06/08/2019 | 4 MINUTOS DE LECTURA

Molderos: a aprovechar las oportunidades del T-MEC en Meximold

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Meximold incluirá un encuentro de proveedores en el que se realizarán más de 200 citas de negocios entre quienes demandan moldes en México y quienes están en la capacidad de producirlos y/o repararlos.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La coyuntura que está viviendo la industria de manufactura en México favorece ahora, más que nunca, la integración de la producción nacional dentro de las cadenas de proveeduría de las empresas instaladas en el país. Esto se explica por varios factores que hacen de 2019 el año de la “tormenta perfecta” para el sector de moldes, herramentales y troqueles.

Las previsiones de gremios como la Industria Nacional de Autopartes (INA) y de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) indican que para 2021 la demanda de autopartes alcanzará los USD 93,000 millones. Esto, según la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles, derivará en que OEMs y los eslabones de la cadena de proveeduría busquen opciones rentables y sustentables que les garanticen servicios locales de mantenimiento de moldes y cambios de ingeniería, adquisición competitiva de moldes, una reducción significativa en los elementos de valor no agregado y en inventario, e interacción local con fabricantes de moldes para el diseño de productos.

A lo anterior se suma que una vez entre en vigor el renovado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la cuota de exigencia de contenido regional para la industria automotriz pasará del 60% a 75% lo que obligará a la industria a buscar nuevos proveedores para sustituir las importaciones que vienen principalmente de Corea del Sur, de Japón, de China y Alemania, por productos manufacturados en México.

En cifras concretas, según René Mendoza, coordinador Nacional de la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM), esto significa que si en 2018 México importó insumos para la industria automotriz por alrededor de USD 52.000 billones, esa cantidad se tendrá que reducir y, por este concepto, la industria mexicana podría llegar a captar nuevos negocios por más de USD 22 billones.

“Si antes era una estrategia de negocios el buscar proveedores en México para las empresas multinacionales, en este 2020 no solo va a ser una oportunidad de negocio, sino que va a ser una necesidad porque las reglas de operación así lo están requiriendo en el nuevo tratado”, añade Mendoza.

René Mendoza, René Mendoza, coordinador Nacional de la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM).

René Mendoza, coordinador Nacional de la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM).

El directivo del CAPIM agrega que las oportunidades no se restringen al suministro de nuevos productos, sino que también se extienden a la reparación de los importados. “Muchas empresas instaladas en México compran sus moldes en China y cuando llegan no sirven y tienen que contratar a la empresa mexicana para que les haga las adaptaciones o el mantenimiento que requiere ese molde. Ese es un mercado importante de negocio y hay una cantidad importante de empresas que requieren ese servicio”.

Este es el panorama que motivó a la organización de Meximold —evento que se realizará del 20 al 21 de noviembre en Querétaro— a incluir dentro de su oferta de exposición y conferencias, un encuentro de proveedores en el que se realizarán más de 200 citas de negocios entre quienes demandan moldes en México y quienes están en la capacidad de producirlos y/o repararlos.

El encuentro contará con el respaldo y experiencia del CAPIM que, a través de una plataforma tecnológica que ha probado su efectividad en 10 años de funcionamiento, se encargará de hacer el filtro entre la demanda que tiene la industria y las capacidades de producción de los molderos mexicanos.

“Nosotros convocamos a los principales grandes consumidores de moldes en el país para que nos detallen cuáles son sus requerimientos de compra y publicamos esa demanda dos meses antes de Meximold para que los proveedores puedan identificar esas oportunidades y decidir en cuáles tienen capacidad de manufacturar”, explica Mendoza.

El encuentro está abierto tanto para los participantes y proveedores de Meximold como para quienes hacen parte del registro del CAPIM. Una vez estén cargados en el sistema todos los requerimientos de demanda, los interesados en ofertar podrán inscribirse en la plataforma, solicitar la cita al comprador y este último se encargará de evaluar el perfil productivo del aplicante y sus capacidades para, finalmente, agendar una cita de negocios.

“De esa manera, los proveedores van a llegar al evento van a poder también tener una cita directa con agenda establecida, el día y la hora en el que se verán con un comprador que ya sabe que necesita lo que ellos producen, y ese comprador ya inclusive revisó su perfil y lo agendó porque le vio posibilidades de hacer negocio”.

De este formato, Mendoza destaca que, al ser un nicho tan especializado, los compradores que asisten a las citas de negocios son los más especializados en el ramo por lo que “el que va sabe perfectamente el lenguaje que tiene que hablar con el proveedor lo que acelera mucho el proceso de negocios. Sin duda van a encontrar en este evento a compradores principalmente con poder de decisión y conocimientos técnicos para acelerar su proceso de vinculación de negocios”, puntualizó.

Para requerimientos de compradores, solicitud de citas y otra información relacionada con el Encuentro de Proveedores visite próximamente www.meximold.com y www.capim.com.mx

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos