• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
23/10/2019 | 3 MINUTOS DE LECTURA

K 2019 ofreció una clara señal sobre el manejo responsable de plásticos

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En esta edición, la industria del plástico demostró una vez más que los plásticos no solo son materiales valiosos con propiedades sobresalientes, sino que también la industria asume la responsabilidad a lo largo de toda la cadena de valor.

K, la feria líder mundial para la industria del plástico y el caucho, llegó a su fin en Düsseldorf después de ocho días en los que 3,330 expositores de 63 países demostraron que los plásticos siguen siendo un material innovador, indispensable y orientado al futuro.

Así mismo, toda la industria coincidió en la feria en la necesidad de tener economías circulares operativas a lo largo de la cadena completa de materiales y para este fin presentaron soluciones concretas. Este interés también fue compartido por los cerca de 225,000 visitantes de 165 países que se interesaron especialmente en los sistemas de reciclaje, materias primas sostenibles y procesos de ahorro de recursos.

Además, K 2019 se caracterizó por un alto interés en inversión. Según la organización de la feria, la intención entre la audiencia internacional de prepararse para el futuro con las últimas tecnologías fue claramente perceptible.

“K 2019 llegó en el momento correcto. Su enorme importancia para el sector está respaldada por sus altos niveles de aceptación en todo el mundo. Especialmente en tiempos de grandes desafíos, una plataforma como la K no tiene otro lugar donde la industria esté representada de manera tan internacional y completa como aquí en Düsseldorf cada tres años: es indispensable, proporciona orientación y perspectivas, establece impulsos económicos sostenibles, muestra tendencias a futuro y enfoques concretos. La industria y sus asociaciones profesionales disfrutaron aquí de la oportunidad única de presentar soluciones sectoriales específicas y debatir cuestiones de relevancia sociopolítica a escala global”, manifestó Werner Matthias Dornscheidt, presidente y CEO de Messe Düsseldorf.

Por su parte, Ulrich Reifenhäuser, presidente de la Junta Asesora de Expositores en K 2019, quedó absolutamente encantado con los resultados de la feria:

 Ulrich Reifenhäuser. Foto: Messe Düsseldorf.

 Ulrich Reifenhäuser. Foto: Messe Düsseldorf.

“La industria del plástico y el caucho logró demostrar una vez más que los plásticos no solo son materiales muy valiosos con propiedades sobresalientes, sino que también esta industria asume la responsabilidad a lo largo de toda la cadena de valor. Las palabras de moda en K 2019 ‘Reflexión. Repensar. Piensa lateralmente. Piense de nuevo’ se reflejaron en los stands de los expositores. Nunca antes la industria ha abordado un problema de manera tan unánime y ha trabajado en soluciones tan consistentes como es el caso ahora en los campos de compatibilidad ambiental, ahorro de recursos y evitar el desperdicio. Hay un espíritu de nuevas salidas que prevalece en la industria y la dinámica actual es abrumadora”.

Y el estado de ánimo positivo que prevaleció en K 2019 también hizo eco en la demanda concreta en los stands de exhibición: “Se hizo evidente que la demanda global de maquinaria y materias primas innovadoras es particularmente alta en este momento, a pesar de las tensiones actuales en el comercio mundial o el clima de negocios en algunos sectores de consumo. La K de este año superó con creces nuestras expectativas y fue capaz de generar un impulso clave para una gobernanza sostenible y nuevos modelos de negocio”, dijo Reifenhäuser.

Una vez más, K fue capaz de sumar puntos como una plataforma de primer

Foto: Messe Düsseldorf.

Foto: Messe Düsseldorf.

nivel donde muchos productos y aplicaciones que marcan tendencia se presentaron al público mundial por primera vez. Las innovaciones no solo fueron admiradas, sino que también se llevaron a cabo muchas negociaciones concretas y se firmaron contratos. “Encontramos que la propensión a invertir es extremadamente alta en todas las naciones. En particular, los negocios con nuevos clientes fueron muy positivo este año”, comentó Reifenhäuser.

Para los invitados de todo el mundo, la inversión en expansión se ubicó en una posición particularmente alta en la lista, especialmente en extrusoras y líneas de extrusión. La encuesta entre los visitantes también mostró que el interés en maquinaria y equipo para la recuperación y reciclaje de plásticos es notablemente mayor en el extranjero que en Alemania.

Los materiales flexibles —cauchos y elastómeros termoplásticos (TPE)— también despertaron gran interés. Aunque el segmento de elastómeros ha sido tradicionalmente más pequeño que la gama de plásticos en K, hubo un número sorprendentemente alto de empresas que presentaron productos y servicios específicos de elastómeros, ya sean materias primas, aditivos y compuestos o máquinas y equipos especiales para recuperación y conversión.

Después de Alemania, los países con mayor representación durante la feria fueron Italia, los Países Bajos, India, Turquía y China, seguidas de los Estados Unidos. Se destacó un incremento en el número de visitantes profesionales de Rusia, Japón y Brasil.

La próxima K Düsseldorf se celebrará del 19 al 26 de octubre de 2022.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Resuelva siete problemas comunes en peletizado

    Encuentre aquí una guía rápida sobre cómo mantener su línea de peletización produciendo material de calidad.

  • La investigación aplicada al procesamiento y reciclado de los plásticos

    El procesamiento de PET y el reciclado de plásticos son temas de sumo interés para la industria. Iniciando con este número presentamos una serie de columnas que abordan este tema.

  • Unicel reciclado como negocio

    La supuesta dificultad para reciclar el EPS, también conocido como Unicel, le ha valido a este material presiones de tipo ambiental a escala global. Sin embargo en México, un próspero negocio de fabricación de marcos y molduras, convierte estos desechos en materia prima, y demuestra con creces que el EPS sí se puede reciclar.