Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Según Polyplastic, la introducción de nanotubos en nylon cambia drásticamente sus propiedades, incluyendo su conducción eléctrica, lo que permite utilizarlo en una línea estándar para pintar piezas de plástico.

Según Polyplastic, la introducción de nanotubos en nylon cambia drásticamente sus propiedades, incluyendo su conducción eléctrica, lo que permite utilizarlo en una línea estándar para pintar piezas de plástico.

En los últimos años, hemos informado sobre los nanotubos de grafeno Tuball, de OCSiAl, con sede principal en Luxemburgo (oficina de Estados Unidos en Columbus, Ohio), y su uso evolutivo en termoplásticos.

La noticia más reciente nos llega del fabricante ruso de materiales compuestos Polyplastic, que últimamente se ha centrado en la adición de Tuball al nylon 66 con relleno de vidrio para su uso en aplicaciones automotrices. La compañía, que cuenta con instalaciones, centros de I+D y equipos de ventas en toda Rusia, está vendiendo sus materiales a nivel mundial a través de sus socios, incluidos Borealis, DuPont y KraussMaffei.

Fuentes de OCSiAl señalan que los fabricantes de equipos originales de sector automotriz de todo el mundo están mostrando un gran interés en los nuevos polímeros con nanomateriales. Esto es el resultado de la transformación continua de la industria automotriz, los requisitos ambientales cada vez más estrictos y la transición a los vehículos eléctricos.

Se ha demostrado que la modificación de plásticos con nanotubos de grafeno da lugar a resultados impresionantes en recubrimientos antifricción y antidesgaste, así como en piezas exteriores pintadas mediante el método de pintura electrostática.

Polyplastic ha desarrollado una serie de materiales poliméricos nanocompuestos utilizando nanotubos de grafeno Tuball, de OCSiAl, con el último desarrollo de un nylon 66 con relleno de vidrio nanomodificado, vendido bajo el nombre comercial Armamid. Según la compañía, introducir apenas un 0.15% en peso del concentrado de nanotubos de grafeno Tuball Matrix 826 en el nylon 66 da como resultado la resistividad de aislamiento de 10^6 a 10^8 Ω cm requerida por los estándares de la industria, mientras se conservan las propiedades de resistencia del material.

Según la compañía, la introducción de nanotubos en nylon cambia drásticamente sus propiedades, incluyendo su conducción eléctrica, lo que permite a los fabricantes utilizarlo en una línea estándar para pintar piezas de plástico. Esto reduce significativamente el costo de producción, haciéndolo más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. A diferencia de los métodos utilizados anteriormente, la nanomodificación del nylon garantiza un nivel de resistividad constante y no tiene un efecto adverso en la durabilidad del material.

Según OCSiAl y Polyplastic, la producción de piezas exteriores de automóviles hechas de Armamid con relleno de vidrio con nanotubos de grafeno es una solución innovadora para la industria automotriz. Las pruebas de preproducción de un guardabarros de automóvil pintado electrostáticamente hecho de un polímero conductor están programadas para comenzar antes de fin de año. Mikhail Katsevman, director de I+D de Polyplastic, dijo: "Los impresionantes resultados que ya vemos hoy confirman que el futuro de muchas industrias puede estar asociado con materiales modificados con nanotubos, y Polyplastic tiene el potencial de investigación y producción necesario para lograrlo".

Mientras tanto, también se están desarrollando tecnologías para introducir nanotubos de grafeno en otros polímeros, como PE, ABS y PP. La nanomodificación de PP para componentes de vehículos eléctricos de peso reducido es un enfoque clave, según OCSiAl.

CONTENIDO RELACIONADO