• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
09/10/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

IRPLAST SpA utiliza polímeros Trucircle para la producción sustentable de envases flexibles

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El material de SABIC será utilizado por el fabricante italiano principalmente para la elaboración de las nuevas soluciones de película S-BOPP.

IRPLAST se une a la iniciativa Trucircle de SABIC al lanzar LOOPP circular y película NOPP renovable para crear envases flexibles sostenibles.

IRPLAST se une a la iniciativa Trucircle de SABIC al lanzar LOOPP circular y película NOPP renovable para crear envases flexibles sostenibles.

IRPLAST, fabricante italiano de películas bio-orientadas para la fabricación de cintas adhesivas impresas, etiquetas envolventes para los mercados de alimentos, bebidas lácteas, cuidado personal y del hogar, seleccionó los polímeros renovables de SABIC de su serie Trucircle que ofrecen la posibilidad de lograr soluciones de materiales de empaque más sustentables, que se pueden implementar de inmediato, sin tener que cambiar la apariencia del empaque o la maquinaria, eliminando así cualquier necesidad de inversión en maquinaria o procesos.

IRPLAST, conocida por su avanzada tecnología de estiramiento LISIM aplicada a BOPP que se realiza en un solo paso en comparación con el proceso estándar de dos pasos, se ha enfocado en la sustentabilidad con importantes inversiones para reducir espesores y ahorrar materias primas y energía.

El portafolio de películas S-BOPP innovadoras y sostenibles de la compañía, que recibió la certificación ISCC a fines de 2019, garantiza la solidez de la cadena de custodia durante todo el ciclo de vida, desde la producción de la materia prima hasta el suministro de empaque. La película renovable de BOPP, denominada NOPP —Natural BOPP— está elaborada a partir del material SABIC PP renovable certificado a partir de materia prima de base biológica. La película circular de BOPP con la marca LOOPP utiliza materia prima elaborada a partir del reciclaje químico de plásticos posconsumo mixtos para producir resinas de calidad virgen. Las películas de S-BOPP resultantes cumplen con rigurosas normativas sobre contacto con alimentos y son 100 % reciclables en corrientes normales de separación de desechos de poliolefinas.

Según los datos de LCA de IRPLAST, en comparación con una película de BOPP equivalente fabricada con recursos de combustibles fósiles tradicionales, cada kg de NOPP de fuentes renovables de origen biológico elimina más de 2 kg de emisiones de CO2 del medio ambiente.

Otra opción sustentable que está desarrollando IRPLAST implica la fabricación de películas LOOPP hechas de polímeros circulares certificados por SABIC que se elaboran a partir del reciclaje de residuos plásticos mixtos de baja calidad que de otro modo se destinarían a la incineración o a los vertederos.

Los polímeros circulares certificados resultantes son de la misma calidad que los polímeros vírgenes con excelentes propiedades mecánicas, de procesamiento y pureza.

Mark Vester, líder de economía circular en SABIC, dijo: “Los materiales de nuestro portafolio TRUCIRCLE ofrecen soluciones integrales. Estamos muy contentos de colaborar con IRPLAST y apoyarlos para brindar soluciones sustentables a la industria del empaque. Con nuestros polímeros circulares y renovables certificados, nuestro objetivo es crear una cadena de valor en la que SABIC, y clientes intermedios clave como IRPLAST, colaboren para reciclar el plástico posconsumo mixto de vuelta al polímero original para envases u otras aplicaciones, permitiendo así la reutilización circular de los recursos naturales”.

Por su parte, Naomi Lunadei, Gerente de Sustentabilidad de IRPLAST, declaró: “Creemos firmemente que el crecimiento sustentable debe convertirse en una prioridad para las empresas que producen y convierten materiales de empaques de plástico. Como productores, somos muy conscientes de nuestras responsabilidades para hacer realidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030 y estamos muy comprometidos con el desafío. Hemos emprendido un camino gradual pero decidido, en consonancia con el desarrollo de nuevos materiales de acuerdo con las Directivas de Envases y Residuos de Envases de la UE. Por lo tanto, hemos presentado dos nuevas líneas de productos innovadores en colaboración con SABIC, una para reducir la huella de carbono de los envases flexibles de BOPP, mientras que la otra introduce la posibilidad de ingresar a la economía circular, con el mandato progresivo de legisladores de todo el mundo”.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Poliésteres PBT y PET: la cristalinidad hace la diferencia

    Para entender correctamente las diferencias en el rendimiento entre PET y PBT necesitamos comparar manzanas con manzanas, es decir las formas de cada polímero en estado semicristalino.

  • Tipos de contaminación durante el reciclado de plásticos

    Son diversos los factores contaminantes que influyen en el procesamiento de materiales reciclados y en la calidad final de los productos fabricados. Aquí, una mirada general a estos aspectos.

  • Unicel reciclado como negocio

    La supuesta dificultad para reciclar el EPS, también conocido como Unicel, le ha valido a este material presiones de tipo ambiental a escala global. Sin embargo en México, un próspero negocio de fabricación de marcos y molduras, convierte estos desechos en materia prima, y demuestra con creces que el EPS sí se puede reciclar.


Temas relacionados