15/11/2018 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Millonaria inversión en centro de manufactura aditiva en Querétaro

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Con una inversión de 1.5 millones de dólares, Stratasys y Tridi pondrán a disposición del mercado mexicano la manufactura aditiva de piezas y partes en termoplásticos de alta ingeniería, así como metales y otros materiales.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En el marco de Formnext 2018, la feria de impresión 3D y manufactura aditiva más grande del mundo celebrada en Alemania, Stratasys dio a conocer su expansión en el mercado mexicano a través de Tridi, quienes en conjunto invertirán 1.5 millones de dólares en tecnología de manufactura aditiva.

“Hemos visto el potencial del mercado mexicano; la industria comienza a confiar en las tecnologías y se ha comprobado que la impresión 3D no es únicamente para prototipos rápidos y conceptuales, también es ideal para la validación de piezas funcionales resistentes a altas temperaturas y fuerzas mecánicas, así como ayudas de herramientas de manufactura para eficientizar costos y tiempo en los procesos actuales de manufactura. Finalmente nuestros clientes ya ven la impresión 3D como reemplazo de la inyección de plástico en corridas de manufactura corta.”, comentó Sebastián Romo, Director General de Tridi y Empresario del Año de Querétaro.

Por su parte, Tridi, empresa 100% Mexicana con origen en Querétaro y 5 años en el mercado, planea ampliar sus operaciones a nivel nacional con representantes y aliados. El proyecto propone expandir su capacidad de manufactura 10 veces en los siguientes 3 años y ser el aliado principal de la industria mexicana en temas de manufactura aditiva, ofreciendo materiales y tecnologías que no están disponibles en México, pero que actualmente la industria demanda. Por primera vez, el mercado industrial mexicano podrá acceder de manera local a todas las tecnologías de impresión 3D como por ejemplo la Fortus 900 mc, un equipo con valor de 700,000 usd, con capacidad para manufacturar piezas de hasta 90x60x90 cm, siendo la máquina más grande de servicio industrial en el país.

“Ahora más que nunca, hará sentido utilizar la impresión 3D como método alternativo a la manufactura convencional en México. Nunca antes se había tenido acceso a tecnologías como estas de manera local. Con nuestra alianza con Stratasys, podremos ofrecer al mercado mexicano la mayor gama de materiales de impresión 3D, así como los precios más competitivos de manufactura aditiva disponibles hasta ahora”, aseguró Romo.

Actualmente, Tridi atiende a más de 600 clientes de la región y planean cerrar 2019 con 1,500 clientes alrededor del país principalmente de la industria aeroespacial y automotriz. A partir de ahora, Tridi pone en marcha estos nuevos equipos y en Enero promete traer nuevas noticias para la industria nacional en el  marco del 5to aniversario de la compañía.

 

Desde hace 5 años, Tridi se ha ido posicionando como el aliado de manufactura aditiva e impresión 3D de la industria mexicana.
Desde hace 5 años, Tridi se ha ido posicionando como el aliado
de manufactura aditiva e impresión 3D de la industria mexicana.

 

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos