora.

El incremento se debió a la instalación y aceleración plena de la línea, realizada en menos de tres semanas por  la firma que forma parte del Grupo Sidel, y que respondió a la necesidad de Carola respecto a una extensa modernización para cumplir con sus objetivos industriales, comerciales y económicos.

La nueva estrategia de inversiones implementada tras la compra de la empresa por parte de Spadel, un grupo internacional dedicado al embotellado y a la comercialización de aguas minerales naturales, requería una renovación completa de la línea de PET ubicada en la planta de Ribeauvillé, en Alsacia (Francia).

�

La línea, que era antigua, causaba problemas debido a su limitada flexibilidad, escasa capacidad de acumulación y velocidad reducida, como consecuencia de las restricciones de ciertas máquinas dentro de la línea.

El bajo rendimiento de la línea impedía que Carola siguiera el ritmo de la rápida evolución en el mercado de las bebidas y de las fluctuaciones en las demandas de los consumidores. Por otra parte, la empresa también deseaba minimizar el peso de sus botellas y comenzar a utilizar formatos de envasado más modernos.

Por estas razones, Carola seleccionó a Gebo Cermex para emprender los trabajos de modernización. La empresa tenía el desafío de cambiar todos los elementos de una línea completa de producción sin generar un problema de suministro al fabricante de agua, lo que significaba que tenía que remplazar todos los equipos y volver a poner toda la planta en funcionamiento a plena velocidad para todos los formatos en 21 días, lo cual logró.
 

�


La nueva línea aumentó su velocidad en tres mil botellas por hora para todos los formatos de envasado. Esta mayor productividad significa que ahora Carola puede generar mayores volúmenes en plazos más cortos. De esta manera, la empresa está en condiciones de responder a los picos de demanda al tiempo que reduce las existencias que, con este propósito, administra un proveedor de depósito externo.

José Lefort, gerente industrial de Carola-Ribeauvillé, ha comentado: “Gracias a este proyecto, fuimos capaces de lanzar un nuevo diseño de botella más ligera. Todos los nuevos envases presentan una perfecta estabilidad en los transportadores, lo que significa que logramos entregar las órdenes de nuestros clientes sin interrupciones y con nuevas opciones de envasado”.
 

�

 

CONTENIDO RELACIONADO