Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En un reciente comunicado, la Asociación que agremia a las industrias del plástico en los Estados Unidos manifestó su beneplácito tras la aprobación del proyecto de ley que busca mejorar la infraestructura nacional para reducir los desechos marinos, la realización de más investigaciones sobre detección y limpieza de los océanos, así como fortalecer la cooperación internacional para resolver este problema ambiental.

El proyecto de ley también recalca la necesidad de la generación de un informe sobre los incentivos económicos que deben ser diseñados para estimular nuevos mercados finales a fin de fabricar más productos que utilicen como materia prima plásticos reciclados dentro de un año a partir de la fecha de promulgación de la ley.

El proyecto aguarda ahora la firma presidencial para convertirse en ley federal luego de la aprobación, a inicios de este año, de la Cámara de Representantes.

“Nuestra industria se enorgullece de trabajar con legisladores federales que buscan proteger el medio ambiente”, dijo Tony Radoszewski, presidente y director ejecutivo de PLASTICS. “Hemos trabajado durante años para apoyar con la aprobación de la Ley Save Our Seas original, incluida esta última mejora, y esperamos una mayor cooperación”.

Y continuó: “Los plásticos ayudan a las personas a vivir vidas más largas y saludables, proporcionando empleos y crecimiento económico. La gestión adecuada de todos los residuos, no solo los plásticos, permitirá que las personas de todo el mundo sigan disfrutando de los beneficios de este material”, concluyó el directivo.

La Asociación insiste, además, en su apoyo para la generación de leyes federales que busquen educar a los consumidores sobre el valor del plástico, incluidas aquellas que promuevan la reutilización, reutilización y reciclaje de este valioso material. Así mismo, PLASTICS lidera otras iniciativas basadas en el manejo de los desechos marinos, como son Operation Clean Sweep y Global Plastics Alliance y su proyecto New End Market Opportunities (NEMO) que presenta aplicaciones prácticas al final de la vida útil de envases de plástico para fabricación de asfalto, así como para autopartes.

El mes pasado, complementando elementos de la Ley Save Our Seas 2.0, la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos anunció la financiación de una iniciativa para el manejo de desechos plásticos oceánicos por valor de 2,500 millones de dólares con el objetivo principal de incentivar las inversiones en infraestructura de gestión de residuos en los países en desarrollo.

CONTENIDO RELACIONADO