| 2 MINUTOS DE LECTURA

Nuevo envase de Nivea será fabricado con polipropileno renovable

Beiersdorf innova en el empaque de su gama de cremas faciales Nivea Naturally Good con el uso de polímeros renovables certificados de Sabic.

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Los envases para las cremas faciales Nivea Naturally Good, de Beiersdorf, están fabricados con resina de polipropileno (PP) de origen biológico de Sabic.

Los envases para las cremas faciales Nivea Naturally Good, de Beiersdorf, están fabricados con resina de polipropileno (PP) de origen biológico de Sabic.

La resina de polipropileno (PP) de origen biológico de Sabic, que forma parte de su cartera Trucircle, se utilizará para la producción de los envases para las cremas faciales de día y noche Nivea Naturally Good, de Beiersdorf. El envase se introducirá gradualmente en los puntos de venta de todo el mundo a partir de junio de 2021 y hará una contribución importante para ayudar a Beiersdorf a reducir el uso de PP virgen de origen fósil.

El nuevo producto permite el cumplimiento de los Objetivos de Envases Sostenibles 2025 de Beiersdorf con los que la compañía busca la reducción de uso de plástico virgen de origen fósil para sus envases de productos cosméticos en un 50 %.

Además, los nuevos frascos sostenibles de Nivea se inscriben en la Agenda de Sostenibilidad Care Beyond Skin, mediante la cual la compañía alcanzará una reducción significativa de sus emisiones de carbono y, por ende, de su huella ambiental.

Esta agenda ha establecido tres objetivos principales de empaque que deben lograrse para 2025 en comparación con 2019: hacer que todos los empaques del grupo sean 100 % recargables, reutilizables o reciclables; aumentar la proporción de materiales reciclados en envases de plástico al 30 %; y reducir el uso de plásticos vírgenes de origen fósil en un 50 %.

“Estamos entusiasmados de implementar este importante cambio en el empaque de nuestros productos de la marca Nivea y de ser los primeros en el mercado masivo del cuidado de la piel en utilizar polipropileno hecho de materia prima de base biológica de segunda generación a nivel mundial”, dijo Michael Becker, director de Desarrollo Global de Embalajes en Beiersdorf.

“Junto con Sabic, hemos dado un gran paso en la transformación de los envases convencionales basados ​​en materiales fósiles en el segmento de cosméticos y cuidado de la piel hacia alternativas de materiales totalmente sostenibles”.

Según Abdullah Al-Otaibi, director general de Ingeniería de Termoplásticos y Soluciones de Mercado para Petroquímicos en Sabic: “Los envases de cosméticos que utilizan nuestras poliolefinas renovables certificadas pueden ser fundamentales para minimizar el agotamiento de los materiales fósiles en una amplia gama de productos de consumo masivo. El nuevo envase de NIVEA puede servir como modelo a seguir en esta búsqueda. Nuestros materiales de fuentes renovables facilitan el cambio de aplicaciones existentes basadas en fósiles sin comprometer la pureza, calidad, seguridad o conveniencia. SABIC está decidida a ayudar a sus socios colaboradores a beneficiarse de este potencial”, continuó el directivo.

De otro lado, el nuevo envase de Nivea es un ejemplo de colaboración en la cadena de valor de tres vías, acelerando el tiempo desde la implementación de la idea hasta los estantes de los minoristas. Al trabajar con Sabic y Berry Global, socio ascendente del dueño de marca para la producción de envases para productos destinados al cuidado facial, Beiersdorf logró avanzar en el proyecto desde el concepto hasta la implementación en solo nueve meses.

“Necesitamos estas sólidas asociaciones a lo largo de la cadena de valor y estamos muy contentos de haber podido establecer e implementar una cooperación tan buena con nuestros proveedores Berry Global y Sabic”, agrega Isabel Hochgesand, directora de adquisiciones de Beiersdorf.

Sabic informó que los polímeros renovables certificados (PE y PP), derivados de materias primas renovables de segunda generación como residuos de aceite resultantes del proceso de fabricación de pasta de madera en la industria del papel, no compiten directamente con las fuentes de producción de alimentos para humanos.

CONTENIDO RELACIONADO